USUARIOS
 MENU
europa

BCN - Tamas Veres

9-6-2014

No sé que esperaba de Barcelona.  Creo que la gente que me contó sobre Barcelona aumentaron mis expectativas.  Qué era vibrante, dinámica, viva e inmediatamente  querría mudarme ahí, compraría una bandera catalana y lucharía por la libertad de Catalunya o algo así me imaginaba.

Bueno, estaba muy contento de mi viaje (aunque mi amiga ha cancelado), por fin unos días de "relax" y música y conciertos de Primavera Sound. Pero al principio quedamos con mis amigos, que me visitaron en Gijón. Caminamos por la ciudad: Fuimos por la Rambla (no me gustó, demasiados turistas), la playa (el mar era muy sució). Qué te pasa Barcelona? Estoy aquí, pero no me quieres mostrar tu belleza?

Pero cuando pasamos por el Parque de Ciutadella empezé a sentir algo de la hermosa de Barcelona: el parque, el Arc de Triumph, fue una pena que tenía que ir a coger mi abono de festival. Durante este viaje no pasó nada, el trasporte publico es muy sencillo, y también Barcelona no es tan grande como Madrid o quizás tampoco como Budapest. Pero cuando llegué y subí del metro empezó a llover. Barcelona, no me quieres, verdad? Al final del día fuimos a la playa para tomar unas cervezas y para saludar a mis amigos. Y ellos se marcharon otra vez.

Me dejaron en Barcelona solo!

Seguí el día siguiente cambiando mi hostal (porque estuve estupido: intenté buscar alguien en couchsurfing, mandé 100 mensajes, pero nadie me contesto, y también he leido que Barcelona es infame por estar dificíl encontrar anfitrión, y reservé camas muy tarde), así que en Barcelona me alojé en 4 diferentes lugares (tres hostales y en casa de un amigo), pero no me importó al menos pude conocer las diferentes partes de Barcelona.

Bueno el festival empezó y fue increíble: he visto muchos conciertos que me encantaron (excepto 2 pero es un buen percentaje).  Lo pasé con chicos y chicas de Holanda, Austria, Finlandia, Alemani y España (lo unico malo fue que casi no hablé español, creo que más de la mittad de la gente era extranjera), y el sitio también es muy interesante. Genial!

La última noche del festival, fuí a mi hostal en Grácia, pero antes de entrar tuve una idea, por qué no voy a Parque Güell para ver el amanecer. Me sorprendió que estuviera abierto, y no me arrepentí mi idea. De hecho fue mi mejor idea.

Todo el tiempo estuve solo en el parque Güell (que raro que nadie tuviera la misma idea) sin turistas, sin nadie. Solo yo, el amanecer y la maldita Barcelona, que finalmente me mostró su verdadera cara. Fue el momento que me enamoré. Y al día siguiente, aunque dormí una hora, seguí mi visita por la ciudad lleno de energía.  Tranquilamente, descansando en los parques, mirando la gente, caminando por Grácia, tomé café con leche (a relaxing  cup of café con leche! Al Anna Botella)

Mi última noche, Dani, un amigo de mi hermana me alojó. Vive en Sant Andreu, un barrio más tranquilo, pero guapo también. Lo pasamos juntos, fuimos a un mirador en coche para ver la ciudad, hablábamos español (pero fue una sorpresa cuando el me preguntó si quisiera seguir en inglés, la segunda sorpresa fue cuando yo dije que no,  yo prefiero español) pero pienso que fue quizás porque estaba exhausto, no podía hablar como una persona normal.

El fue muy agradable y guay, también el lunes me llevó a la estación.

No sé que esperaba de Barcelona. Barcelona es vibrante, dinámico, vivo, pero siempre las cosas pequeñas son lo de te acuerdas. El amanecer solo, Dani mi anfitrión, los nuevos amigos de Primavera Sound, Grácia, viajar solo, o solamente estar sentando en un parque mirando a la gente. Creo que en estos días fueron los más felizes en estes nueve meses, o quizás que en mi vida.

Merci Barcelona, tot bé!

Háganos llegar su comentario

ENLACES