USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Preocupaciones innecesarias - Lilli Martin Dominguez desde Gijón

Han pasado muchas cosas en las dos últimas semanas. Pasaron cosas hermosas, pero también cosas que me daban miedo. Pero en retrospectiva, nada es tan difícil como pensabas que sería.


Me gustaría empezar por las experiencias bellas. El viernes de la semana pasada salí de fiesta por Gijón por primera vez. Por supuesto, esto también significa que bebí mucha sidra y me desperté a la mañana siguiente con un poco de dolor de cabeza. Fue muy divertido bailar en un bar y escuchar mucha música española.


Esta semana, el martes, fuimos a un zoo en Oviedo con nuestra mentora. En el zoo había muchos animales bonitos para ver pero creo que los animales necesitan mucho más espacio y por ejemplo los lobos deberían vivir en manada.

Después de la visita al zoo, fuimos a una agradable cafetería de Oviedo y me comí un delicioso croissant.

                


Ahora llegamos a situaciones que han desencadenado el miedo en mí.

Esta semana, el lunes, tuve que trabajar sola con un grupo de inglés de la escuela Taller del Ayuntamiento de Gijón sin Ola, la otra voluntaria. En este grupo, hay grandes diferencias entre los niveles del inglés. Algunos hablan muy bien inglés y los demás están empezando a aprenderlo, así que es más fácil dividir el grupo, pero no puedo hacerlo cuando estoy sola. Por lo que estaba muy nerviosa, no sabía si podría gestionar el grupo yo sola. Pero me las arreglé para encontrar cosas que el grupo pudiera hacer juntos y realmente no tenía motivos para estar nerviosa.

El grupo de inglés no fue lo único que me puso nerviosa el lunes. El lunes tuve que ir a un instituto para ayudar con las clases de alemán. Estaba nerviosa porque nunca había estado en el insti y no sabía dónde estaba la entrada ni lo bien que hablaban alemán los alumnos. Tardé mucho en encontrar la entrada, pero el nivel de alemán de los alumnos es muy bueno y fue divertido hablar con ellos.


Esta semana también han empezado los grupos de conversación del CMX y los miércoles dirijo el grupo de conversación en alemán. Y otra vez estaba nerviosa porque no sabía qué esperar. Estaba preparada para enseñar a la gente cosas fáciles como presentarse, pero me sorprendió lo bien que todo el grupo habla alemán.


Aprendí de las últimas dos semanas que no debería preocuparme tanto y que todo se solucionará de algún modo y no tengo por qué tener tanto miedo.

 

 

 

<< volver

Te interesa

Una semana más en mi vida-Lilli Martin Dominguez desde Gijón

El sábado fui a Lastres con unos amigos. Había estado allí hace 5 años con mis padres y mi hermana. Es un pueblo precioso al lado del mar...

La Ola española: semana 21 ☀️

¡Hola de Ola!

¿Has oído sobre "Operación triunfo"? Si no, por supuesto que vas a oír sobre esto muy pronto...

Mucho carnaval-Lilli Martin Dominguez desde Gijón

Esta semana he hecho bastante, pero también porque era carnaval.

En Alemania, el carnaval empezaba el jueves y terminaba el martes, pero aquí en Gijón es un poco diferente...