USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Bailando salsa en el sótano de una iglesia - Ana Arresti desde Alemania

Como dice el dicho, al mal tiempo buena cara, así que para combatir nos fuimos a bailar salsa. Sé que puede sonar un poco raro pero unos amigos me invitaron a bailar salsa y bachata al sótano de una iglesia, ¡Cómo iba a decir que no a esa proposición! Así que ahí fuimos. Ese día conocí a Ana, mi pupila, una chica a la que nunca se la acaba la energía y que se ha recorrido todas las cafeterías de la ciudad. También conocí a Yijon, que me enseñó a bailar bachata, además de chino mandarín.


Al día siguiente fuimos los tres al famoso Mundolingo, un evento en el que llevas la bandera de los idiomas que quieres practicar. Es una especie de Tandem gigante, donde puedes terminar haciendo amigos de cualquier parte del mundo, mientras juegas al ping-pong en círculo. 

 

En el trabajo las cosas estaban más tranquilas, estaba intentando encontrar mi lugar dentro del festival. Finalmente, me decanté por redes sociales y fotografía; dos campos en los que ya tengo experiencia y disfruto haciendo. De esta manera me incorporé al equipo de Durch lila Nebel, un proyecto sumamente complejo a nivel emocional, y del que he aprendido tantísimo.

 

Por otra parte, Migration Miteinander, la organización que planifica este tipo de voluntariados en Alemania, hizo una reunión presentar para los voluntarios de la región. Ese día, por fin, conocí a otros voluntarios. Encontrar a un grupo de personas tan diversas, con las que compartes las mismas inquietudes es muy reconfortante. Después de pasar una intensa mañana compartiendo nuestras vivencias, fuimos a un pequeño restaurante local donde pudimos comer hasta reventar platos típicos libaneses.

  

Para terminar bien el mes, asistí a la fiesta de bienvenida de los estudiantes Erasmus. En este evento nos regalaron una bolsa con un pequeño kit de supervivencia. Después de una corta charla y de presentarnos al equipo de ESN de Colonia, nos separaron por equipos, cada equipo debía completar una serie de tareas. Al final de la yincana nos reunimos todos de nuevo para conocer al resto de equipos y dar el primero al equipo ganador. Por suerte o por desgracia, esa tarde estuve tan desconectada del móvil que se me olvidó sacar foto.

Al día siguientes, unos cuantos decimos quedar para cocinar platos típicos de nuestro país. Y como no, hice croquetas. 

 

<< volver

Te interesa

Un viaje lleno de aventuras- Esteban Vargas desde Lituania

Empezó en el aeropuerto de Sevilla, tras tres aviones llegué al aeropuerto de Vilnius, Lituania para al día siguiente coger el tren hasta Kaunas, donde estoy haciendo voluntariado durante un año con...

La recta final- Michelle Gómez desde Alemania

Hola! Escribo esto con tanto retraso que se me hace complicado recordar que me preocupaba o que sentimientos y expectativas tenia hace un mes, !Eso quizá os dice algo de cómo es la vida aquí y en este programa! 

Mucha comida- Claudia Díaz-Pedregal desde Alemania

Estos meses han sido moviditos, hice un viaje por carretera a la selva negra, visitamos un castillo, fuimos a Estrasbugo, una ciudad preciosa en el noroeste francés...