USUARIOS
 MENU
europa

Europa

ACT FOR CHANGE - Esther Fernández desde Rumania

Holaa! Soy Esther, tengo 18 años y llevo 4 meses siendo voluntaria en Rumanía.

Primero que todo quiero decirte que, si estás pensando en embarcarte en una experiencia como esta, HAZLO, sin ninguna duda.

  

Mi voluntariado consiste en ir a centros escolares y hacer actividades con ellos en cuestión del nivel de discapacidad que tengan. Son 6 meses en los que tienes la oportunidad de conocer muchas culturas, si lo estás buscando, mejorar tu nivel de inglés y a abrirte a todo lo que compromete ir a vivir a otro país.

Al acabar bachiller y la selectividad no tenía muy claro que hacer con mi vida :D. Mi madre y yo llegamos a la conclusión de que la opción de irme de voluntariado era buena, se lo comenté a una de mis mejores amigas, Lucía, le gustó la idea y desde ahí, empezamos a mandar el "currículum" y la carta de presentación a todo proyecto que tuviese los siguientes requisitos: estar con niños y poder ir las dos juntas.

ACT FOR CHANGE, mi primera y única "entrevista" (entre comillas porque es una videollamada informal en la que te preguntan porque quieres ser voluntaria y alguna cosilla más). Al principio estaba muerta de los nervios, estos se fueron en cuanto vi que no era tan serio como me pensaba que iba a ser y me divertí bastante hablando con ellos. Al final vino la pregunta del millón, "en el caso de que me cogieseis, mi amiga tiene también una entrevista con vosotros, ¿sería posible irnos juntas?", no pusieron ninguna pega. Acabé la entrevista y dije, Lucía, nos vamos a Craiova.

  

Después de 7 horas en bus hasta Madrid, otras 7 en el aeropuerto y casi 4 en el avión. Llegamos a la que será nuestra casa 6 meses (o eso pensábamos), "Sucpi". Vemos por fin en persona a Laura, una toledana con la que ya habíamos hablado por WhatsApp y a Maëlle una chica francesa de 21 años.

Nos dieron la oportunidad de estar en la primera semana haciendo "shadowing" en los workshops para que viésemos un poco como trabajaban y hacían las actividades (cosa que la verdad se agradece bastante porque al principio siempre cuesta integrarte).

A partir de ahí, me empecé a dar cuenta que el grupo de voluntarios, Laura, Maëlle, Diogo, Huseyin, Lote, Louisa, Luna y Line, eran como una familia, mi familia para los siguientes meses.

 

No tardé en sentirme muy a gusto trabajando ya que aquí te dan toda la libertad que quieras para elegir qué hacer, con qué jugar y a dónde ir.

El hecho de "independizarte" con una amiga y a los 18 siempre trae experiencias nuevas, como, por ejemplo, hacer la compra semanal. Una de las aventuras fue el hecho del cambio de moneda. En Rumanía usan los Lei, 1€ equivale a casi 5lei, por eso el infarto que nos daba cada vez que veíamos el ticket:D

La verdad que resumir 4 meses es MUY difícil y más si cada día pasa algo nuevo.

En cuanto a amistades, a pesar de que todo el grupo de voluntarios con los que empezamos, ya se han ido porque ellos llegaron en octubre, no me olvidaré nunca de mi letona favorita, una chica de 19 años con mi mismo sentido del humor. Por cosas como esta, la elección de haber venido a Craiova es de las mejores que he hecho en mi vida.

  

Como al mes de estar aquí, formamos un grupo Mary, una andaluza de Collejares, Angie, una ecuatoriana de las Galápagos, Lucía y yo, grupo el cual se volvió inseparable.

Como nunca sobra, he de hablar de las fiestas aquí. Nada comparado a España, peeero, te da la oportunidad de conocer a muchísima gente nueva. Así es como entablamos amistad con una secta (se llaman ellos así) árabe, de los chicos más majos y acogedores que he conocido nunca.

En cuanto a experiencias dramáticas durante el voluntariado cuento bastantes pocas:

Las despedidas por su puesto siempre son malas. Actualmente estamos Nurhayat, Kaan, Dorian, Loïc, Lucía y yo, un grupo totalmente diferente al anterior.

Ya no vivimos en Sucpi, nos mudamos a Ramada, piso en el que solo estamos viviendo las asturianas y cada una tiene su propia habitación con cama matrimonial, al final el cambio no fue tan malo, pero queríamos mucho a nuestro pisito:,)

Mis amigos no me quieren venir a visitar. Si sigues leyendo esto, lo siento por la tremenda chapa. Ojalá tengas en mente hacer un voluntariado y espero que mi experiencia te haya servido de ayuda para elegir jiji. 

  

 

<< volver

Te interesa

La Ola española: semana 22 ☀️

¡Hola de Ola!

¿Eres un@ voluntari@ en Gijón y cantas? Tengo una proposición para ti...

Aquí sólo llueve-Lilli Martin Dominguez desde Gijón

Ahora mismo llueve en Gijón y estoy harta de tanta lluvia. Necesito que vuelva a hacer buen tiempo. Cuando llueve tanto, simplemente no tengo motivación para salir de casa...

Una semana más en mi vida-Lilli Martin Dominguez desde Gijón

El sábado fui a Lastres con unos amigos. Había estado allí hace 5 años con mis padres y mi hermana. Es un pueblo precioso al lado del mar...