USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Patatas bravas en la radio o la tortilla ha tomado un lugar en mi corazón - Claudia Hahn desde España

Como lo anuncié: Llegaron mis primeras despedidas. Tuvimos nuestra última sesión con los grupos de inglés del lunes y dos Au Pairs con las que me llevaba muy bien, se fueron para casa. Por eso, el viernes fui a Salinas para tomar el último café juntas. Cogí el autobús para Avilés y caminé de Avilés a Salinas. Y sí, hay gente loca que va andando de Avilés a Salinas, es una hora. Si alguien se pregunta ¿¿¿por qué no has cogido el autobús???
Porque las conexiones de Alsa no eran buenas y hubiera tenido que esperar mucho para coger el próximo autobús para Salinas. Así que era más rápido hacer el camino andando.

Sin embargo, no lo recomiendo porque el paseo no es muy bonito. Por si acaso alguien piensa en hacerlo... Además, luego me dijeron las chicas que hay otros autobuses cada 20 minutos entre Avilés y Salinas...

  

Aparte de eso, fue muy guay ver a las chicas después de mi estancia en Andalucía y también para conocer Salinas. Las olas de allí son impresionantes y ahora entiendo mejor por qué se dice que es un muy buen lugar para hacer surf.

  

Al día siguiente fue la despedida oficial de todo el grupo. Fuimos a un restaurante de hamburguesas y después fuimos a la playa. De verdad, ese día una u otra lágrima se derramó. Sin embargo, lo más divertido fue cuando una chica de repente se desvistió para bañarse. Sin embargo, dijo que lo había hecho ya en enero. Cada uno a lo suyo, diría. xD

Para el taller de inglés juntamos los dos grupos (el grupo de turismo y el grupo de informática) para jugar "Lo amas o lo odias"- un formato de un canal de YouTube. La gente tiene que tomar una posición y tiene que decir si odia o ama una cosa (por ejemplo las películas de terror o planificar las vacaciones). Así se anima muy bien a los chicos para que hablen. Claro, por ejemplo no me gustan las películas de terror pero no significa que las odie. Quizás simplemente no suelo verlas porque prefiero otro tipo de películas. Así que la gente está en una posición defensiva y explica por qué dijo que "odia" las películas de terror. La tarea fue muy guay, también para conocer mejor a los chicos. Después fuimos a una cafetería y jugamos a "Quién soy?" en inglés. Fue una bonita manera de acabar el trabajo con ellos. (En alemán diría: Es war ein schöner Ausklang, algo que no puedo traducir porque en español no existe el verbo "ausklingen" o "etwas ausklingen lassen". Me enteré de esto cuando quería preguntar en un email a la profe del instituto si podemos ir a una cafetería para ... "terminarlo" - es lo que me propuso mi traductor. Terminar también significa en alemán: "beenden" y esto parece un poco rugoso decirlo así. Sí, lo sé, tengo que aceptar que hay algunas cosas que nose pueden traducir, para las que no hay una traducción exacta en otro idioma. Soy un poco muy estudiosa con ese tema. Además, no es que no lo haya al revés. La expresión "dar a luz" para mí es hermosa, en alemán decimos algo así como "traer al mundo," lo que no está mal, pero en este caso prefiero la expresión española.

De todos modos lo pasamos muy bien con el grupo de inglés. Incluso nos regalaron algo para agradecer: Una foto imprimida y un juego de cartas del que hablamos el otro día. Es un juego de cartas español que Marine y yo no conocíamos. Por el grupo de WhatsApp nos mandaron el PDF con las reglas para jugar. Estuve muy contenta. Es un buen recuerdo y encima de eso un regalo muy útil.

Así que pasó la semana y Marine y yo traducimos muchas vacantes de voluntariado e hicimos nuestros primeros vídeos por CANVA para difundir las plazas. Estoy contenta con el resultado y tengo que decir que me gusto hacer los vídeos. Los podéis ver en la cuenta de Instagram, jeje: conseyu_cmx.

El fin de semana me encontré otra vez con las Au Pairs y fuimos a un bar para probar las patatas bravas de la competición que hay ahora en Gijón. Fue una noche muy divertida. Desafortunadamente, solo fuimos a un bar porque llegamos un poco tarde y muchos bares ya no tenían patatas bravas. Sin embargo, lo pasamos muy bien. Después de una pequeña parada en el Burgerking para cenar fuimos a un bar de Karaoke y bueno, la primera vez en mi vida que canté karaoke en un lugar público, jeje. Es más difícil de lo que piensas: Cuidado con la elección de la canción. Nos enteramos de que una cosa es cantar, ¡otra es respirar entre las palabras!Por no hablar de cantar bien.

Llegué a a casa a las cuatro o cinco de la mañana, ayyyy.  

Tengo la sensación de que estoy acostumbrándome al estilo de vida de aquí.

El jueves tuve una entrevista en la radio.

¡Qué emocionante - por cierto!

Se trataba de un programa en el que se planta preguntas a un recién llegado, en este caso a mi que ya llevo seis meses en Gijón. Hablamos de lo que me atrajo aquí, mis impresiones de la ciudad, cuál es mi lugar favorito (claro, la playa), lo que echo de menos de Mainz y cómo será la vuelta a Alemania dejando atrás una ciudad que fue mi casa durante nueve meses.

Si dijera que no estaba nerviosa antes de la entrevista, mentiría. Estaba muyyy nerviosa pero al final, la entrevista fue tan rápida que no me lo pude creer. Miré la hora después de la llamada (hicimos la entrevista por teléfono) y me di cuenta de que solo había durado 10 minutos, nada más. Luego el señor me mandó el enlace para el artículo de la entrevista. Fue muy interesante escuchar a mi misma como hablo español desde el punto de vista de la gente.

Habían dejado el audio como fue, sin cortar algo y añadieron un texto y - muy importante - una foto de perfil: Las patatas bravas.

El moderador avanzaba muy rápido con sus preguntas y en un momento me preguntó sobre la comida, si me costaba adaptarme a ella. Le repliqué que sí. Por un lado porque los horarios son diferentes y en Alemania solía cenar a las siete u ocho pero es verdad que ahora también ceno a menudo a las nueve o diez. Por otro lado, me costó adaptarme a la comida porque soy vegetariana. Por eso es un poco difícil para mí encontrar algo, sobre todo cuando voy a la panadería y quiero comprar algo no dulce pero sin carné y sin pescado. En la mayoría de los casos me quedo con el pan.🥲

PERO también me facilita. Como no tengo muchas opciones en los restaurantes, elijo más rápido.  Mi clásico - ¿quién lo ha adivinado? ;) - son las patatas bravas pero también la tortilla ha conquistado mi corazón. Estoy segura de que esta me faltará en Alemania porque soy un poco vaga, compro la versión hecha del supermercado. Es muy buena comida si no tienes mucho tiempo para cocinar pero necesitas una alternativa para el pan. Pero prometo que algún día, haré la tortilla por mi misma.  

Ahora siguen más impresiones de mi semana: 

  

  

<< volver

Te interesa

Cómo me convertí en Madrileña en 4 días - Marine Kouassi en España.

Si no escribí blog la semana pasada, es porque decidí tomar 3 días de vacaciones, de los 6 que me quedaban, para pasar un "largo finde" en Madrid...