USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Immer in Bewegung - Michelle Gómez desde Alemania

Nos acercamos a la mitad de este viaje, pero con más preguntas que respuestas. Hablando de preguntas, no se si os lo habéis preguntado pero no, mi alemán no ha mejorado como debería y Ryanair no me ha devuelto mi dinero. Espero poder deciros en algún punto que esto ha cambiado. 

En cuanto a este mes, comencemos con la excursión que he hecho a Lübbenau, un pueblo de la provincia de Brandenburgo que cuenta con numerosos canales y que estoy segura que en verano será impresionante. Por el momento, solo puedo decir que su parque es bonito y que me gustó caminar por el lago congelado. Supongo que parte de la experiencia es disfrutar el tiempo sola y no hacer que eso signifique encerrarse en casa, cerrar la puerta y esconder la llave.

Pero eso solo fue el principio. A continuación me puse rumbo al aeropuerto para reencontrarme con mi persona favorita, mi hermana Azahara, en la ciudad de Amsterdam. La ciudad me pareció muy bonita y me encantó ver a mi hermana de nuevo, así como a una amiga que ahora vive en Países Bajos. Además visitamos la casa de Ana Frank, una experiencia sobrecogedora que recuerda que han habido muchas Anas que no tienen un diario o un reconocimiento. La ciudad vibraba de vida, llena de bicicletas y flores, ¡Y me subí al columpio más alto de Europa!. Así mismo la ciudad tiene mucha droga y prostitución, pero supongo que eso da para debate. 

De vuelta a la capital alemana, el musseumsontag abría la puerta de los museos berlineses como cada primero de mes, y esta vez tuve la oportunidad de disfrutar del Bode Museum y el Pergamon, aunque he de decir que el segundo me pareció más impresionante. Además, al día siguiente, aproveché para visitar el Reichstag, parlamento alemán, y disfrutar del atardecer en su bóveda acristalada.

Cambiando de tema, el 8-M en Berlín no fue para nada lo que me esperaba. Aunque hubo manifestación, esta fue por la mañana y tenía que cumplir en el Kindergarten. Sin embargo nadie parecía darle demasiada importancia al día, y pese a que tomé chocolate con mis compañeras de trabajo, no hay nada más relevante que os pueda compartir, para mi sorpresa y decepción.

Para acabar este mes, fuí a ver la obra de teatro de un amigo, que pese a ser en alemán, fue impresionante e hizo un trabajo increible como actor.
Así que bueno, la ciudad de Berlín sigue vibrando y yo con ella, como dirían en alemán, immer in Bewegung.

   

¡Nos escribimos pronto!

 

<< volver

Te interesa

Lo que aprendí en 10 meses en Sicilia-Irene Lombardero desde Italia

Hola, mi nombre es Irene Lombardero, tengo 26 años y soy de Gijón, Asturias, situado al norte de España.
Fui voluntaria en Sicilia, en la provincia de Caltanissetta. Durante 10 meses trabajé en la Asociación "I Girasoli"; los primeros 5 meses en la pequeña ciudad de Caltanissetta y los otros 5 en Riesi, un pueblo cercano...    

La Ola española: semana 36 ☀️

¡Hola de Ola!

Una playa nueva, el curso de yoga facial y influencers gijonéses...    

La Ola española: semana 35 ☀️

¡Hola de Ola!

Esta semana no tengo ningún descubrimiento sobre España 😬 PERO...