USUARIOS
 MENU
europa

Europa

ESN, Tándem, cuevas, bollos de canela y lluvia - Claudia Hahn desde España

Vaya, que semana.

Escribir el blog ahora parece como una terapia para mí. Últimamente quedé con mucha gente y por eso me conviene tener que anotar y ordenar mis pensamientos y también para no olvidar lo que he hecho con quién y cuando.

 

¿Os acordáis de que hablé en un blog anterior de cómo me asusta el azar? Bueno, ¡esta semana conocí a una chica de Luxemburgo que vi CUATRO veces dentro de una semana! Primero el domingo al pasear con Solveiga. Oímos como un grupo de jóvenes hablaba inglés y les preguntamos de dónde eran. Resultó que también van a las noches de tapas de ESN y que seguro que nos volvamos a ver allí. Tenía pensado ir a los encuentros de ESN Gijón.

Así que el jueves primero tuve el grupo de inglés, después fui al grupo de Tándem y luego a la noche de tapas, un día bastante largo pero mereció la pena. Lo curioso es que al día siguiente fuimos Marine y yo con Hannah y Sophie Lou a otra fiesta de ESN y allí vi a la chica luxemburguesa otra vez. Mis amigas iban a pasar la noche en nuestra casa porque habíamos planeado ir a la cueva de Soplao y las dos viven en Salinas. Para poder irnos por la mañana, era más fácil si ellas dormían en nuestro piso.

Sin embargo la vuelta desde la fiesta a casa fue una aventura. Estaba lloviendo tanto que llegamos al piso empapadas de modo de que al día siguiente tuvimos que usar el secador de pelo para secar la ropa. Al final les presté unas pantalones. Por fin nos fuimos a la cueva de Solpao. Ir en coche en Asturias es más agradable que en Alemania porque el paisaje es precioso aquí. Después de todo fue una hora y media en coche, si no me equivoco pero la cueva valió la pena. Nunca había estado en una cueva pero me sentí como bajo el agua:

 

 

  

Para ir adentro tomamos algo como un tren


 
Fue muy interesante y mereció la pena los 14 euros por estar solamente una hora adentro.
Aunque tengo que decir que no entendí mucho de lo que contaba nuestra guía, por un lado porque era vocabulario especial... y por otro lado porque prestaba más atención en nuestro alrededor para sacar fotos. 

En total, lo pasamos muy bien y el paisaje afuera también era maravilloso. Qué rabia que no haya vuelto a cambiar la configuración de la luz en mi cámara (que había justada para la cueva.) Sólo me he dado cuenta al volver a mirar las fotos… Pero bueno, los recuerdos cuentan:

 

 

Al día siguiente me encontré con Viktoria. Hacía un mes por lo menos que no nos habíamos visto. Fuimos a un café que me recomendó alguien de los grupos de conversación: “Ambrosia”

  
Tazas muy chulas y un bollo de canela, mmmm.

Y así fue como vi a la chica luxemburguesa por la cuarta vez. Nos saludamos abrazándonos como si ya fuéramos amigas que se conocen bien, jaja.

 

 

<< volver

Te interesa

Una semana más en mi vida-Lilli Martin Dominguez desde Gijón

El sábado fui a Lastres con unos amigos. Había estado allí hace 5 años con mis padres y mi hermana. Es un pueblo precioso al lado del mar...

La Ola española: semana 21 ☀️

¡Hola de Ola!

¿Has oído sobre "Operación triunfo"? Si no, por supuesto que vas a oír sobre esto muy pronto...

Mucho carnaval-Lilli Martin Dominguez desde Gijón

Esta semana he hecho bastante, pero también porque era carnaval.

En Alemania, el carnaval empezaba el jueves y terminaba el martes, pero aquí en Gijón es un poco diferente...