USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Patatas bravas, muchas patatas bravas... - Claudia  Hahn desde España

Muchas emociones, muchos sentimientos, cosas nuevas, tareas nuevas, total, que para mí una semana muy intensa.

 

El viernes pasado estuvimos todo el día con italianos y españoles. Roberta, otra voluntaria aquí en Asturias que trabaja en Oviedo, nos ha invitado a pasar la tarde con unos italianos que estaban en España en un intercambio de su organización. Paseamos por Gijón para mostrarles la ciudad. Hacía frío y llovía TODO el día, pobres italianos... Sin embargo tuve algunas conversaciones muy amables y conocía a la primera española que hablaba lentamente para asegurarse de que Marine y yo la entendiéramos. (Para que no me malinterpretes, cuando digo que fue la primera española que nos habló despacio, quiero decir que fue la primera persona que no conocíamos antes y que lo hizo directamente sin que nosotras tuviéramos que pedirlo.)

Por la noche, después de una semana de trabajo y caminar durante horas, estaba muy muy cansada y me alegré mucho de dormir. Al día siguiente tenía un poco de tiempo para mí, después de una semana llena de encuentros, una semana muy emocionante, jaja. Esto también es importante. Sin embargo me alegré mucho de volver a ver las Au Pairs e ir a una sidrería con ellas. Fuimos muchas: 12 personas y lo digo con un poco de vergüenza, pero es verdad: Todas pedimos patatas bravas. TODAS.
Cuando nos fijamos de que habíamos pedido DOCE porciones de patatas bravas xD, nos decidimos a "variarlo.". Así que corrí al camarero para decir que en vez de 12 porciones de patatas bravas, queríamos tres porciones de patatas alioli y nueve de bravas.
Esto pasa cuando un grupo de chicas (casi todas alemanas, y muchas vegetarianas) va a un restaurante en España y casi no hay opciones vegetarianas que no sean muy caras...

(Y puedo confirmar que no es fácil ser vegetariana aquí, comparado con Alemania me siento mucho más limitada en cuanto a la comida...)

Por lo menos, probé un postre típico aquí: Arroz con leche y aunque no era algo nuevo para mí, estaba muy rico.

 camarero muy simpático

A continuación fuimos al cine (¡Amo ir al cine aquí con estas sillas tan chulas!). ¡Allí fue también la primera vez que vi palomitas coloradas y con chocolate! ¡Sí, esto existe!

 

La película me gustó mucho aunque me emacionó más de lo que esperaba... Y ayayay, salí del cine llorando, ¡y cómo!
No os preocupéis que ahora estoy bien pero como ya he dicho, la película me provocó muchas emociones... Supongo que eso habla en favor de la película. También me pasó durante el Festival de Cine, el FICX. Parece que estoy más cerca del agua de lo que pensaba...

 
Salimos del cine por la salida de emergencia porque no hubo otro camino pero no os preocupéis, estamos bien o más o menos lo estamos 😅

¡Pero en total, lo pasé muy bien!

Al día siguiente me fui caminando y me encontré con Solveiga, saqué algunas fotos y fuimos a un café hipster (o pienso que es "hipster") "Raw Coco." Me gustó mucho. Si no fuera tan caro... Allí encontré a otra alemana. Estaba sentada en otra mesa y noté como nos escuchó mientras que Solveiga y yo hablaba en inglés. Ya pensaba que quizás es alemana y tenía razón porque al salir nos preguntó de dónde eramos y charlamos con ella dándole recomendaciones para Asturias. ¡Sólo había llegado a Asturias el día anterior! Cómo lo cuento...es increíble pero siempre encuentro a algunos alemanes, jaja. Nos gusta mucho viajar...

Al pasear, encontramos otra gente que hablaba inglés y resultó que volví a ver una de ellas ayer en el encuentro de los Erasmus. ¡Qué pequeño es el mundo!
Ahora realmente puedo decir que no tengo miedo de hablar con la gente, sea de dónde quiera. Para mí esto es un gran desarrollo de carácter y estoy muy orgullosa de esto.




El miércoles fui a Cuántaya, por primera vez. Ayudé a los chicos con sus deberes de inglés y tengo que decir que fue la primera vez desde hace un tiempo que en algún momento no sabía qué hacer...

Primero trabajé con un chico del que me habían avisado que es lento y por eso necesita ayuda con sus deberes. ¿Pero qué haces cuando la persona enfrente se pone a dormir mientras le estas hablando? Nunca antes me había pasado algo así... porque realmente no estaba preparado a esto... ¿Qué haces cuando el alumno se niega para trabajar? ¿Que simplemente no hace sus tareas y de modo que ni siquiera puede sostener el bolígrafo correctamente en la mano?

No lo sé.

Después de un rato, llegó una de las mujeres que trabaja en "Cuántaya" para ocuparse de él mientras que yo iba a ayudar a otra persona. A partir de allí fue mejor y ayudé a dos chicas con sus deberes. En total, la gente de Cuántaya fue muy amable conmigo y lo pasé bien pero me parece importante contar la situación con el chico: Durante tu voluntariado surgen muchas situaciones nuevas para las que no estas preparada y en la mayoría de los casos de alguna manera u otra, vas a hacerlo pero también hay situaciones así en las que no sabes cómo actuar. Tus capacidades son limitadas y esto también forma parte del aprendizaje.

Para terminar, una buena noticia para Marine y mí: Ayer Nanús nos dijo que tendremos nuestra formación a mitad de la jornada del proyecto eeeeeen.... Málaga!!! Okay, cerca de Málaga, pero sin embargo: ¡Es presencial! ¡Por fin!

  

<< volver

Te interesa

Dos semanas de vacaciones con mi novio - Lilli Martin Dominguez desde Gijón

Esta es mi primera entrada en el blog en tres semanas y tengo la sensación de haber olvidado todo lo que he estado haciendo. Así que para poder escribir esta entrada en el blog, he tenido que repasar la galería de fotos de mi móvil para poder volver a recordar...

La Ola española: semana 28-29 ☀️

!Hola de Ola!

¿Por qué los gijoneses tienen los culos mojados? 😀

La Ola española: semana 25-27 ☀️

!Hola de Ola!

Hace poco alguien me dijo que "La casa de papel" - una serie española - está basada en el ataque al banco en Gijón en 1923. Mi estudio reveló que...