USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mi aventura como voluntaria - Miriam Pulido desde la República Checa

¡Hola! Mi nombre es Miriam y llevo siendo voluntaria en otro país 4 meses. En esta entrada os contaré un poco de todo, intentando centrarme en las cosas que más os pueden interesar si estáis pensando en realizar un voluntariado pronto.

Mi aventura como voluntaria comienza el 1 de Septiembre. Hasta el momento, puedo decir que mi experiencia está siendo positiva, aunque hay algunas cosas con las que no estoy del todo contenta de las que hablaré más adelante.

Como voluntaria, trabajo para una organización de Ocio y Tiempo Libre que ofrece clubs por las tardes para niños y adultos de todo tipo: clases de idiomas, arte y manualidades, baile, música, deporte, etc. Además, organizan eventos para la comunidad donde normalmente, también trabajamos.

El pueblo: Náchod, ese gran desconocido.

Náchod es el pueblo donde se desarrolla mi programa de voluntariado. Es un pueblo de la República Checa y está a tan solo 6 kilómetros de la frontera con Polonia. El pueblo es bastante pequeño, pero es muy bonito y cuenta con todos los servicios necesarios: supermercados, bares y restaurantes, colegios e institutos, tiendas de ropa, hospital, biblioteca, ¡Incluso cine, bolera y sala de billar! Alrededor hay bastantes rutas de senderismo y desde la estación central se pueden coger trenes y buses que te llevan prácticamente a cualquier lugar, aunque es cierto que, a veces, los horarios son muy reducidos y tienes que ir a Praga para tener más combinaciones. Hablando de eso, nos encontramos a 3 horas de Praga en autobús.

 

El trabajo.

Mi trabajo con la organización es muy variado. Otras voluntarias acuden a un colegio todos los días de la semana y es su única ocupación. Sin embargo, en mi caso, al trabajar directamente con la organización, tengo una gran variedad de tareas. Para empezar, por las mañanas acudo a un instituto a ayudar con las clases de inglés y también a otro a ayudar con clases de español. Algunas tardes tengo algún club en el edificio de la organización: artes, manualidades y cerámica. A parte de eso, doy clases de inglés online, clases de español privadas y clases de inglés a adultos en el ayuntamiento. Como veis, ¡un horario muy completo! Además, todos los viernes tenemos tres horas de clase de checo como parte de nuestro horario laboral.

Al margen de este horario rutinario, en ocasiones especiales como navidad u otras fiestas o eventos locales, nuestra organización es la encargada de organizar dichos eventos y los voluntarios solemos encargarnos de una gran parte del trabajo. Por ejemplo, en Navidad nos encargamos de organizar la fiesta de despedida, y los días de Halloween y San Nicolás trabajamos el fin de semana llevando a cabo actividades para niños.

¡En las fotos podéis ver que valemos para todo! Hemos barnizado estanterías, hemos repartido té en una carrera popular, hemos preparado comida típica de cada país y nos hemos plantado en la plaza principal ofreciéndosela a la gente, nos disfrazamos para eventos y hacemos talleres con animales.

    

El choque cultural.

Aunque soy una persona que se adapta muy bien a casi todas las situaciones, es cierto que ha sido duro adaptarse a algunas costumbres del país. Para empezar, entre las 17.00 y las 18.00 parece que la vida se acaba en el pueblo. Todas las tiendas cierran y muchas cafeterías también. Lo mismo pasa con la biblioteca y otros servicios. Por poner un ejemplo, no pienses en salir a cenar más tarde de las 19.00, porque todos los restaurantes habrán cerrado la cocina y … sorpresa: ¡ya no te darán de cenar! Aquí los horarios son muy diferentes. Las personas se levantan muy pronto por la mañana y suelen comer sobre las 12 del mediodía. La cena suelen hacerla sobre las 18.00 y, a partir de esa hora, no se ve a mucha gente por la calle.
Además, se hace de noche muy pronto. Y cuando digo muy pronto, es MUY PRONTO. Sobre las 16.30 ya está atardeciendo -atardecer es decir mucho, no hay muchos días de sol.- A las 17.00 ya es noche cerrada. Sinceramente las pocas horas de luz es lo que peor llevo de estar aquí.
Por otro lado, la gente por aquí no es muy amigable. Es cierto que hay muchas excepciones y que, como en todos los sitios, te encuentras de todo. Pero por lo general, nos hemos encontrado con personas muy frías y cerradas que te miran raro por ser extranjero y no ser capaz de hablar su idioma. Pero como digo, hay excepciones y, por lo general, la gente joven es mucho más abierta y siempre está dispuesta a ayudarte.

Ocio y otras muchas ventajas de ser voluntario.

Lo mejor de ser voluntario en otro país – y, más concretamente en centro Europa,- es que tienes la posibilidad de viajar a muchos lugares de forma barata. Además, como te corresponden 2 días libres por mes trabajado, puedes pedirte días para poder encajar tus planes y viajes mejor. Nosotras, por ejemplo, hemos viajado bastante por la República Checa. Hemos visitado lugares como Praga, Brno, Chesky Krumlov o Adrspach, pero también hemos tenido la oportunidad de viajar fuera de la República Checa a lugares como: Wroclaw, Cracovia, Viena, Bratislava, Colonia y, próximamente viajaremos a Edimburgo y Milán. Lo bueno de los días libres es que puedes coger billetes de avión muy baratos entre semana y de ahí, que podamos volar a lugares como Escocia.

   

Ser voluntario, por otro lado, te permite conocer a muchas personas de otros lugares y aprender de ellos, de su cultura, e incluso otros idiomas. Sin ir más lejos, en nuestro programa de voluntariado, somos tres españolas, una polaca, dos ucranianos, una francesa y una austriaca.
Esto hace que el idioma con el que nos comuniquemos sea el inglés, ¡por lo que es una perfecta oportunidad para practicarlo! Con el tiempo nos hemos ido conociendo y actualmente hacemos actividades juntos, como viajar, salir los fines de semana o quedar, simplemente para ver una película en casa.

Lo negativo y las desventajas de ser voluntario.

Uno de los inconvenientes de ser voluntario es el sueldo. El pocket money que recibimos es suficiente para cubrir los gastos de comida y otros posibles gastos que puedan surgir. Sin embargo, hay que apretarse el cinturón si quieres hacer algún plan fuera de lo común o viajar. Lo mejor es venir mentalizado y saber que este año va a ser un año en el que no vas a poder ahorrar y, seguramente, necesites algo más de tu propio dinero a no ser que quieras pasar todos los meses sin moverte de tu lugar de trabajo. Mi recomendación si tienes claro que quieres hacer un voluntariado es que aproveches los meses anteriores al mismo para ahorrar lo máximo y poder usar ese dinero para viajar y para tu propio ocio.
En mi caso, al estar en la República Checa, el idioma es otro de los inconvenientes. Después de 4 meses viviendo rodeadas de Checo, aún se nos atraganta bastante -y eso que hemos mejorado mucho y yo, personalmente, me esfuerzo "estudiando" algún día-. Por suerte, se le da bastante importancia al inglés en la educación y muchos jóvenes se defienden con él, por lo que no nos limita en todas las situaciones.
Por lo demás, está siendo una experiencia diferente, llena de cosas nuevas y que recomiendo a todo el mundo porque, aunque pueda tener momentos no tan buenos, si te gusta conocer a otras personas, aprender, viajar y sentir la cultura de otro lugar, un voluntariado te brinda todo esto y más.  

  

<< volver

Te interesa

Sonrisas y Lágrimas - Elisabeth Pérez desde Republica Checa

¡Hola a todxs! Me llamo Elisabeth, tengo 29 años y hace 5 meses dejé mis dos trabajos en España para mudarme a la República Checa como voluntaria europea...

A veces me asusta el azar... - Claudia Hahn desde España

Pregunta capciosa: ¿Qué tienen los Alamarcianos, los calvos, las estrellas y los ajopuerros en común?

Noticias frescas - Marine Kouassi en España.

El sábado pasado, cuando todavía hacía buen tiempo, fuimos invitadas por las voluntarias que viven en Avilés a un evento en su asociación, que se llama La Trébede. El evento era la presentación de una revista literaria feminista...