USUARIOS
 MENU
europa

Europa

A veces me asusta el azar... - Claudia Hahn desde España

Pregunta capciosa: ¿Qué tienen los Alamarcianos, los calvos, las estrellas y los ajopuerros en común?
Pues, estos fueron los nombres de los equipos cuando jugamos al tabú con los grupos de inglés del lunes. ¿Obvio, no?

   

Esta semana lo he pasado muy bien y ¡hay tanto que contar!

Empezamos con el fin de semana. El sábado Marine y yo nos encontramos con las voluntarias de Avilés que nos habían invitado a una actividad abierta en su asociación, la Trébede. Fue una charla sobre el duelo y fue muy emocional. Dos mujeres nos contaron sus experiencias personales y no hay que decir más aparte de que mientras lo contaban, se pasaban los pañuelos. Sólo se oyó un resoplido. Una pequeña distracción la aportaba un niño pequeño que se afanaba en el centro del círculo, a veces más alto, a veces más bajo, de modo que a pesar de los tristes acontecimientos, una tenía que sonreír de vez en cuando. Después hablamos con las voluntarias y dos de ellas, nos mostraron un poco su ciudad. ¡Avilés me parece muy bonito!

 

   
En la entrada de blog de Marine véis aún más fotos de Avilés ;) 

 <-- Nuestras guías del día

Después volví en autobús hacia Gijón y fui a un partido de balonmano que tenía Emma, una de las Aupairs. Oye, mi primer partido de balonmano en mi vida: ¡Listo!
A continuación, el grupo se dividió en dos porque unas querían ir a un restaurante y otras comprar algo para llevar e irse a casa. Me he unido al segundo grupo.  ¿Por qué? Porque en el momento de que oí la palabra "Kebab", la decisión estaba tomada.

Y no, no son las patatas o los Schnitzel que me faltan aquí. No, no...
¿Podéis imaginaros cuánto echo de menos los döner kebabs, los dürüms y tal? Seguramente fue el mejor döner desde hace años.

Al día siguiente me encontré con Solveiga, una chica británica y muy muy amable, que lleva poco tiempo viviendo aquí. Es una nueva Aupair. Fuimos a "Catlove" y después a caminar hasta el elogio de horizonte y hablamos mucho.

Entonces pasó el lunes y el martes - y un momentín: El martes fue un día en si mismo, digamos un día especial. Empiezo con la lluvia, estaba lloviendo tanto que tenía la sensación de que competíamos con Atlantis.
Sin embargo había visto por Instagram que los Erasmus en Oviedo iban a hacer un "speed friending", la versión "speed dating" pero para encontrar a amigos. (La búsqueda nunca se detiene. Si alguien aquí está interesado, estoy a su disposición.)
Y bueno, ¿cómo conciliar deporte, tiempo libre y contactos sociales y ... conexiones de autobús?
Corriendo hacia la parada del autobús como si tu vida dependiera de ello.
Una vez en Oviedo, me abrí paso a través de la lluvia hasta el lugar del encuentro "speed friending" para enterarme de que no había nadie allí. Genial. Pregunté a unos paseantes, a ver si ellos saben dónde se encuentran los de Erasmus normalmente. Negativo.
Finalmente golpeé en la ventana de un coche de policía que estaba allí.
Nadie puede decir que no he hecho todo lo que estaba en mi mano...  

Así pregunté a la policía que quería ir a un encuentro que es como "speed dating" pero para encontrar amigos y ... bueno, en cualquier caso, no lo sabían tampoco. Pero me hablaron a dos hombres que estaban unos metros de nosotros, quizás ellos son también del Erasmus. Claro... ¿quién si no se habría quedado voluntariamente bajo la lluvia con un tiempo así, en el que hasta los cubos de basura salían volando a la calle? Resultó que realmente habían venido para el "speed friending." Así que cuando la policía me preguntó con gestos, si está bien ahora, les señalé que no, pero por lo menos somos ahora tres que no tienen ni idea dónde se encontrarán los demás.
Afortunadamente, después de un rato, uno de los organizadores del encuentro nos respondió que estaban en un bar, 5 minutos a pie de nosotros.
Por lo tanto fuimos al bar y allí estaban todos. Tuve algunas charlas interesantes pero la mayoría de la gente era mayor que yo, así que dudo que vayan a surgir amistades de esta noche, pero creo que lo intentaré otra vez. El primer paso ya es hecho.
Si piensas que la historia acaba ya, me temo que te decepcionaré.
Nos contaron que después del encuentro había la noche de tapas en otro lugar, así que pensé: Genial, quizás allí encontrarás a más gente en tu edad. Les acompañé y también tuve buenas charlas allí.

Sin embargo a veces me asusta el azar...

Allí encontré a una chica alemana que conozco también por las Aupairs, pero ella tampoco es una Aupair, sino que hace su gap year en España porque es también española. La había conocido una semana antes y resultó que ¡es de la misma ciudad que yo! Las dos somos de Mainz pero nunca antes nos habíamos visto, fue a otro instituto y vive en otra parte de la ciudad. En total esta chica iba a ser mi salvadora. Ya era una gran coincidencia que conociera a alguien de Mainz en España, aún más curioso fue que casualmente ella también estaría esa misma noche en la noche de tapas. Pasó una hora tras otra, que mi estomago ya se quejó de dónde estaban las tapas. Estaba casi a punto de irme cuando servieron las primeras tapas (decepcionantemente con carné, pero yo no me rindo tan fácilmente...así que crucé los dedos para que viniera algo vegetariano y tuve suerte, servieron patatas con salsas y tortilla, así que estuve feliz.) A las diez y veinte quería irme para casa para ir a trabajar al día siguiente. Para mi horror, descubrí que el último autobús para Gijón sale a las diez y media, así que perdí la última opción para ir a Gijón. Pregunté a los demás y realmente, a todos los españoles: Sois muy muy amables. Finalmente la chica de Mainz me ofreció dormir en casa de su abuela y así pasé la noche en Oviedo. (¡Gracias a tí, Ana!)

Al día siguiente me levanté y tomé el autobús a los ocho para Gijón. Y por lo de las amistades... Creo que los demás con los que hablé se acordarán de mí por lo menos.
A notar: Si buscas ayuda, recibes ayuda.

  
Arriba nuestros grupos de conversación del lunes :)

Y aquí las pistas de nieve en Gijón: 
 Dicen que es lo más cercano de la nieve que puedes tener aquí

<< volver

Te interesa

Sonrisas y Lágrimas - Elisabeth Pérez desde Republica Checa

¡Hola a todxs! Me llamo Elisabeth, tengo 29 años y hace 5 meses dejé mis dos trabajos en España para mudarme a la República Checa como voluntaria europea...

Mi aventura como voluntaria - Miriam Pulido desde la República Checa

¡Hola! Mi nombre es Miriam y llevo siendo voluntaria en otro país 4 meses. En esta entrada os contaré un poco de todo, intentando centrarme en las cosas que más os pueden interesar si estáis pensando en realizar un voluntariado pronto.

Noticias frescas - Marine Kouassi en España.

El sábado pasado, cuando todavía hacía buen tiempo, fuimos invitadas por las voluntarias que viven en Avilés a un evento en su asociación, que se llama La Trébede. El evento era la presentación de una revista literaria feminista...