USUARIOS
 MENU
europa

Europa

He encontrado mi sitio - Jesús González desde Alemania

Bueno, pues aquí estamos de nuevo. Con bastante retraso, la verdad. El mes y medio ha estado bastante cargadito de novedades y alguna que otra aventurilla.

En primer lugar, disculpad no haber estado aquí con la asiduidad que se me supone. Durante estas semanas por mi cabeza venía rondando un run-run poco nítido sobre un deber mensual que no había cumplido. Y claro, aquí estamos tras identificar la vocecilla (gracias a un mensaje de Nanús) y con la necesidad de contar algo más que cómo me he olvidado de escribir este artículo.

Durante este mes y medio he tenido las suficientes experiencias como para escribir un texto que supere el mero sofismo sobre cualquier estupidez que se me ocurra y pase al modo ‘relato'. Pero me estaría traicionando si hago una enumeración de experiencias y no algo más personal, claro está.

La segunda mitad de enero está protagonizada por el COVID. Y no, no tuve COVID, pero tuvimos un caso de cuarentena en la oficina. Dos positivos y dos semanas en los que estuvimos con PCRs, test de antígenos y cuarentenas. Lo mejor de todo es que estuve acompañado y que cuarentena no significa aislamiento y pude salir de casa aunque sea al supermercado.

Tras ello, me tocó en Hamburgo el encuentro de ESC. Conocí a gente maravillosa y lo personas fue mucho mas productivo que las enseñanzas que dan, la verdad. Odio los talleres. Debe haber una clara diferencia entre ser interactivo y que el taller consista en ver qué crees que es una u otra cosa. Pero a parte de eso, he de destacar que fue una experiencia inolvidable y que conocí a gente maravillosa.  

Una vez pasado Hamburgo, tuve la visita de Miguel, el cual pudo sacar un rato de su agobiante máster para visitarme e ir los tres -Miguel, Alba y yo- a Berlín un fin de semana. Qué decir de Berlín. La ciudad me tiene enamorado. También era la tercera vez que lo visitaba pero de todas formas siempre hay un sitio nuevo que descubrir como el museo judío o la casa de unas compañeras de ESC en una noche de fiesta. Ambas muy edificantes. Mientras que la visita acabó con cierta indiferencia debido a la mala distribución de las exposiciones -la primera dura, jugando con la arquitectura, los espacios y los vacíos del edificio, las últimas, propaganda sobre el judaísmo, innecesaria e incoherente con el entorno-; la fiesta acabó con la visita de la Policía. Bueno, pero todo bien.

 

Tras la experiencia berlinesa, ya pude reconectar con el ritmo de trabajo normal, ya que entre la vuelta de las vacaciones, Hamburgo, la cuarentena y Berlín, había perdido cierto ritmo. En el trabajo, de momento, no me puedo quejar. Creo que existe un ambiente muy sano y bonito en ese espacio. Lo único malo es que al resto de los voluntarios ESC de mi oficina les cuesta adentrarse en el concepto ‘'fiesta''. Bueno, habrá que intervenir quirúrgicamente en ello.

 

A su vez, pudimos organizar hace unos días el evento de difusión de nuestro proyecto de movilidad intraeuropea y una actividad de organización de un tándem. Mucho curro, mucho tiempo en ello, pero parece que nuestro rol en la ONG va tomando forma aunque me veo preparado para asumir mas responsabilidad.

 

Como colofón a este mes tuve la fiesta del otro sábado. La podemos llamar así: Fiesta_del_otro_sábado. Puedo contar bastante poco por una cuestión exclusivamente moral-legal pero de todas formas, estuvo bastante bien. No me pego la mala vida, en general. Estoy bastante feliz aquí y he encontrado mi sitio.

En definitiva, este mes y medio ha sido una locura. Veremos lo que acontece en el futuro.  

<< volver

Te interesa

Un poquito de marzo y abril- Nora Carrero desde Dinamarca

¡Hola! Vengo otra vez por aquí y tengo muchas cosas guays que contar :) A finales de marzo, Lilli, Sofia y yo nos fuimos una semana a Londres y nos coincidió un tiempazo increíble. Nos alojamos en un hostal en el centro y...

Los últimos días - Lena Lackmann de vuelta en Alemania

Holi a todos! Este es mi último blog:(((

LLego abril- Marina Fernández desde Alemania

El primer fin de semana aproveché para reunirme con algunas de mis amigas de España en Nápoles, donde una está haciendo el Erasmus. Aprovechamos para visitarla a ella y la ciudad, y la verdad es que me encantó, y de momento se ha convertido en una de mis ciudades favoritas a pesar de...