USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Navidades...y un Enero movido! - Raquel Mlich desde Rep. Checa

Holaa! :)

Como decía en el post anterior, estas Navidades fueron especiales! A finales de Diciembre vinieron mis padres y mi hermano pequeño, pasamos en Chequia unos días en los que aprovechamos para ver a la familia, hacer alguna excursión y "disfrutar" de un invierno frío, porque la temperatura llegó hasta -11°C. Después fuimos a pasar la Nochevieja a Eslovaquia, donde me sorprendieron la cantidad de fuegos artificiales que se tiran desde casi todas las casas o plazas; quizá solo comparable con la Descarga de Cangas (por el ruido y humo), pero no a una traca de fiestas. También fue curioso ver como la gente (niñxs y adultxs) iba en esquís por la calle, había mucha nieve y estaba precioso!

Aquí las navidades se celebran diferente, en Nochebuena es parecido (aunque se comen cosas completamente diferentes) pero quien trae los regalos el Niño Jesús, para lo que hay que dejar una ventana abierta. Cuando llega y deja los regalos, hace sonar una campanilla para avisar de que ha venido.  En Nochevieja no comen uvas ni tienen la tradición de llevar algo rojo, lo que hacen es brindar y salir a la cale a tirar (o ver) fuegos artificiales. En Chequia el día 2 de Enero ya es normal, vuelve la rutina escolar y laboral, mientras que en Eslovaquia tienen una semana más de vacaciones y el 5 de Enero es fiesta y el "día de quitar el árbol"; pero no conocen a los Reyes Magos. Una cosa curiosa es que tienen tradición de ir durante las fiestas al cementerio, haciendo una "visita" a quienes ya no están; para hacerlxs un poco partícipes de las fiestas es bastante común decorar las tumbas con árboles de navidad, flores de pascua o diferentes adornos de las fiestas.

 

En Enero pasé unos días en Asturies, donde pude disfrutar de la familia (ya tenía un poco de güelitis) y amigxs. Y también de la Cabalgata y los Reyes Magos, mi parte favorita de la Navidad.

Volví a Chequia con un viaje bastaaante largo (25h!), porque ya se sabe que salir de Asturies siempre cuesta. Al día siguiente ya tenía actividades en el centro, así que la vuelta a la rutina fue rápida. Además ese domingo celebramos Carnaval, aquí no se celebra en una fecha concreta sino que cada organización o escuela lo celebra cuando quiere, porque es solo dirigido a niñxs y familias. En mi centro preparamos diferentes juegos, alguna sorpresa y un  photocall, eché de menos los fayuelos y el chocolate.

Los lunes tenemos una clase de inglés con adultos, a quienes les había hecho una exposición sobre las Navidades en España, así que en mi primer lunes les llevé diferentes dulces navideños para que los probasen (y el lunes siguiente una de las chicas me trajo dulces checos típicos!). Ese finde fui a Brno con dos voluntarias y dormimos en un bunker de la II Guerra Mundial. Fue una experiencia curiosa, ya que sigue ambientado como cuando se usaba: las camas son en literas duras y con sacos de dormir, las duchas son las típicas de la época, las habitaciones no tienen apenas mobiliario... Además una parte del bunker es museo y se ofrece una visita guiada (gratis para huéspedes) todos los días, la parte mala es que en invierno es solo en checo... y nosotras todavía no lo hablamos. Por otro lado la ciudad de Brno tiene muchas cosas para hacer y ver, así que seguro que volvemos en primavera o verano!

 

La última semana de Enero fuimos a Nowy Sacz, a continuar con un proyecto que están haciendo entre tres organizaciones: mi centro, otro centro de ocio y tiempo libre de Stara Lubovna (Eslovaquia) y una asociación de Nowy Sacz (Polonia). El proyecto consiste en hacer un corto que represente los problemas que pueden tener los y las adolescentes, agravados con la COVID-19, pretendiendo incluir un final optimista y de apoyo mutuo. Fue curioso ver la exposición de las opiniones de los y las adolescentes de esta parte de Europa, ya que vivieron (o viven) la pandemia de una forma muy diferente a España. Fueron unas jornadas interesantes aunque intensas, pero tuve suerte y casi siempre había alguien que me traducía! Además también hubo ratos de ocio y de turismo, como la visita a una mina de sal en Bochnia o ir a jugar a los bolos.

 

El último domingo del mes fui a Cracovia con una voluntaria y allí nos encontramos con otra. Una de las mejores cosas de Ostrava es que está muy bien comunicada y los precios del transporte son muy asequibles. Ese día dimos un paseo por la ciudad, pero hacía muuy mal tiempo, así que aprovechamos para comer tranquilamente los típicos pierogi, visitar una sinagoga y el museo de la fábrica de Schindler. Además, en el restaurante conocimos a una chica de Viena que estaba pasando el finde sola en Cracovia, así que durante el resto del día (que fue la mayoría, porque aquí se come a las 12) estuvimos juntas!

 

Y hasta aquí mi Enero... un mes con bastante movimiento. Es curioso, porque aquí el tiempo pasa rápido y lento a la vez, se me hace extraño mirar atrás y ver cómo va pasando el tiempo.

Espero que Febrero venga también con muchas cosas buenas!! :) 

<< volver

Te interesa

El principio de otro camino - Manon Claire de vuelta en Francia

Hace literalmente 7 meses que escribo artículos pero de verdad... que sé cómo empezar este. No sé qué voy a decir, qué voy a contar: es que es el último y no quiero que lo sea... Qué raro es: estoy acostumbrada a escribiros mis aventuras casi todas las semanas, y de repente PUF: tiene que parar.

Cómo acabe aquí- Zulema Molina desde Rep. Checa

Hola mi nombre es Zulema, soy una voluntaria de España y vengo a contar un poco la historia de como acabe aquí.

Un poquito de marzo y abril- Nora Carrero desde Dinamarca

¡Hola! Vengo otra vez por aquí y tengo muchas cosas guays que contar :) A finales de marzo, Lilli, Sofia y yo nos fuimos una semana a Londres y nos coincidió un tiempazo increíble. Nos alojamos en un hostal en el centro y...