USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Bon día Barcelona - Manon Claire en España

¡Cómo me gustan los puentes! Cuando me enteré de que a principios de diciembre tendría 5 días de finde, no dejé escapar la oportunidad y compré mis billetes para Barcelona... De hecho, querría volver a esa ciudad, que visité cuando tenía 15 años, no solo porque no me acordaba muy bien de mi visita, sino también (y sobre todo) porque tenía una amiga haciendo su Erasmus allí este cuatrimestre. ¡Hubiera sido una pena no vernos, estando los dos en España al mismo tiempo! Así que, como dije, ese puente era la oportunidad perfecta para visitar de nuevo Barcelona y volver a ver a mi amiga, quien no había visto desde hace mucho tiempo.

 

Viernes 3 de diciembre 2021

En cuanto terminé el trabajo, recogí mis cosas y me fui volando a la estación de autobuses. Por poco perdí el autobús, no porque no estaba a tiempo sino porque no estaba en la buena fila (todavía no entiendo porque esas personas estaban aquí) ... Pero al final, todo terminó bien y pillé mi avión para Barcelona. Cuando sobrevolé la ciudad, era la hora del atardecer: ver la ciudad desde arriba con ese cielo de fuego fue un momento mágico. Me encontré con mi amiga Lisa en la plaça Espanya, y pasamos toda la noche hablando sobre todo y sobre nada. Teníamos muchas cosas que contarnos, y la verdad que fue muy agradable volver a ver a una persona conocida y que me conoce tan bien durante mi voluntariado. Hay cosas de las que prefieres hablar con amigos de hace mucho tiempo, y por eso me sentí muy bien al hablar con ella.

  

 

Sábado 4 de diciembre 2021

¡A visitar la ciudad! Por primera vez desde hace unos días, el tiempo estaba soleado: os puedo asegurar que me asoleé todo lo posible durante esos cinco días. Para este primer día, dimos un paseo por la ciudad como verdaderas turistas (bueno, es lo que era, ¿no?). Pasamos por la Plaça Reial, las Ramblas, la Boquería, la Casa Batlló, y terminamos en el mercado de navidad delante de la Catedral Santa Cruz. Ese ambiente era mágico: eramos como dos niñas, y por primera vez este año, sentí el espíritu navideño invadirme. Terminamos nuestro día en casa de amigos de Lisa para una fiesta entre Erasmus de su universidad. Lo pasamos muy bien y conocí a personas muy simpáticas.

  

   

 

Domingo 4 de diciembre 2021

Empezamos nuestro día bastante tarde porque dormimos y nos recuperamos de la fiesta del día anterior. Sobre las dos, fuimos a un restaurante de comida típica catalana para el cumple de un amigo de Lisa. Yo comí pollo con frutos secos, y ese plato me recuerdó cosas de mi infancia... Se parecía a uno que mi abuela hacía cuando era pequeña y que me gustaba mucho. Después de la comida, fuimos a la playa de la Barceloneta, y de nuevo a la Catedral. Pero esa vez, entramos para visitar el interior, y no me decepcionó: su arquitectura es impresionante. Regresamos a casa pasando por las Ramblas iluminadas por las luces de Navidad: es increíble como el ambiente de un lugar puede cambiar por la noche, aún más con esas decoraciones.

   

Lunes 6 de diciembre 2021

Ese día es definitivamente mi favorito de toda mi estancia en Barcelona. Esta vez, no hicimos como los dos días antes durmiendo mucho. No sé cómo pero Lisa consiguió convencerme de madrugar para ver el amanecer. Entonces, madrugamos a las 6:30 y una hora después estábamos listas en la playa, esperando los primeros rayos de sol. Y qué espectáculo fue... Una maravilla. Teníamos la impresión de que teníamos la playa para nosotras solas y que el sol estaba levantandose para desearnos "bon día".

   

Después de un desayuno debajo de las palmeras, cogimos un bus hasta el Park Güell. Habíamos pillado entradas para las 9:30, es decir a la apertura del parque. Qué buena idea fue: el lugar estaba completamente vacío. ¡No había nadie! Y eso es muy escaso para lugares tan turísticos como este. Así que disfrutamos al máximo del lugar "auténtico", sin mucha afluencia.

  

   

Tras nuestra visita, fuimos a ver la Casa Vicens, que estaba bastante cerca, y decidimos irnos directamente a Tibidabo sin pasar por casa. Compramos unas empanadas (que no estaban totalmente descongeladas... mala experiencia), y pillamos un bus en dirección al funicular. Cuando llegamos, nos dimos cuenta de que el precio para subir era muy alto... "Vale. Entonces vamos a confiar en nuestras piernas". Y así subimos una hora hasta el Temple Expiatori del Sagrat Cor, este famoso edificio que veíamos desde la ciudad y que nos parecía tan lejos. En el camino, vimos los Pireneos al horizonte. No podíamos creerlo: al otro lado estaba nuestro país, ¡Francia! La verdad que estábamos muy emocionadas y tan sorprendidas de ver esas montañas que, al final, no nos parecían tan alejadas. Al llegar a nuestro objetivo, entramos en el templo, y me impresionó por los detalles de la decoración del lugar: los mosaicos eran tan precisos que se parecían a pinturas.

  

   

Una vez terminada nuestra visita, regresamos a casa, y vimos la puesta del sol en el balcón: teníamos el sentimiento de haber disfrutado de cada segundo de luz del día. Después de casi 19km andando, la noche "cookie" y "serie de Navidad" era ideal para descansar de este día largo pero tan bonito.

  

Martes 7 de diciembre 2021

Esa vez, no madrugamos: todo lo contrario 😂 Salimos bastante tarde de casa, pero aprovechamos el día para visitar el Parque de la Ciutadella. Tenía recuerdos de ese lugar, que me había gustado mucho, pero me gustó aún más esta vez con las luces del atardecer: era muy tranquilizador. Pasamos por el Arc de Triomf y nos fuimos de compras por las calles comerciales. Encontré unos regalos para mi familia, así que, por una vez, no estoy tan retrasada para la Navidad.

  

   

 

Miércoles 8 de diciembre 2021

Ya había llegado mi último día... El tiempo pasó volando. Por supuesto, no podía irme de Barcelona sin ver la Sagrada Familia. Entonces nos fuimos, y estaba muy contenta porque acababan de terminar una nueva torre: me sentía un poco como una privilegiada de ver esto. Luego, Lisa me enseño un lugar que no conocía, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Aparentemente, es un lugar maravilloso y poco conocido: es una pena, porque si ya desde fuera parece increíble, no imagino el interior... Debe ser precioso: la próxima vez que vaya a Barcelona, entraré. Comimos unas empanadas delante del hospital (esta vez, calentitas y perfectas), terminé mis compras de turista en las Ramblas, y ya era el tiempo para mí de regresar pa casa...

  

   

 

Waw, creo que os conté casi todo sobre mi estancia en Barcelona. Como lo entendisteis, me encantó ese viaje, y estoy muy agradecida de haber podido ver tantas cosas bonitas. Me hizo mucha ilusión ver de nuevo a Lisa, y pienso que conseguimos recuperar el tiempo perdido 🥰

<< volver

Te interesa

Un poquito de marzo y abril- Nora Carrero desde Dinamarca

¡Hola! Vengo otra vez por aquí y tengo muchas cosas guays que contar :) A finales de marzo, Lilli, Sofia y yo nos fuimos una semana a Londres y nos coincidió un tiempazo increíble. Nos alojamos en un hostal en el centro y...

Los últimos días - Lena Lackmann de vuelta en Alemania

Holi a todos! Este es mi último blog:(((

LLego abril- Marina Fernández desde Alemania

El primer fin de semana aproveché para reunirme con algunas de mis amigas de España en Nápoles, donde una está haciendo el Erasmus. Aprovechamos para visitarla a ella y la ciudad, y la verdad es que me encantó, y de momento se ha convertido en una de mis ciudades favoritas a pesar de...