USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Ik woon nog maar twee maanden in België  - Olaya Alonso desde Bélgica

¡Hola (carambola)!

Como dice el título, ya llevo dos meses en Bélgica. Y, la verdad, es que está todo muy tranquilo por aquí, a excepción del día en que un vecino del pueblo me denunció a la policía, claro.

Verás, resulta que en el supermercado había una viejecita que no podía con su bolsa de la compra y, como me dio cierta pena, decidí ofrecerme a llevarle la bolsa y acompañarla. Cuando llegamos a su casa nos recibió su hijo, quien no se dignó a hablarme en inglés, quería quedarse con MI papel del baño (¡con lo caro que está!) y no me dijo ni gracias. Pero bueno, , pensé yo, mientras me marchaba tranquilamente y me olvidaba del incidente, que ya estaba en el pasado.

Pues ja-já-nop. No es cuando estoy llegando a mi casa y veo dos furgones con cuatro policías en mi puerta, quienes me piden la documentación. Y yo, muy confusa, preguntándome <<¿k'a pachao?¿será que hay toque de queda?¿llevo mal la mascarilla?>>. Así que como no se dignaban a dirigirme la palabra, decidí tomar la iniciativa:

Yo: ¿Es esto porque he infringido alguna restricción del COVID?

            Policía [seco]: No.

Yo [tras una pausa]: ¿Es esto una visita rutinaria porque llevo un mes en el país y sois de inmigración?

Policía [seco]: No.

Entonces yo, que a veces se me ilumina la bombilla, pensé < si no es rutinario y no es por el covid, tiene que ser una denuncia. ¿Qué he hecho diferente hoy? Ah, sí. Ayudar a alguien >. Así que la conversación continuó tal que así:

            Yo [suspicaz]: ¿Es esto una llamada contra mí persona?

Policía [visiblemente incómodo]: Puede

Yo [incisiva, echando la cabeza hacia delante]: ¿De quién?

Policía [aún más incómodo]: No puedo decirlo.

Yo [en mi mente: ¡ajá! Así que sí, eh..]: Porque si es de una viejecita y su hijo, era una señora que no podía con su bolsa y solo traté de ayudarla a llegar a su casa con su compra.

Y, amigo/a, ese fue el momento en el que los policías entendieron que era un malentendido y me dijeron querecibimos una llamada diciendo que una chica de rojo trató de ayudar a mi madre, no robó nada, pero era sospechoso: quería ayudar Prometo que, aún casi un mes más tarde, cuando me acuerdo me sigue pareciendo surrealista.

Y te preguntarás<<¿para qué me cuenta esta doña todo este rollo de historia que no me interesa?>>. Pues porque moraleja: nunca ayudes a un belga.

Es triste decirlo, porque deberíamos trabajar por ser mejores personas y menos apáticos, pero cuando estéis de voluntariado en un país donde no habláis la lengua local, tened cuidado con qué hacéis o quién habláis, porque, por buenas que sean vuestras intenciones, podéis acabar metidos en un lío de la forma más tonta que se os ocurra. No hagáis como yo, que ya estoy fichada por la policía belga.

Y por el resto, no hay mucho que contar. Me encuentro trabajando desde casa, he empezado a asistir a clases de neerlandés y aprovecho los sábados para hacer turismo por el país. El tren en Bélgica funciona muy bien, pero tened en cuenta que, si no vives en una ciudad, echarás 3h en llegar a cualquier sitio. Así que organízate bien. Ah, y este mes ha sido el Hallerboos. Una vez al año, en primavera, este bosque se llena de flores moradas durante 2 semanas y es precioso de ver. Totalmente recomendable.

Y eso es todo, ¡nos leemos el mes que viene!

 

Pd: Mi amiga Doña Cabra sigue bien, pero ahora la miro de lejos porque disfruta de la compañía de un cabrón y este no veo que me mire con buenos ojos.

 

Aquí estamos cruzando el puente más antiguo de Brujas.

 

Aquí estoy yo dando la nota participando en un evento de danza de Destelheide. Por lo visto, estoy representando ‘'lo feo''.

 

 

Este es el Hallerboos lleno de las florecillas moradas. La foto no le hace justicia, todo es mucho más morado.

 

Y esto es la plaza principal de Tournai/Doornik (según francés o neerlandés).

<< volver

Te interesa

¿Días largos o cortos? - Nerea Martínez desde la Rep. Checa

El tiempo está volando no, lo siguiente. Este fin de semana tuvimos el Middle-term training y ha hecho que sea consciente de ese tiempo que se está yendo. 

¡El final se acerca! - Sonia Álvarez desde Francia

Me encuentro en mi último mes de voluntariado y, la verdad, no siento haber estado aquí ¡10 meses!   Algunos meses se han pasado muy rápido y otros muy despacio (hay que tener en cuenta que en Francia hemos vivido varios parones por la Covid), pero mi valoración final es que...

Dos meses- Andrea Barrientos desde Alemania

Aquí estamos ya dos meses haciendo el voluntariado, todo va muy bien en general, finalmente el sol ya llegó con algunos días de lluvia pero la temperatura es ideal, se ve el verde de...