USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mi confinamiento en Gijón - Brenda Nsengi desde Gijón

Hola a todos y todas,

¡Estamos viviendo una situación tan difícil como excepcional! El mundo ha ralentizado su ritmo de vida, nuestra supervivenciadepende de ello. Sin embargo, nunca pensé que quedarme en casa sería lo más difícil que tendría que hacer algún día. Dicho esto, como se dice en francés, "le malheur des uns fait le bonheur des autres", significa "la desgracia de unos hace la felicidad de otros" y en este caso, es el medioambiente el que se beneficia. ¡Espero que después de esto no haya ningún escépticocon el cambio climático! No sé cuáles serían sus argumentos, pero bueno, ¡siempre pueden sorprendernos!

Quedar en casa, por lo tanto, es la palabra clave y todo el mundo tiene que respetarla. Por mi parte, las primeras semanas fueron muy difíciles. He vivido varios pasos: negación (querer salir, decir que eres joven y no te arriesgas mucho), calmade todos modos, porque una multa duele siempre jaja, sufrir de aburrimiento e ideas negras (ya que no tienesmás que hacer: pensar).... Entoncesfinalmente hay aceptación. ¡Hacemos una rutina, hablamos con los amigos y la familia y tratamos de sobrevivir como todo el mundo, estamos todos en el mismo barco!

 

Tengo un deseo para todo el equipo del CMX: Fuerza a todos y mucho ánimo.

¡Eso es todo para mí, por ahora! 

<< volver

Te interesa

Junio y Julio - Zulema Molina desde Rep. Checa

Holi de nuevo, el día 9 de Mayo como pudísteis leer anteriormente me había aventurado a hacer un voluntariado en República Checa, 3 meses más tarde me teneis aqui de nuevo para contaros mi experiencia en este tiempo que llevo aquí.

Julio en Padova- Claudia González desde Italia

Ciao a tutti! Esta vez vengo de nuevo a contaros cómo ha ido mi mes de julio en Padova. El Festival de Sherwood se acercaba ya a su recta final, y tuve la oportunidad de entrevistar a una de las artistas más importantes del panorama italiano, Margherita Vicario, y posteriormente hice el...

Sin parar- Jesús González desde Alemania

Ahora mismo estoy tirado en el suelo del Aeropuerto de Madrid, escribiendo en un portátil de la organización -el mío hizo crack- y esperando a que habiliten una puerta de embarque para el vuelo Madrid-Düsseldorf. Hasta llegar a este punto han pasado bastantes cosas...