USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Febrero 2020 - Alba Villa Fernández desde Finlandia

¡Hola de nuevo! A lo largo de este mes he hecho alguna cosilla que me apetece contaros, así que allá vamos.
El primer finde del mes me fui a Ylivieska (a unos 20 minutos en coche de Eskola) con los voluntarios de allí y Alejandro (el chico español que está en Kannus). El viernes de tarde y noche estuve con ellos en el centro juvenil en el que trabajan (Sputnik 2022), me encanta ese sitio por todos los juegos y posibilidades que tiene para hacer actividades y pasarlo bien. Ese día tocaba hacer brownies, así que nos pusimos a ello y, la verdad, que quedaron súper ricos. Hicimos uno con cachitos de chocolate con menta, porque descubrimos que todos los voluntarios pertenecíamos a esa secta de gente rara a la que le gusta y no podíamos perder la oportunidad de regodearnos en ello y disfrutarlo. El día siguiente se nos unieron los voluntarios de Kalajoki. Por la mañana estuvimos por la ciudad y preparando la comida y todo juntas y de tarde fuimos a la casa de una de las trabajadoras del centro, que nos había invitado.

 

Una semana después nos fuimos a Laponia unos días con el novio y unos amigos de Silvia. Fue una pasada. Estuvimos en cabañitas de madera muy bonitas, la primera en Kuusamo (al sureste) y la segunda en Purnumukka (mucho más al norte). Fui increíble ver toda esa cantidad de naturaleza y nieve. En los tejados (e incluso en las copas de algunos árboles) podías ver más de un metro de nieve acumulada y en las ciudades a veces costaba distinguir donde acababa la acera. Todo estaba totalmente cubierto y con un tono blanco brillante precioso, que era aún más increíble en los días soleados. Pero también tengo que decir que es horrible para caminar como te salgas de los senderos, aunque muy divertido (sobre todo si lo ves desde fuera) y un buen deporte, porque te hundes en ella a cada paso. Nunca habíamos empatizando tanto con los niños y niñas peques de la guarde a los que les cuesta andar en la nieve y hielo y se van cayendo todo el rato y acaban frustrados y llorando (bueno, al nivel de esto último no llegamos, por suerte). También tuvimos la suerte de ver auroras boreales (son realmente sorprendentes y muy bellas y tuvimos la suerte de verlas alguna vez más por Eskola) y sumergirnos en parques nacionales totalmente cubiertos e increíbles. Aunque me he quedado con las ganas de ver renos u otros animales y pasar por la Casa de Santa Claus (solo por curiosidad de verla una vez en mi vida, porque en realidad no me llama mucho).

 

En este mes también fue el cumple de dos voluntarias y los celebramos en la casa de vacaciones de la familia de acogida de una de ellas, al sur de Finlandia, a las afueras de Tenala, en una casita al lado de un lago. Era un sitio precioso y con espacio suficiente para el grupillo de voluntarios que nos juntamos, así que pasamos un fin de semana genial reencontrándonos, hablando, cocinando, bailando y disfrutando.
A finales de febrero, en el día internacional que tenemos un martes de tarde al mes (por lo menos), hicimos una fiesta de carnaval. Había preparados diferentes juegos con disfraces, un pintacaras, una pequeña presentación con imágenes de lo que significa el carnaval en España (porque aquí en Finlandia no lo tienen) y una merienda con frixuelos y chocolate para acabar. Al final no salió nada como estaba previsto e incluso dejamos de hacer alguna actividad, pero se lo pasaron en grande, que al final es lo importante.
Pues... con todo esto, creo que en general os he contado un poco lo más destacable de este mes, así que me parece que toca despedirse... ¡Nos vemos prontito, que en nada ya estoy aquí otra vez contándoos mi vida por Eskola y alrededores!

<< volver

Te interesa

Mi voluntariado-Martino Ariel desde Polonia

Desde el momento inicial Kraków me pareció una ciudad fantástica, llena de oportunidades. El comienzo fue muy suave y... 

En un lugar de la República Checa...- Nerea Enríquez desde Rep. Checa

Dos meses y siete días han pasado desde que llegué a este lugar del mundo en el que el tiempo pasa volando sin darse una de cuenta. Dos meses y siete días que se sienten como el doble, incluso el triple...

Empieza mi experiencia de voluntariado-Andrea Barrientos desde Alemania

Me presento soy Andrea una joven peruana - canaria que desde hace muchos años quería hacer el voluntariado europeo, pero no encontraba cuando, hasta que llegó la pandemia y considere que era un buen momento para aprender un nuevo idioma y tener una experiencia en el extranjero...

ENLACES