USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Primer mes en Leipzig- Luzia Carrero desde Alemania

foto

Ahora mismo estoy escribiendo esto mientras superviso la segunda planta del museo Mendelssohn donde actualmente realizo mi voluntariado desde hace tres semanas. El museo es pequeño y no suele venir demasiada gente (salvo días concretos), así que siempre tengo algo de tiempo para leer o escribir cuando me toca esta tarea. Siempre que estoy trabajando pienso en llegar a casa y charlar un rato con Mada (rumana), Clara (francesa) y Vlad (bielorruso), mis compañeros de piso, mientras cenamos antes de irnos a dormir. Cuando llegué al piso no tenía muy claro si encajaríamos del todo, pero definitivamente nos hemos hecho muy buenos amigos y en poco tiempo hemos compartido muy buenos momentos como el que voy a contar a continuación.

El viernes de la segunda semana en Leipzig fue el cumple de Clara y cenamos los cuatro en casa quiche y galletas que hicimos entre todos. Estábamos algo tristes porque nos habíamos quedado sin entradas para Molchat Doma, un grupo de Bielorrusia que me gusta mucho y que un día les enseñé y les gustó y queríamos ir a ver. Mientras cenábamos, Vlad se puso a buscar al cantante en Facebook y no sabemos muy bien qué le dijo en ruso, que al final acabamos en la "guest list" y casi nos da algo. De la emoción ni nos comimos las galletas.

 

Quedaba una hora para el concierto. Yo estaba en mi habitación cambiándome de ropa y por un segundo pensé que era todo una broma y que yo era la única ingenua que se lo había tragado, pero para nada. El concierto era en UT Connewitz, al sur de la ciudad. Ahora convertido en discoteca, había sido un teatro (de 1912 acabo de leer en Wikipedia) y ahora tenía una pinta muy decadente, pero muy guay. Pronto se llenó de gente y comenzó el concierto, que fue increíble. Al acabar, apareció el cantante por ahí saludando a gente, así que nos acercamos para darle las gracias por colarnos. Me hizo mucha gracia ese momento, pero a la vez mucha vergüenza porque seguramente pensaría que éramos unas locas.

 

Ahora guardo este recuerdo con mucho cariño, al igual que mis compañeros, con los que a veces aún hablo de la gran noche que pasamos bailando en aquel lugar. Sin duda un inicio de estancia genial en Leipzig.

 

<< volver

Te interesa

Mi voluntariado-Martino Ariel desde Polonia

Desde el momento inicial Kraków me pareció una ciudad fantástica, llena de oportunidades. El comienzo fue muy suave y... 

En un lugar de la República Checa...- Nerea Enríquez desde Rep. Checa

Dos meses y siete días han pasado desde que llegué a este lugar del mundo en el que el tiempo pasa volando sin darse una de cuenta. Dos meses y siete días que se sienten como el doble, incluso el triple...

Empieza mi experiencia de voluntariado-Andrea Barrientos desde Alemania

Me presento soy Andrea una joven peruana - canaria que desde hace muchos años quería hacer el voluntariado europeo, pero no encontraba cuando, hasta que llegó la pandemia y considere que era un buen momento para aprender un nuevo idioma y tener una experiencia en el extranjero...

ENLACES