USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Pamplona - Cristian Mirto - Voluntariado en España

25.06 - 15.07

 

En esta entrada de mi blog os quiero hablar sobre mi viaje a Pamplona, que decidí visitar durante las célebres fiestas de San Fermín. Este es uno de los eventos más conocidos a nivel mundial que se tiene en España. De hecho, por la fiesta de San Fermín son muchos los extranjeros, incluso procedentes de fuera de Europa, que viajan a Pamplona para disfrutar de la atmósfera de fiesta y diversión que se vive en la capital de Navarra.

foto foto

Mi permanencia en Pamplona ha sido breve, dado que solo estuve dos días. Aproveché para ver lo más típico que tiene lugar en esta fiesta: el encierro de los toros. Decidí verlo desde la plaza de toros de Pamplona, donde se acaba la carrera cada día pocos minutos después de las 8 de la mañana. Sin embargo, tuve que madrugar mucho más, para llegar allí con antelación, recoger las entradas y tomar sitio en la plaza. Madrugar cuesta, pero fue un sacrificio bien recompensado por el espectáculo que tiene lugar antes de la carrera. Hay una banda que toca permitiendo a la gente que va esperando que pueda entretenerse con música y bailes. Toda la carrera se puede ver desde la plaza gracias a las dos pantallas allí instaladas. Ese día, gracias a la protección de San Fermín, nadie fue golpeado por un toro y los heridos se dañaron ellos mismos resbalando por la agitación que viven en aquellos minutos y que les hace meter la pata. Después de la llegada de los toros, hay un evento un poco menos peligroso: en la plaza van soltando unas vacas, una tras otra, y todos lo que quieren hacerlo pueden intentar esquivar sus cabezazos. Yo me quedé tranquilo en mi sitio, disfrutando mucho cada golpe con cierto placer sádico.


foto

Pamplona me pareció una ciudad muy bonita. Durante San Fermín es casi imposible ver a alguien que no lleve los colores típicos de la fiesta: el blanco y el rojo. Por supuesto, yo también tuve que adecuarme y comprar un pañuelo rojo para mimetizarme en la masa. Todo el día en cada esquina del centro de la ciudad hay un evento. Asistí también a una misa al aire abierta en honor de San Fermín donde mi pañuelo ha sido bendito por un sacristán. Consciente de esto, voy a guardar con mucho cariño ese pañuelo en recuerdo de mi viaje a Pamplona y esperando que me proteja en mi futuro después del SVE, que va hacia su conclusión.

<< volver

Te interesa

En un lugar de la República Checa...- Nerea Enríquez desde Rep. Checa

Dos meses y siete días han pasado desde que llegué a este lugar del mundo en el que el tiempo pasa volando sin darse una de cuenta. Dos meses y siete días que se sienten como el doble, incluso el triple...

Empieza mi experiencia de voluntariado-Andrea Barrientos desde Alemania

Me presento soy Andrea una joven peruana - canaria que desde hace muchos años quería hacer el voluntariado europeo, pero no encontraba cuando, hasta que llegó la pandemia y considere que era un buen momento para aprender un nuevo idioma y tener una experiencia en el extranjero...

Tres meses ya- Aida Nuñez desde Bélgica

Saludos desde el sur de Bélgica! Tras tres meses aquí puedo decir que me encuentro completamente adaptada, tanto en el trabajo como en el entorno...

ENLACES