USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Explorando Asturias - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante estos días he tratado de sobrevivir al mal tiempo. Cuesta bastante aguantar el frío y la lluvia pensando que estamos en Junio y viendo a diario fotos en las redes sociales de amigos en Italia disfrutando de la playa y del sol. En cambio, yo estoy obligado a salir de casa en sudadera y chaqueta. "Asturias es tan bonita y verde porque llueve mucho" es el refrán que hay que repetirse para enfrentarse al mal tiempo con positividad. Acerté en que el refrán afirma la verdad sobre la belleza de la naturaleza asturiana haciendo otra pequeña excursión de dos días por la zona oeste del Principado. Visité Cudillero, la Playa del Silencio, Taramundi y Luarca.

Cudillero y Luarca son pequeños pueblos asomados al mar. En Cudillero es muy bonito dar un paseo por la zona del puerto y admirar los pisos variopintos que se encuentran sobre las colinas que lo rodean. Todos los restaurantes sirven los típicos platos asturianos de marisco. En Luarca destacan su faro y su cementerio donde está enterrado Severo Ochoa, premio Nobel de la Medicina nacido en ese pueblo.

Desde que llegué a Asturias, la Playa del Silencio ha sido uno de los destinos que más han recomendado. De hecho, es una playa muy bonita, caracterizada por un paisaje maravilloso gracias a las formaciones rocosas que la rodean. Tuve también buena suerte porque durante mi visita hacía sol. El único pequeño defecto de la playa es que no hay arena, sino solamente piedras bastante gruesas.

Sin embargo, lo que más me gustó de mi viaje fue Taramundi y las aldeas de sus alrededores. Es una zona de montaña muy cercana a la frontera con Galicia. Los pueblos tienen un encanto particular por sus casas rurales enteramente edificadas en piedra. Taramundi es famosa, además, por sus fábricas artesanales de navajas y cuchillos. No pude visitar el museo dedicado todo a los cuchillos que se encuentra allí, porque estaba cerrado. Sin embargo, no podía volver a Gijón sin una pequeña navaja y me paré en una tienda para comprarla. La guardaré como recuerdo de esta excursión.

Visité también una pequeña aldea cerca de Taramundi que se llama Os Teixois, probablemente uno de los sitios más bonitos que tuve la oportunidad de visitar en España. Es un paisaje de postal, con montañas verdes, arroyos y molinos, verdaderamente precioso.

foto foto

El fin de mi SVE se aproxima. Estos días viajando por Asturias fueron de los mejores que tuve durante mis 8 meses de permanencia. El precio del frío y la lluvia que estoy pagando para estar aquí se puede considerar un sacrificio que merece la pena pagar, considerando todo.

<< volver

Te interesa

Mi voluntariado-Martino Ariel desde Polonia

Desde el momento inicial Kraków me pareció una ciudad fantástica, llena de oportunidades. El comienzo fue muy suave y... 

En un lugar de la República Checa...- Nerea Enríquez desde Rep. Checa

Dos meses y siete días han pasado desde que llegué a este lugar del mundo en el que el tiempo pasa volando sin darse una de cuenta. Dos meses y siete días que se sienten como el doble, incluso el triple...

Empieza mi experiencia de voluntariado-Andrea Barrientos desde Alemania

Me presento soy Andrea una joven peruana - canaria que desde hace muchos años quería hacer el voluntariado europeo, pero no encontraba cuando, hasta que llegó la pandemia y considere que era un buen momento para aprender un nuevo idioma y tener una experiencia en el extranjero...

ENLACES