USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Trainig en Split y de vuelta a España - Cristina Allende-SVE en Croacia

En el mes de febrero solo he pasado dos semanas en Pula, la verdad. A principios de mes, me escapé de vuelta a España. Pude pasar el Antroxu en Gijón por primera vez en seis años (mira que tener que irme a Croacia para poder volver al carnaval asturiano...). Tras una parada rápida en Madrid y problemas con los vuelos, acabé a las 5 de la mañana en Split, lloviendo a cántaros, delante del hostal en el que nadie parecía abrirme. Todo acabó bien, pero era necesario compartir mi pequeña crisis mañanera.

El Mid-term training fue genial. Como siempre, hubo muy buen rollo entre los voluntarios pude conocer a gente y proyectos que de otra manera no hubiese sido posible. Además, la habitación que compartía con las otras voluntarias de Pula era la única con balcón y tenía unas vistas envidiables sobre la playa más famosa de Croacia.

El tiempo no acompañó demasiado, pero fue un privilegio poder ver Split sin las características multitudes del verano y la primavera. La ciudad vieja es impresionante y el paseo marítimo, Riva, es increíble.

 
De vuelta a Pula, tenemos muchos proyectos abiertos: volver a abrir la radio, clases de español y talleres para amenizar el invierno que, crucemos los dedos, no durará mucho más.
 
 
        

<< volver

Te interesa

Junio y Julio - Zulema Molina desde Rep. Checa

Holi de nuevo, el día 9 de Mayo como pudísteis leer anteriormente me había aventurado a hacer un voluntariado en República Checa, 3 meses más tarde me teneis aqui de nuevo para contaros mi experiencia en este tiempo que llevo aquí.

Julio en Padova- Claudia González desde Italia

Ciao a tutti! Esta vez vengo de nuevo a contaros cómo ha ido mi mes de julio en Padova. El Festival de Sherwood se acercaba ya a su recta final, y tuve la oportunidad de entrevistar a una de las artistas más importantes del panorama italiano, Margherita Vicario, y posteriormente hice el...

Sin parar- Jesús González desde Alemania

Ahora mismo estoy tirado en el suelo del Aeropuerto de Madrid, escribiendo en un portátil de la organización -el mío hizo crack- y esperando a que habiliten una puerta de embarque para el vuelo Madrid-Düsseldorf. Hasta llegar a este punto han pasado bastantes cosas...