USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Capítulo 4 - Marina Rey - SVE en Reino Unido

Hola de nuevo a todxs!!

Este mes os traigo el blog un poco tarde pero cuando el sol asoma hay que aprovecharlo! La verdad es que el mes de junio no ha tenido mucha novedad reseñable, todo dentro de la normalidad de mi rutina inglesa. En el trabajo las cosas progresan adecuadamente: cada vez tengo más responsabilidades y puedo entender que está pasando. Otra de las cosas importantes de este mes es que hicimos algún viaje con las mujeres usuarias y sus hijxs, como ir a una fábrica de chocolate de una conocida marca que (a pesar de que era más un museo/tienda) todxs nos lo pasamos en grande.

  

El tiempo en junio no fue el mejor pero tuvimos un par de días de sol para aprovechar. De hecho, en uno de ellos me fui con unos amigos a una festival en Stratford-upon-Avon, el lugar donde nació Shakespeare. Allí, había una fiesta al aire libre en un parque al que muchas familias iban a pasar el día. En Inglaterra puedes ver como, al mínimo rayo de sol, todos los jardines tienen encendida su barbacoa. Es algo que me gusta mucho de aquí, que aprovechan los días soleados(ya que normalmente no tienen muchos) ya sea para hacer algo de provecho o irse de tiendas (que es la clave del ocio aquí).

Para ser sincera, este mes no han pasado muchas cosas nuevas, pero en Julio traeré alguna que otra novedad.

Xxx Marina.

<< volver

Te interesa

Septiembre 2020 - Luzia Carrero desde Alemania

Nuestro objetivo de este mes era por fin visitar Praga. Ya teníamos todos los billetes y el alojamiento reservado y cosa de 5 días antes se decretó zona de riesgo, así que...

Mes de septiembre en los Países Bajos- Alexandra Vilana desde Holanda

Septiembre ha sido un mes de vuelta a la rutina en 's-Hertogenbosch: las escuelas han vuelto a la normalidad, las nuevas voluntarias han llegado y nosotras hemos retomado nuestros horarios aquí, tras haber pasado el agosto con la familia.

Julio, un punto y final (casi)-Isabel Langa desde Austria

Desde el momento en el que decidí quedarme un año más en Viena, las despedidas se volvieron surrealistas. Mi cerebro no terminaba de computar que volvía a España tan solo de vacaciones...

ENLACES