USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Viaje a León - Agné Dainauskaté - Prácticas Erasmus+

sve
Hola a tod@s,
Este finde pasó más rápido que nunca y con muchas cosas que hacer. El jueves Pablo (mi novio) y yo salimos con sus compañeros de clase porque el viernes era el día libre para ellos y había que celebrar que no iban a tener clase al día siguiente. Pasamos por un par de bares, tomamos algo y hablamos y todos nos lo pasamos muy bien.
El viernes en "Cuantayá", la organización a la que voy una vez a la semana, no había clase; en lugar de hacer los deberes como siempre los niños tuvieron la oportunidad de escuchar una charla de algunos de los voluntarios que trabajan con ellos. Los voluntarios contaron más sobre ellos mismos, sus vidas, su infancia para que los niños les conozcan mejor y puedan identificarse con ellos en algunos aspectos, lo que a mí me pareció una idea muy buena.




El evento fue muy interesante y un poco gracioso porque los empleados lo organizaron en plan "programa de entrevistas": dos trabajadoras eran las "presentadoras" con "micrófonos" (que en realidad eran pajitas) que estaban haciendo preguntas a los voluntarios, preparándoles un  café y repitiendo que el programa estaba "en directo", por lo cual los niños tenían que prestar atención y portarse bien.
El sábado fue el gran día del viaje: mi pareja y yo fuimos a León. Nos levantamos a las 6 de la mañana y nos encontramos con Sarah, mi compañera de voluntariado, para ir a la estación de trenes porque ella también tenía que coger el mismo tren, aunque se bajó en Burgos. Sin embargo, al llegar a la estación de Gijón supimos que se había suicidado un hombre - saltó del puente justo a las vías del tren... Esta noticia me puso muy triste y no paré de pensar en ello durante el viaje pero al llegar a León me olvidé de lo malo y me centré en aprovechar el viaje y el tiempo - ¡hacían 26 grados! León me pareció una ciudad bonita, especialmente su arquitectura. Visitamos la catedral, el barrio del Húmedo, la plaza mayor y del Grano, el museo del arte contemporáneo, caminamos por las calles estrechas, tomamos un helado italiano y claro, nos cansamos muchísimo, sobre todo yo porque llevaba zapatos que ahora ya sé que no están hechos para caminar todo el día. Llegamos a casa sobre las 12 de la noche, cansadísimos pero muy contentos con el viaje.



El domingo fue el día del padre, así que la familia de mi novio me había invitado a comer con ellos en Candás. Comimos en una pizzería italiana, luego tomamos un café con tiramisú, charlamos un rato y en unas horas ya estaba en casa, preparándome para la semana siguiente y pensando que me queda muy poco tiempo aquí y que no quiero irme... Pero quién sabe, si todo va bien, ¡igual regreso en verano!

Un besito,

Agne

<< volver

Te interesa

El invierno en una isla griega- Elena Vega desde Grecia

Hoy hace tres meses que llegué a Lefkada, una pequeña isla situada en el mar Jónico. No miento si os cuento que escogí Grecia, entre otras cosas, porque estaba buscando el sol. Los inviernos en Gijón, la ciudad que me acogió los ultimos cinco años de mi vida, no son fáciles. La oscuridad y la falta de luz estaban...

 

Enero 2021- Maria Dominguez desde Alemania

Este mes fue un poco complicado, estuve en contacto sin mascarilla con un caso positivo de coronavirus en la escuela donde hago el voluntariado, ya que no sé está permitido usar mascarilla en la clase de deporte por tratarse de niños especiales, lo que aumenta las posibilidades de contagio. Estuve dos semanas en cuarentena pero... 

El comienzo-Maria Dominguez desde Alemania

Mi voluntariado es en  el norte de elamania en una escuela para niños especiales, en edades entre 7 y 18 años. Los primeros días estaba un poco confundida a cerca de los trenes que debía tomar para poder ir a la escuela...

ENLACES