USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Navidad con los Culomoyaos - Hauke Schneider - SVE en España

          

Después de todos nuestros viajes de la pasada semana pasamos una semana tranquila en Gijón. Descansamos un poco e intentamos curarnos del resfriado, ¡que aún no conseguí por completo! No obstante fuimos capaces de hacer unas excursiones interesantes. El jueves 8 era festivo y yo cogí el bus a Luanco con Irina, la voluntaria rusa y Carlota, nuestra mentora. Luanco es un bonito pueblo pequeño frente al mar y cerca de Gijón. No hay mucho que hacer allí, pero disfrutamos mucho del tiempo soleado. A la hora de comer nos sentamos en la terraza de un restaurante al lado del puerto y pedimos platos riquísimos de la región: croquetas, calamares y también zamburiñas (el tipo de conchas que conocéis quizás como símbolo del Camino de Santiago), que sorprendentemente me gustaron mucho.

Gijón también lo conocimos mejor a través de dos excursiones por la cuidad. El viernes seguimos las pistas de una ruta de Geocaching a lugares interesantes del centro. Fue organizado por Geomundo, una asociación gijonesa que busca a promover la riqueza patrimonial de la región. ¡Gracias a vosotros, chicos!

                                                                       <--- Elogio del Horizonte de Gijón 

Ayer Luis, encargado del Grupo de Salud e Igualdad del Conseyu e historiador, nos llevó a descubrir los sitios históricos de Gijón. Siempre es genial tener alguien que te pueda explicar un poco, nos mostró rincones de la cuidad por los que yo antes había pasado sin mirar, ¡sin darme cuenta de lo que tenía delante de las narices! Así vimos las antiguas casas de los obreros y mineros, que están escondidas en un patio detrás de las casas burguesas y la muralla romana en el barrio de Cimavilla, de la que todavía se pueden ver rastros. Aprendimos que a los gijoneses se los llama "Culomoyaos" (culos mojados) o "Playos" por su cercanía al mar, sacamos una foto en el Elogio del Horizonte y probamos los Carbayones, un dulce asturiano originalmente de Oviedo, antes de ponernos en camino a las antiguas termas romanas, donde pudimos admirar los conocimientos arquitectónicos de los romanos en el museo de excavaciones delante de la iglesia de San Pedro.

         

En la oficina estuvimos ocupados recogiendo material para las clases de idiomas que comenzarán con nuevos horarios en enero. Además de inglés, también habrá grupos de francés y de alemán. Ayer fue la última clase de inglés antes de Navidad y fue todo un éxito, ahora podemos irnos en Navidad con buena conciencia. Yo partiré el 20 a Barcelona para quedar con una amiga de Alemania y espero también volver a ver a unos voluntarios de la formación a la llegada.

Propósitos para las semanas que vienen: ¡Disfrutar de las vacaciones, reconectar con unos amigos y conseguir comer todas las doce uvas en Nochevieja!

Felices fiestas, nos leemos en 2017,

Hauke

<< volver

Te interesa

En un lugar de la República Checa...- Nerea Enríquez desde Rep. Checa

Dos meses y siete días han pasado desde que llegué a este lugar del mundo en el que el tiempo pasa volando sin darse una de cuenta. Dos meses y siete días que se sienten como el doble, incluso el triple...

Empieza mi experiencia de voluntariado-Andrea Barrientos desde Alemania

Me presento soy Andrea una joven peruana - canaria que desde hace muchos años quería hacer el voluntariado europeo, pero no encontraba cuando, hasta que llegó la pandemia y considere que era un buen momento para aprender un nuevo idioma y tener una experiencia en el extranjero...

Tres meses ya- Aida Nuñez desde Bélgica

Saludos desde el sur de Bélgica! Tras tres meses aquí puedo decir que me encuentro completamente adaptada, tanto en el trabajo como en el entorno...

ENLACES