USUARIOS
 MENU
europa

Europa

La Fiesta Holandesa en Avilés - Carolin L. - SVE en España

El fin de semana pasado fue muy divertido fuimos a una fiesta holandesa de nuestra amiga de Avilés. Conocimos muchas cosas nuevas de los Países Bajos, tuvimos que probar quesos,  diferentes y adivinar cual era el queso holandés, y también probamos mucha comida holandesa y practicamos juegos que son habituales en fiestas holandesas. Uno de los juego funciona así:

Hay que atar una cuerda con un clavo detrás de del pantalón y luego tratar de meter el clavo en una botella. Es muy difícil pero muy divertido. Tuvimos una noche muy agradable con gente muy divertida y por eso al siguinte día dormí casi todo el día, aúnque por la tarde nos encontramos para jugar un poco al billar.
La semana empezó con buen tiempo y disfrutamos este pero fué empeorando un poco más cada día.
Me gusta mucho caminar por la ciudad y ver como la naturaleza despierta de su hibernación.

 

 

Ojála tengamos otro finde muy divertido porque nos vamos a Burgos hoy a visitar a nuestro amigo de Burgos y a las chicas que fueron a Gijón hace más o menos 2 semanas y nos han invitado a una fiesta.
Algunas personas me han dicho que Burgos es una de las ciudades donde hace más frío de  España.
¿Debería llevar mi bufanda?
Me alegro de ir a una ciudad nueva y por supuesto voy a disfrutar.

<< volver

Te interesa

Junio y Julio - Zulema Molina desde Rep. Checa

Holi de nuevo, el día 9 de Mayo como pudísteis leer anteriormente me había aventurado a hacer un voluntariado en República Checa, 3 meses más tarde me teneis aqui de nuevo para contaros mi experiencia en este tiempo que llevo aquí.

Julio en Padova- Claudia González desde Italia

Ciao a tutti! Esta vez vengo de nuevo a contaros cómo ha ido mi mes de julio en Padova. El Festival de Sherwood se acercaba ya a su recta final, y tuve la oportunidad de entrevistar a una de las artistas más importantes del panorama italiano, Margherita Vicario, y posteriormente hice el...

Sin parar- Jesús González desde Alemania

Ahora mismo estoy tirado en el suelo del Aeropuerto de Madrid, escribiendo en un portátil de la organización -el mío hizo crack- y esperando a que habiliten una puerta de embarque para el vuelo Madrid-Düsseldorf. Hasta llegar a este punto han pasado bastantes cosas...