USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Covadonga - Carolin L. - SVE en Gijón

El fin pasado fuimos con los otros voluntarios de Avilés y  Oviedo a Covadonga. En Covadonga vimos a estos monumentos:la gruta con la „Virgen de Covadonga", la Basílica de Covadonga y los lagos de Covadonga con sus montañas.

  

Especialmente me encantaron los lagos y las montañas, la vista era increíblemente hermosa y casi irreal. Paisajes de montañas no se suele mucho con España y por esa razón me parecó todo aún más fascinante. Un poco más tarde hicimos el almuerzo en un restaurante asturiano donde nosotros comimos comida tipica de Asturias, pienso que todos quedaron satisfechos con la comida.                                                                                                                                  

Después del almuerzo nosostros vimos el puente más popular, es un símbolo de Asturias. Tuvimos mucha diversión todo el fin. El martes por la tarde tuve mi primer grupo de alemán y era un poco extraño hablar en aleman otra vez porque todo el tiempo hablamos en inglés y pocas veces trato de hablar en espanol. Ser oyente es más fácil que ser hablante. El miércoles los otros voluntarios y yo almorzamos todos juntos, comimos queso con mermelada  de tomate y cachopos, estos son platos tipicos asturianos.

  

Desafortunadamente me puse enferma y por la pasada tarrde no pude ir a los grupos de inglés. Hoy me siento mejor y finalmente voy a comprar un abrigo.

<< volver

Te interesa

Septiembre 2020 - Luzia Carrero desde Alemania

Nuestro objetivo de este mes era por fin visitar Praga. Ya teníamos todos los billetes y el alojamiento reservado y cosa de 5 días antes se decretó zona de riesgo, así que...

Mes de septiembre en los Países Bajos- Alexandra Vilana desde Holanda

Septiembre ha sido un mes de vuelta a la rutina en 's-Hertogenbosch: las escuelas han vuelto a la normalidad, las nuevas voluntarias han llegado y nosotras hemos retomado nuestros horarios aquí, tras haber pasado el agosto con la familia.

Julio, un punto y final (casi)-Isabel Langa desde Austria

Desde el momento en el que decidí quedarme un año más en Viena, las despedidas se volvieron surrealistas. Mi cerebro no terminaba de computar que volvía a España tan solo de vacaciones...

ENLACES