USUARIOS
 MENU
europa

Europa

¡He llegado a Finlandia! - Lupe García Figueroa - SVE en Finlandia

¡Hola! Me llamo Lupe, tengo 29 años y soy voluntaria europea en Finlandia. Junto con mi compañera Olaya, he sido seleccionada para colaborar en un proyecto educativo en una pequeña escuela de un pueblo llamado Eskola. En mi caso la noticia me llegó con sólo un mes de anticipación pero no quería dejar escapar esta oportunidad. Llevaba ya mucho tiempo queriendo realizar un voluntariado europeo.

Francamente, nunca me imaginé visitando este país y apenas sabía nada de él. La llegada me impactó. El paisaje desde el avión ya dejaba ver que estábamos muy lejos de casa y las carreteras son rectas infinitas rodeadas de frondosos bosques donde apenas se ven casas.

 

No pudimos tener mejor recibimiento. Todo el mundo se alegró de nuestra llegada (un acontecimiento para un pueblo tan pequeño) y han estado atentos/as a que no nos falte de nada y de darnos a conocer el entorno. Hasta han incluido un menú vegetariano para mí en el bufet del comedor. Sinceramente, se agradece mucho tanto cariño ya que al principio me dio la impresión de haberme venido a vivir al fin del mundo. Sólo hay un pequeño comercio a algo más de un kilómetro con 4 cosas básicas y el pueblo más cercano está a 12 km. No tenemos transporte público hasta allí pero nos han arreglado un par de bicicletas, ¡expresamente para nosotras!

 

El jueves tuvimos nuestro primer contacto con el colegio. Es muy pequeño y las familias gestionan e imparten la mayoría de las clases. Los y las niñas nos recibieron con los brazos abiertos y uno estuvo la noche antes sin poder dormir de lo emocionado que estaba por nuestra llegada. La sorpresa fue que ninguno sabe aún inglés, por lo que tenemos que aprender finés para comunicarnos y os garantizo que no es nada fácil. Por lo pronto ya sé saludar, dar las gracias, algunos números y decir "conejito" (esto de aprender con niños de 3 años tiene su lado bueno y su lado malo jaja).

 

El jueves por la tarde hicimos nuestra primera visita a Kannus gracias a la madre de uno de los niños que muy amablemente se ofreció a llevarnos de la que iba a dejar al hijo al entrenamiento de beisbol (¡nunca había visto a nadie jugar!). Nos enseñó rápidamente el pueblo, nos ayudó a hacernos el carné de la biblioteca y a ver las instalaciones del gimnasio. El viernes, una vecina del pueblo nos llevó hasta otra ciudad cercana donde había fiesta. A esta visita nos acompañó un chico gallego que llegó también esta semana como voluntario a Kannus y el hijo de la señora. Pudimos comprar ropa buena de abrigo ¡con un 80% de descuento! ¿Será suficiente para los -20 o -30º C que nos esperan? Ya lo veremos...

Un abrazo

<< volver

Te interesa

Enero 2021- Maria Dominguez desde Alemania

Este mes fue un poco complicado, estuve en contacto sin mascarilla con un caso positivo de coronavirus en la escuela donde hago el voluntariado, ya que no sé está permitido usar mascarilla en la clase de deporte por tratarse de niños especiales, lo que aumenta las posibilidades de contagio. Estuve dos semanas en cuarentena pero... 

El comienzo-Maria Dominguez desde Alemania

Mi voluntariado es en  el norte de elamania en una escuela para niños especiales, en edades entre 7 y 18 años. Los primeros días estaba un poco confundida a cerca de los trenes que debía tomar para poder ir a la escuela...

Volver a volver a Sentir- Saúl Fuentevilla desde Noruega

Noruega es el país de los cielos infinitos, el verde en los bosques y las postales de retina. Una sociedad atípica, diferente, del compromiso y responsabilidad y la prudencia en...

ENLACES