USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Una experiencia inolvidable en la formación del SVE en Valladolid - Ana Miruna - SVE en España

La semana  pasada estuvimos en Valladolid para nuestra primera formación sobre SVE y fue maravilloso. Me gustó el lugar, los coordinadores, la formación y por otra parte, la gente y el ambiente.

 

La semana estuvo muy, muy ocupada por decirlo de alguna manera. Tuvimos actividades todo el día y pasábamos tiempo por la noche con los otros voluntarios. Básicamente, esta formación tenía como objetivo conocer la estructura del programa, las normas, los derechos y las formas de mejorar nuestra estancia en España. También compartimos nuestras experiencias y aprendimos mucho de los proyectos de los demás e historias que nos ayudaron a darnos cuenta de cuáles son las ventajas y desventajas de nuestro proyecto.

He participado en otros cursos de formación y proyectos como éste, así que ya sabía qué esperar: muchos ejercicios de grupo, gente maravillosa, mala comida y sobrevivir muchas noches sin dormir, pero nunca he estado tan cerca de alguien en un corto período de tiempo. Sólo en 5 días nos convertimos en una familia, una familia SVE en España y fue muy difícil tener que irse después de un corto período de tiempo. Sin embargo, vamos a mantener en contacto  y espero que nos organicemos para visitar unos a otros en los próximos meses.

 

Esta última semana fue increíble y nunca la olvidaré. Voy a llevar conmigo las cosas que he aprendido, los recuerdos, los sentimientos y las amistades y los guardaré para siempre. No voy a decir nada más; Me limitaré a dejar que mis fotos hablan por sí mismas. 

 

<< volver

Te interesa

Septiembre 2020 - Luzia Carrero desde Alemania

Nuestro objetivo de este mes era por fin visitar Praga. Ya teníamos todos los billetes y el alojamiento reservado y cosa de 5 días antes se decretó zona de riesgo, así que...

Mes de septiembre en los Países Bajos- Alexandra Vilana desde Holanda

Septiembre ha sido un mes de vuelta a la rutina en 's-Hertogenbosch: las escuelas han vuelto a la normalidad, las nuevas voluntarias han llegado y nosotras hemos retomado nuestros horarios aquí, tras haber pasado el agosto con la familia.

Julio, un punto y final (casi)-Isabel Langa desde Austria

Desde el momento en el que decidí quedarme un año más en Viena, las despedidas se volvieron surrealistas. Mi cerebro no terminaba de computar que volvía a España tan solo de vacaciones...

ENLACES