USUARIOS
 MENU
europa

The adventure of living- Juan Manuel Torrontegui- SVE en Lituania

21-1-2015

La crisis económica de mi país y el desempleo nos obligan, año tras año, a irnos fuera a muchos jóvenes españoles con el fin de buscar un futuro, pero, ¿Pensamos realmente en las oportunidades que hay ahí fuera?

Soy Juan Manuel Torrontegui, tengo 22 años, recién licenciado en la carrera de Comercio y marketing y como muchos otros en mi país, me he visto obligado a emigrar de un lugar donde ahora impera la corrupción, hay un 55% de desempleo  juvenil y nuestro gobierno no hace nada por remediar nuestro futuro. El objetivo principal de todos nosotros es encontrar trabajo, pero, realmente ¿nos hemos parado a pensar lo mucho que podemos ganar ahí fuera? ¿Somos conscientes de lo mucho que nos abre la mente y las barreras ideológicas cuando estamos con extranjeros? La respuesta muchas veces es: no.

 

Tras cuatro años de universidad y un año en el extranjero, concretamente en Alemania, decidí irme fuera por las pocas oportunidades en mi país. Atrás dejó años de jugar a hockey patines, de viajes en el extranjero, como por ejemplo Méjico, Marruecos y Italia entre otros,  y de aventuras con mis amigos, como mi erasmus en Alemania, para aventurarme en otra nueva cultura como es la Lituana, muy al norte de mi país, y con un comportamiento y hábitos  diferentes.

Como voluntario, mi objetivo antes de venir a Lituania no fue puramente la búsqueda de trabajo,  pensé en más allá; en conocer el mundo tal y como debería ser para todos: sin barreras, pensé en conocer otras culturas y pensé en lo mucho que te aporta la vida cuando estoy fuera de casa, quizás no es algo sencillo pero es algo que merece la pena porque nunca vas a perder nada, siempre saldrás ganando, ya sea un nuevo idioma, una nueva experiencia, o simplemente un nuevo amigo.  

¿Por qué voluntario? Desde el primer proyecto que busqué hasta el último, mi objetivo era encontrarme a mí mismo, sentirme realizado ayudando a alguien o viéndome implicado en algún proyecto y la biblioteca de Plungé me dio esa oportunidad implicándome en sus actividades. He decidido Lituania porque creo que mi cultura choca totalmente con esta, por lo tanto sé que aprenderé mucho y sé que aprenderé a valorar las diferencias que cada uno tenemos. Con la idea principal de ayudar a los demás, mis planes se centran principalmente en ser un apoyo a las familias o niños con riesgo de exclusión social a través de algunos planes como: un banco de comida o de juguetes.

  

Hasta ahora la experiencia no ha sido para nada negativa, ya que la ventaja de venir a una ciudad no tan grande como Plungé es que puedo ver el verdadero comportamiento de los lituanos, quizás eso sería más difícil en ciudades más grandes como Vilnius o Kaunas, y lo que me he encontrado es que hay una diferencia abismal entre ambos países; desde la forma de comportarnos en el día a día hasta nuestra forma de trabajar.

 ¿Qué decir de Lituania? Como ya he mencionado, nos separa un mundo a nivel cultural, en algunos aspectos tienen una mentalidad más retrograda y quizás tienen el frío comportamiento típico de los países del norte, pero con el tiempo te vas dando cuenta de que en realidad es solo un muro que establecen al principio y que dejan atrás en cuanto te conocen más profundamente. Lo que más me ha llamado la atención es la importancia que le dan a la naturaleza ya que muchos de ellos prefieren una vida rural a la vida en las grandes urbes, sin embargo, muchos tienen que emigrar durante un tiempo para ahorrar cierto dinero para luego poder comprarse una casa a las afueras. 

 

 

Háganos llegar su comentario

ENLACES