USUARIOS
 MENU
europa

La última visita – Theresa Schmid

1-7-2014

El domingo llegó mi última visitante alemana a España, pasamos 5 días fenomenales pero ahora ya me siento muy rara y perdida por tener que volver a Alemania. Durante la visita de Janina hubo tantas cosas que hacer que pude olvidar que el SVE se está acabando y que Gijón luego ya no va a ser mi casa. Pero ahora la conciencia me pegó.

Basta de melancolía. Mejor os cuento las cosas divertidas que hicimos la semana pasada:

Después de recogerla en el aeropuerto de Santander  fuimos a Santillana del Mar porque todos me dijeron que era muy bonito y realmente me gustó este pueblo medieval. Es pequeño pero tiene su encanto. Cuando llegamos a Gijón, cocinamos y sin intentarlo empezamos nuestra semana vegetariana: Preparamos Lasaña de Verduras y después fuimos a la playa porque a mi amiga le encantan los sitios con agua: el mar, lagos, ríos, canales, etc. Por supuesto la Playa San Lorenzo mola mucho por la noche cuando ves los reflejos de luz en el agua.

 

El lunes le enseñé los sitios más bonitos e importantes de Gijón, como a todos los que me visitaron. Y por la tarde fuimos a la playa con Tomi y allí nos bañamos. No me vais a creer: Llevo casi 9 meses aquí y fue la primera vez que me bañé en la playa de Gijón. Tomi y yo tuvimos que cumplir "el Legado de Tibu" que significar mojarnos con cubos de agua ¡fue superdivertido!

Por la noche fuimos a la Playa de Poniente porque era el día de San Juan, el día de las hogueras. No sabía cómo era esta fiesta así que me sorprendí mucho: Un montón de gente, hogueras en toda la playa más una hoguera grande y fuegos artificiales. Es una fiesta muy bonita pero luego empezó a llover. Así que Janina y yo fuimos a tomar unas sidras en el Tierra Astur - le gusta la Sidra pero la sangría de sidra más. Después salimos un poco y visitamos a una amiga en el bar donde trabaja. Fue una noche divertida pero volvimos temprano porque el martes "madrugábamos" a las 10.

  

El martes fuimos a la huerta donde trabajan los voluntarios de Avilés porque nos invitaron a comer. La comida era vegetariana y más que rica - comimos, comimos y no paramos de comer. El propio sitio también me encantó y me recordó un poco al jardín de mis abuelos...

Cuando volvimos a Gijón el Museu del Pueblu Asturies ya estaba cerrado así que mi amiga no pudo verlo, pero entonces pasamos tiempo en el parque de Isabel La Católica. Como a mi amiga le gustan los animales se alegró cuando vio los pavos reales y los pájaros que hay allí.

   

El miércoles fuimos a Avilés pero por mala suerte los chicos allí no tuvieron tiempo para quedar. Así que yo actué como guía turística para mi amiga y le enseñé los sitios bonitos y el centro histórico. Además entramos al Centro Niemeyer donde vimos una exposición de instalaciones de luz: Hierbas que se mueven, un juego de sombra y luz. La cúpula del Centro Niemeyer es un sitio perfecto para una exposición así. Luego queríamos comer algo pequeño,  pedimos una ensalada pequeña y patatas y nos trajeron un montón - no acabamos ni la mitad. Así es ir a comer en Asturias.

Volviendo a Gijón mi amiga se compró algunos recuerdos y esperamos a mi novio porque Janina quería invitarnos a cenar (¡Otra vez comida!). Fuimos a un restaurante muy bonito donde nos llevaron algunas sorpresas muy ricas.

Y ya llegó el día de la despedida: Por la mañana fuimos de tiendas, comimos "algo pequeño" y nos acercamos a Santander... Fue la despedida más fácil porque ahora sólo me quedan dos semanas para volver a Alemania. Ahora no echo de menos a Alemania sino a España aunque todavía estoy aquí.

Háganos llegar su comentario

ENLACES