USUARIOS
 MENU
europa

¡Vivir a tope! – Theresa Schmid

17-3-2014

Ya llegó el día de mi viaje a Cataluña. De repente me encontré en el aeropuerto de Barcelona buscando la parada de Aerobuses. Quería visitar una amiga en Tárrega, una cuidad pequeña donde es bastante difícil llegar. Así que mi viaje todavía no se acabó. Desde la Plaza de Cataluña fui a la estación Barcelona-Santa pasando por las casas Batlló y Milá que son edificios famosos del arquitecto Gaudí. La estación es muy grande así que el tren salió sin mí y yo tuve que esperar 4 horas para el próximo. Se nota que Tárrega es muy pequeño... Lo positivo de esta situación fue que tenía tiempo para ver un poco de la ciudad. Primero fui a un parque para disfrutar el sol y descansar un poco. Luego fui al Montjuïc que está situado en una colina y tiene un jardín lleno de fuentes. ¡Me gusta mucho este sitio! Después pasé por el parque Joan Miró donde había muchos niños jugando. Y luego volví a la estación para que esa vez estuviera dentro del tren cuando saliera - ¡lo logré!

En Tárrega mi amiga me esperaba y luego fuimos a un concierto de música española. La gente bailó y no quería que el grupo se fuera. El sábado hubo otro evento: Una ruta en bicicleta organizada por la organización de mi amiga. Los participantes fueron personas con discapacidades como también sus cuidadores. El camino fue muy bonito porque pasamos por campos de almendros florecientes. Ya estamos en primavera. :) Al final llegamos a un lago situado en una reserva natural. Como estoy acostumbrada a la naturaleza verde de Asturias este sitio me pareció un poco triste. Pero en suma la excursión me gustó mucho, el único problema fue que muchos me hablaron en catalán y yo no entendía nada. Pero lo dices dos veces y después te hablan en castellano.

Por la tarde mi amiga me enseñó su ciudad que tiene un parque encima de una pequeña montaña. Así que tienes una vista preciosa y además los árboles y flores florecientes dan buena pinta al parque.

Para el domingo ya teníamos otro plan: Queríamos ir al monasterio de Poblet. Claro que no hay conexiones directas desde Tárrega y por eso hicimos una parada en Lleida donde también hay un monasterio y además un castillo. Fuimos a mirarlo y nos dejo con la boca abierta. El patio del monasterio es muy bonito e iluminado naturalmente. Subimos a la torre de la iglesia y vimos la ciudad desde arriba, que también es impresionante. Lo malo es que tienes que subir más o menos 250 escalones. Volvimos a la estación de tren y luego llegamos a un pueblo pequeñísimo dónde no hay nada. Tampoco fue posible ir al monasterio en autobús, tuvimos que caminar porque está fuera del pueblo. El sol brillaba tanto que tuvimos que parar y hacer un picnic. ;) El monasterio de Poblet es muy grande y lo interesante es que aunque está abierto para turistas todavía hay monjas que viven allí. Visitamos el monasterio con una guía y nos contó cositas interesantes sobre la historia y el uso del monasterio. Cuando volvimos a Tárrega cocinamos junto con los voluntarios en su casa. Mi amiga vive con dos turcas y tres franceses, un grupo muy simpático pero caótico.

El lunes siguiente tenía que despedirme porque ellos tenían que trabajar y me quedé un día para ver un poco más de la capital de Cataluña, Barcelona. Llegué en la plaza de Cataluña, fui a información turística, pedí un plan de metro y un mapa de la ciudad, deje mi bolso en una caja fuerte y ya empecé mi camino a ver los lugares de interés: Primero fui a la Sagrada Familia donde había tanta gente que no pude entrar. Es una pena que no se acabe la construcción, es una catedral especialmente bonita. Después fui al Parque Güell desde donde tienes una vista bonita de la ciudad y puedes encontrar algunos monumentos de lejos. Por supuesto Gaudí da lo especial al parque y ahora en primavera es más bonito creo. ¡El parque es un mar de flores! Tenía un poco de prisa porque un amigo italiano que conozco de la segunda formación me esperaba en el centro. Tomamos un café juntos y visitamos la catedral, la Plaça Reial y la iglesia María del Mar. Cuando llegamos a la columna de Cristóbal Colón él tenía que despedirse para ir a trabajar. Yo entonces fui al parque de la Ciudadela, al Arc de Triomf, al Palau de Música Catalana, a la Rambla y al Mercado de la Bouquería. Quería ver el barrio Barceloneta también pero por mala suerte cogí una calle falsa y llegué directamente al parque Ciutadela. Me enamoré un poco de este parque porque estaba lleno de flores y hay un fuente tan precioso que podría pasar días en sus alrededores. :)

En Gijón también hubo mucho que hacer: Como siempre clase de alemán e inglés, pero también empecé con la realización de mi proyecto personal: Es un proyecto de arte en la calle, así que necesito bastante tiempo para la preparación. De lo que hice hasta ahora estoy muy contenta. A ver como sale al final :) La semana pasada también fui a trabajar con una asociación de Gijón que se llama Esnala. Van al hospital para jugar con los niños y así hice yo. Fue una experiencia buena y me gustaría mucho repetirla, ojala que se pueda.

¿Como puedo concluir esta semana? ¡Un voluntariado a tope!

 

Háganos llegar su comentario

ENLACES