USUARIOS
 MENU
europa

De cómo me fui (o me echaron) y de cómo me encontré en Eslovaquia- Cristina P. Alvarez

8-11-2013

 

Soy una Asturiana, absolutamente orgullosa de mi tierra, podría decir que me fui de Asturias movida por un gran interés en conocer otras culturas, otras metodologías de trabajo, otra forma de entender y ver el mundo, aprender a desenvolverme en otra lengua hasta, incluso, me interesaba una forma distinta de cocinar. No faltaría a la verdad si digo que opté por el SVE por estas razones, pero sí me quedo corta si no relato otra gran verdad, no me fui, me echaron. Me echaron unas circunstancias políticas que no favorecen a las y los jóvenes, me echó un mercado laboral falto de ofertas y con una clara tendencia a la explotación. Por más que se empeñen en negarlo, los sueldos bajan y las horas suben. Me movió mi motivación de continuar con mi carrera profesional, de abrir mi mente a otras culturas, y me movió mi preocupación por quedarme atascada en un país en el que se han olvidado de que las y los jóvenes somos el futuro, pero también el presente.
Y dicho esto, relato ahora mi historia aquí, en un pueblo de 2500 habitantes de Eslovaquia, Stara Bystrica. Llevo ya un mes y aún trato de adaptarme al gallo todas las mañanas, he conseguido hacer mi estómago para comer a las 12:00 horas y el frio aún está por llegar. Mi responsabilidades aquí son principalmente talleres con las niñas y los niños, artes plásticas, manualidades, cocina...y clases de castellano. No haré mención alguna a la dificultad que tienen aquí para pronunciar la Ll o la G ya que también tendría que comentar, por respeto, mis dificultades para pronunciar la gran mayoría de sus 46 letras de su abecedario.
Este país es realmente increíble, me recuerda en cierta medida, y guardando las distancias, a Asturias, por sus paisajes montañosos y el verde. La gente es realmente amable y hacen grandes esfuerzos para que me integre y para que conozca el país.
Una de las cosas que más me atrajo de Eslovaquia es su situación, está en el centro de Europa del Este con lo que es relativamente sencillo moverte a República Checa, Hungría, Polonia o Austria. En este mes ya he hecho una excursión por los Cárpatos, aquí este sistema montañoso se divide en Alto Tatra y Bajo Tatra.

 

 cris carpatos

Fue una experiencia increíble llegar a los 2500 metros de altura, aunque he de reconocer que pasé un poquito de miedo. También he podido visitar Viena y Mauthausen, un lugar realmente horrible y del que no conocía que era el campo de concentración Nazi en el que mayor número de Españoles enviaron después de la Guerra Civil y, por tanto, murieron allí.
Las conversaciones políticas son muy interesantes. Han sufrido un cambio político muy brusco, al que muchas personas no han podido o no han querido adaptarse y del que reniegan en muchos casos. Por concretar, han pasado de un sistema político socialista a un capitalismo brutal en poco más de 20 años. Es una sensación común que han compartido conmigo en muchas ocasiones y distintas personas, por poner un ejemplo, jamás habían visto gente pidiendo dinero en la calle hasta hace poco años con la entrada del capitalismo, destacan la diferencia de clases que no existía antes y ahora se da con tanta dureza. No pretenden hacer una defensa a ultranza del sistema anterior, ni mucho menos, es una crítica a otro sistema que les ha venido impuesto y del que tienen claro que no es la panacea que se les vendió.
Este es el resumen de este mes, cargado de emociones y sorpresas.

 

 

 

 

Háganos llegar su comentario

ENLACES