USUARIOS
 MENU
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen

enero 2008

Bajo la sotana 2

FOTO: Jordan Suárez
JORDI SUÁREZ
N
o se pongan nerviosos ni se echen las manos a la cabeza tan rápido, lean tranquilamente y tómense la vida con otra filosofía que es más sano. Sólo es necesario que se dé por aludido quien debe hacerlo. Ya sé que generalizar es feo, pero es algo a lo que recurre muy habitualmente la Iglesia o, mejor dicho, su cúpula. En fin, que la iglesia entendida como institución es una cosa, pero seguramente desde la cercanía del individuo de a pie, católico profeta o profeso, es otra.

En ese afán de proclamar la palabra de Dios, el pasado miércoles se pasó por nuestra ciudad el señor Cañizares, el portero no, el otro, que vino a difundir el mensaje divino, bueno, como él diría, para evangelizar el mundo.

Realmente es perfectamente entendible que salgan a la calle a recordar a sus fieles los mandamientos de la Iglesia, pero ya decía que generalizar es feo. Que no todos tenemos por qué cumplir doctrina, vamos, que «nadie puede imponer la fe, la moral y las costumbres».

Por cierto, venía muy bien acompañado, así, en buen coche y con un buen séquito de ¿guardaespaldas?, que lo digo por los de negro que le acompañaban, no por los que esperaban sus palabras. Pero a lo que vino realmente Cañizares es a recordarnos, como lo hacían Rouco o Gasco, lo malos que somos todos aquellos, infieles y desarraigados, que permiten que en los colegios se esté «adoctrinando» a las criaturas y deformando horriblemente su moral hasta convertirlos en enfermos y pecadores. Lo de enfermos y pecadores no es cosa mía, que ya lo dijeron ellos, para enfermos los homosexuales. Y fíjense que divorciados, homosexuales o alguna mujer en un supuesto legal del aborto seguramente que sí hay entre los fieles que los siguen. Pero, bueno, a mí esto de «adoctrinar» no me queda del todo claro, porque adoctrinan los de oscuro en los púlpitos o los profesores, que con su libertad de cátedra cumplen en las aulas.

Al fin y al cabo la Educación para la Ciudadanía no es nada nuevo, se imparte en 22 de los 27 países de la UE y fue aprobada como objetivo del Consejo de Europa en 2002. Y que no gobernaba ZP todavía. Si es que tenemos muy poca memoria histórica, seguramente por la oscuridad de algunos. Y si además recordamos que es ahora, según los de negro, cuando más se ataca a los derechos humanos, qué mejor que conocerlos, así los jóvenes estudiantes de EPC podrían saber que la Declaración de los Derechos Humanos dice en sus artículos 1 y 2 que todos somos iguales en dignidad y derechos, sin discriminación por sexo o religión, e incluso en su artículo 16 establece el derecho al matrimonio sin restricciones. Pero, claro, el abuso sexual a menores o la homofobia no son materia de esa declaración y entonces algunos tendrían serios problemas incluso bajo las telas negras.
Para finalizar, me quedo con algo que dijo un compañero al otro lado de los mares, «jamás tuvimos cosas más sagradas que defender, ni convicciones más profundas por las que luchar, de tal modo que nos acompaña la convicción más profunda de que las ideas pueden más que cualquiera de las religiones por sofisticadas y peligrosas que éstas sean».

<< volver

Te interesa

400.000 euros y una marca registrada

FUENTE: DIARIO El Comercio. 28.01.08

El Conseyu elabora su propio material para el sexto año de Zona Clave

La entidad juvenil atendió en 2007 unas 11.000 demandas de información sobre vivienda, subvenciones y ayudas

FUENTE: DIARIO El Comercio 28.01.2008

Piden retomar el consejo de juventud

FUENTE: DIARIO La Voz de Asturias 25.01.2008