USUARIOS
 MENU
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen

enero 2008

«Es una medida temporal, pero que ayuda a emanciparse»

Subvenciones para alquilar una vivienda, para estudiar, para tener un niño o para comprar un ordenador. Las ayudas económicas a la juventud se revelan como una medida cada vez más importante. ¿Son ayudas para crecer y poder emanciparse algún día? Su último fin parece ser ése, aunque hay quien afirma que estas iniciativas podrían correr el riesgo de convertirse en un estigma que dificulte el desarrollo personal y la falta de iniciativa. Expertos en distintos campos, desde las políticas de juventud hasta la psicología, pasando por la investigación y la red empresarial, analizan esta cuestión que apunta directamente a la juventud.

«Hay que dar facilidades a los jóvenes para que superen las barreras que tienen. Pero una cosa son esas facilidades, que económicamente se podrían hacer en forma de créditos a devolver en un tiempo prudente y otra, la excesiva subvención. Esto último favorece un poco la acomodación, la falta de iniciativa y, en último extremo, desalienta el esfuerzo personal». Lo dice el psicólogo gijonés Miguel Silveira, que ve necesarias las ayudas, aunque con matices. «Pienso que no debe haber una total gratuidad, porque hay que fomentar la responsabilidad y tampoco se puede regalar a fondo perdido el dinero del alquiler o de una beca».

Un problema menos grave

Jordán Suárez es el presidente del Conseyu de la Mocedá de Gijón, organismo centrado en ayudar e informar a los jóvenes. Reconoce que las principales preguntas que reciben en su sede van en una dirección: la vivienda. «Hace poco parecía impensable que te dieran 210 euros para pagar un alquiler», comenta, y destaca la importancia de la ayuda, aunque confirma su carácter temporal. «Posibilita la emancipación de la gente joven, pero es una medida política, temporal y que de alguna manera hace el problema menos grave. De todas maneras, sigue existiendo un conflicto con el precio de la vivienda, y en el futuro tendrá que haber políticas para que los precios bajen». Sin embargo, califica la subvención de «avance importante», concediéndole prioridad ante el acceso a las nuevas tecnologías y la natalidad.

Al igual que el Conseyu de la Mocedá, la función del Instituto Asturiano de la Juventud va en pos de ayudar a la franja de población considerada como joven. Su presidente, Guillermo Martínez, alaba el carácter de estas subvenciones y las valora. «Están en sintonía con las necesidades de los jóvenes. De hecho, no hay más que ver cuál es su principal problema. Antes era el empleo, ahora es la vivienda. Vivimos en una época en la que tener un empleo no garantiza acceder a una vivienda». Al referirse al conjunto de ayudas, afirma que «no son unas medidas inconexas», y explica que, lejos que facilitar el acomodamiento de la población a la que van enfocadas, «solucionan situaciones y problemas que se dan en los jóvenes, atendiendo a sus necesidades».

CECODET es el Centro de Cooperación y Desarrollo Territorial de la Universidad de Oviedo. Allí trabajan para investigar sobre el desarrollo de Asturias junto a sus actores sociales. Uno de sus investigadores, Rafael Menéndez, habla del tono positivo de estas ayudas, «sobre todo para quien las recibe», aunque opina que «no servirán para variar tendencias sociales, porque son cantidades que no tienen capacidad suficiente para influir decisiones sobre los jóvenes». En la misma línea, comenta que «son más una cuestión casi de fuegos artificiales y habría que desarrollar políticas de carácter más general». Pero, ¿crearán estas subvenciones un perfil de 'jóvenes 'subsidiados? Para Rafael Menéndez la respuesta es negativa. «Creo que no, porque son ayudas muy puntuales y no creo que fomenten una acomodación».

«Soy escéptico»

Desde la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Asturias, su presidente, Jesús Portilla, va un poco más allá y aporta otro punto de vista sobre los 210 euros destinados a alquilar una vivienda. Agradado por las contribuciones referentes a equipos informáticos y la natalidad, Portilla desconfía de las ayudas para alquilar. «Va a tener efecto en una subida de precios, y aunque compensará los altos precios, luego el propio mercado va a corregirlo. No va a ayudar demasiado, yo soy bastante escéptico sobre este tema».

La Unión de Consumidores de Asturias también tiene algo que decir. Dacio Alonso, su presidente, califica las medidas como razonables para echar una mano al grupo de edad «más vulnerable». Aunque advierte que en el caso del alquiler en Asturias habrá que «actuar sobre la oferta, no sólo sobre la demanda» para que la medida tenga un caracter efectivo y todos se beneficien

<< volver

Te interesa

400.000 euros y una marca registrada

FUENTE: DIARIO El Comercio. 28.01.08

El Conseyu elabora su propio material para el sexto año de Zona Clave

La entidad juvenil atendió en 2007 unas 11.000 demandas de información sobre vivienda, subvenciones y ayudas

FUENTE: DIARIO El Comercio 28.01.2008

Piden retomar el consejo de juventud

FUENTE: DIARIO La Voz de Asturias 25.01.2008