USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mi vida en Rzeszów 3.0 - Amanda Martínez de Marigorta Quintana desde Polonia

¡Hola a todos!

Otra vez, siento por el retraso de mi tercer blog. Pero ahora es cuando tengo el tiempo suficiente para poderos hablar de mi mes de diciembre, que ha sido bastante completo.
Diciembre comenzó con mi mid-term, que se llevó a cabo en Toruń, una preciosa ciudad de Polonia, que sin duda la pondría en mi top 5 de las ciudades más bonitas de Polonia. Si el primer training en Varsovia me encantó, este ha sido una maravilla. Todas las personas que he conocido allí, las actividades que realizamos, el encanto de la ciudad... Es increíble como en solo 5 días algunas personas pueden marcarte tanto en tu vida. Sin duda, una de las mejores experiencias que he vivido durante el voluntariado.

 

 
Aprovechando que Toruń se sitúa al Norte de Polonia, y el training terminaba de viernes, antes de ir al training decidí irme sola a la increíble ciudad de Gdansk y a Sopot a pasar el fin de semana. He de decir que este fue mi primer viaje sola. Por supuesto que he viajado mucho sola en distintos medios de transporte, pero no alojándome en una ciudad desconocida por mi cuenta, y gracias a esta experiencia he dado el paso adelante y no puedo estar más satisfecha con el resultado.
Lo primero, Gdansk es una maravilla, sin duda, es mi número uno como la ciudad más bonita de Polonia. Lo segundo, para este viaje contraté un par de free tours en esta ciudad, y en el primero, conocí a Sandra, una española que también viajaba sola y bueno, simplemente dejamos de viajar solas. Pasamos prácticamente el día entero juntas descubriendo la ciudad, y como siempre, es increíble la confianza que ganas con una persona que literalmente has pasado 7 horas con ella. Más tarde, tras despedirme de Sandra hice un segundo tour, y en este tour, un amigo del training de Toruń que está haciendo su voluntariado en Gdansk se unió, y después salí de fiesta con él y sus amigos. Definitivamente un día para recordar.

Al día siguiente, básicamente de empalmada, con estos últimos amigos fuimos a la ciudad de Sopot, una ciudad costera junto al mar Báltico donde me sentí casi como en casa, realmente no me daba cuenta lo mucho que echaba de menos la playa y el olor del mar...
Por la tarde volvimos a Gdansk para coger el bus de vuelta a Rzeszów, y hasta ese momento, estuve siempre con gente. Así como podéis observar, mi "solo" travel no fue tan solo, y no puedo pedir nada mejor.
 
 

 

Una vez de vuelta a Rzeszów, seguí con mi agenda diaria de actividades en los distintos colegios y con el trabajo de oficina.
Uno de los eventos más destacables que todos los voluntarios pudimos disfrutar, fue el evento Global Village que lo tuvimos en una de las escuelas que vamos más a menudo. Básicamente consistía en que voluntarios y estudiantes de distintas partes del mundo que viven en Rzeszów, acudíamos a este evento para hablar de nuestros países y jugar a juegos con los estudiantes del colegio. Tuvo un éxito tremendo, y más cuando 15 nacionalidades distintas se juntan en una misma habitación en Polonia, porque creedme, al menos aquí en Rzeszów no es tan común ver tantas nacionalidades distintas reunidas en un mismo lugar.

 

 
Las Navidades se aproximaban y todos estuvimos como locos buscando los regalos perfectos, y que mejor sitio que Cracovia para comprar. Alba, Coline, Sonia y yo fuimos a pasar el día a Cracovia y compramos todos los regalos en el mercado navideño y en la lonja de los Paños de Cracovia.

 

 

Antes de volver a nuestros países por Navidad, hicimos un amigo invisible en la Organización. Antes de despedirnos oficialmente de las voluntarias del short-term, queríamos hacer algo especial en la oficina. Y la vedad que parece que nuestro amigo invisible nos conocía muy bien.

 


Y qué decir de las despedidas, sin duda fue un momento muy duro para todos, y más con toda la confianza y vivencias que pasamos juntos... Lo bueno, que ahora tenemos distintas casas por distintas partes del mundo. Siempre hay que sacar el lado positivo de las cosas.
Para terminar este blog, quería hablaros de la vuelta a casa por Navidad. Pase dos semanas en España, una semana en Vitoria (mi ciudad natal) y otra semana en Gijón, y me di cuenta que como en casa en ningún sitio. Familia, amigos de siempre, comodidad, y sobretodo, buena comida. Pero durante estas semanas he de decir que eche de menos mi vida en Polonia, por lo que me di cuenta que mi corazón está completamente dividido en estos momentos. Pero eso significa que las cosas van bien en mi vida, y no puedo estar más agradecida.
Espero no haberos aburrido demasiado, nos vemos en el siguiente blog.
Un abrazo desde Polonia.

 

<< volver

Te interesa

Agosto en Leipzig-Luzia Carrero desde Alemania

El mes de agosto empezó muy bien pasando un finde en Berlín con unas amigas. Yo me quedé un día más, porque el lunes siguiente no trabajaba, así que...

Verano 2020- Luzia Carrero desde Alemania

Este ha sido un mes de muchos cambios. Para empezar, terminé mi segundo seminario (que por desgracia tuvo que ser por Zoom) y mi curso de alemán (también en Zoom) en la misma...

Mi último blog - Brenda Nsengi desde Xixón

¡Ya aquí está mi último blog! ¡El tiempo vuela muy rápido! Estos últimos días han sido muy intensos, me he tomado unas vacaciones de una semana durante las cuales fui a Mallorca. 
ENLACES