USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Cuando el tiempo pasa volando... - María Rumbero desde República Checa

Cuando el tiempo pasa volando....

Parece una expresión sin más, puesto que no puede volar, pero sin duda el tiempo es relativo. Al llegar a mi nuevo hogar, las primeras semanas casi ni sabía bien en que día estaba, algo parecido cuando estamos de vacaciones o en uno de esos puentes casi acueductos que nos trastocan nuestra rutina. Todo era nuevo, muchas caras nuevas, aunque he de decir con vergüenza que todas tan parecidas que a veces no recordaba si ya había hablado con esa persona o no. Lo mismo con los niños, cromos, todos tan rubios, muchos de ellos hermanos, y ay! que nombres! me resultaba imposible recordar quién era quién. He de confesar, que aunque ahora ya se bien quienes son, sus nombre o algunos siguen siendo un reto.

 

Pero así marcharon los días, entre excursiones y actividades, rascando las ultimas horas de sol al verano. No todo era estupendo, mi hogar de primeras no me gustó, sigue siendo un sitio extraño, pero es mi pequeño refugio de paz tras horas de gritos y enérgicos niños. El idioma es otro mundo, obviamente no sabía nada de checo, y lo poco que intenté aprender antes de venir no sirvió de nada, el ingles, aunque ya había vivido fuera, fue más difícil de lo que imaginé sobre todo cuando intentas comunicarte con gente que tampoco habla bien inglés y no saben como ayudarte. A estas alturas, casi tres meses de espera, ya estamos estudiando checo, sigo sin poder hablar pero ya no me da tanto miedo cuando alguien se me acerca en la calle sin más, porque ojo! se acercan, los checos no son esa gente del norte tosca y fría que nos habían vendido. En realidad, he de decir, que lo mejor por ahora, sin duda es la gente. Sin duda un acierto venir a una población pequeña donde la gente es muy amable y te ayuda en todo lo que puede. Echo de menos poder salir una tarde simplemente a pasear y tomar un café y para cualquier evento estoy a 40 minutos de distancia, pero mejor, así ahorro. Como iba diciendo, el tiempo pasó volando y sin darme cuenta ya era Octubre, casi Noviembre.

 

Entonces, la situación empezó a torcerse un poco, no os voy a engañar, sabemos que puede pasar, y seguramente pasará. El tiempo se detiene, falta mucho para la Navidad, para volver a casa, para ver a tus amigos, hablar tu idioma, comer bien por fin jajaja...Los días se acortan muy rápido, empieza hacer un frío terrible y la vida parece congelarse, pasas mas tiempo en casa y te aburres. Lo peor, enfermas, y yo he enfermado 3 veces en apenas dos meses, y no un catarro no, gripes fuertes de tenerte días en la cama.
Pero todo pasa, y sin darte cuenta ya estas de vuelta, tras las navidades, con mil planes y viajes por hacer, con muchas fuerzas renovadas, porque tras tanto esperar por ansiadas vacaciones en  casa te das cuenta que echas mucho de menos tu pequeño pueblo checo, tus niños gritones y tus nuevos amigos. Lo que en Agosto te costo horrores dejar atrás ahora te despides con una sonrisa y un hasta pronto.
Seguimos avanzando, esperando a la primavera para disfrutar de este bello país, organizando actividades que os contaré con mas detalle pronto y con algo de miedo, porque aunque quedan muchos meses para el fin cada vez esta más cerca. Tempus fugit!! así que hay que aprovecharlo.

 

 

<< volver

Te interesa

Visita de Perlora - Brenda Ns. desde Gijón

Aquí estoy otra vez para contarles mi vida en Gijón. En los últimos días me he tomado el tiempo para visitar lugares hermosos de Asturias. He ido sobre todo a Perlora, hay una playa magnífica.

 

El final está llegando-Patricia Espinel y Angel Moran desde Croacia

Nuestro tiempo en Zagreb está llegando a su fin. La vuelta a casa está cada vez más cerca, pero no podíamos irnos de aquí sin...

 

Mi blog de 27.06 - 03.07 - Denis T. en Xixón

Empezamos está semana el Jueves. Ben, un amigo de Irlanda, me visitó para a ver fútbol juntos.
ENLACES