USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mi vida en Rzeszów-Amanda Martínez de Marigorta desde Polonia

Cześć!

Mi nombre es Amanda, tengo 23 años y soy de Vitoria-Gasteiz pero llevo afincada en Gijón desde hace 6 años. Hace poco más de un mes que estoy viviendo en Rzeszów, Polonia, y de momento no puedo estar más contenta con mi elección.

Antes de pasar a contaros todo lo que hago en Polonia, me gustaría contaros brevemente que hacía en Gijón y por qué decidí vivir esta experiencia. Después de acabar todos mis estudios estuve trabajando en una agencia de viajes por casi 2 años, y ahora os preguntareis, si tenías trabajo... ¿cómo es que decidiste hacer un voluntariado? Y la respuesta es muy sencilla, porque creo que es el momento oportuno de vivir una experiencia como esta antes de asentarme en un sitio de verdad.

Soy una persona que me gusta embarcarme en cualquier tipo de aventura, y aún más, si es con connotaciones sociales y culturales como es el caso de esta.

Pasando ahora a mi vida en Polonia, he de decir que los principios no suelen ser del todo sencillos, sobre todo si te encuentras con algún que otro desastre en tu apartamento, por lo que por favor, consejo para todos los actuales y futuros voluntarios, limpiad el apartamento de vez en cuando. Aparte de este comienzo no demasiado afortunado en el país, he de decir que por lo demás estoy encantada.

Tengo la suerte de tener una "roommate" que es increíble, su nombre es Coline y es de Francia y es mi "partner in crime" aquí en Polonia. También tengo otro "roommate" un poco más reservado pero sin él, el piso no sería lo mismo, es Luka y es de Macedonia.

 

 Coline, Luka y yo.

 

foto

Además de mis "roommates", he conocido a muchas personas, tanto polacas como internacionales, y la verdad que todos son encantadores. Incluso a pesar de que los polacos de primeras son bastante fríos, en cuanto cogen confianza contigo, sabes que tienes un amigo para toda la vida.

En esta ciudad no demasiadas personas hablan inglés, pero la verdad que he tenido la suerte que siempre que he tenido algún tipo de problema, las personas han intentado ayudarme en lo máximo de lo posible, cosa que se agradece mucho cuando estás "sola" en una ciudad que nadie habla ni tu lengua materna y pocas personas hablan tu segunda lengua.

Hablando ahora del voluntariado, la organización en la que estoy se llama INPRO. Durante la semana tenemos distintas cosas que hacer. Los lunes vamos a un lugar que se llama "Zupełne Dobro", donde ayudamos a cocinar y a servir comida a las personas más necesitadas de Rzeszów. Asimismo, solemos tener al menos 2 visitas a la semana a distintas escuelas donde damos una clase de inglés, básicamente presentando nuestro país y haciendo juegos con los adolescentes para que poco a poco vayan perdiendo el miedo a hablar en inglés y con personas de otras culturas. También les explicamos que es el "EVS" y todas las ventajas que ofrece. Aparte de las visitas tenemos trabajo en la oficina, en concreto, yo estoy al cargo del Instagram de la organización, para promocionar distintos eventos, "workshops" y actividades que crea la organización. Y como no, tenemos una hora a la semana de clases de polaco, he de decir que de momento me parece la lengua más complicada que he oído hablar, pero espero poder terminar la experiencia al menos teniendo una conversación de más de 3 frases.

  

Por supuesto, no todo es trabajar, también es viajar. Es una de mis mayores pasiones, y sin duda estoy aprovechando al máximo (y todo lo que me queda por aprovechar) esta experiencia para conocer el mayor número de lugares posibles en Polonia y sus alrededores.

 

foto

He visitado Dubiecko, Słonne, Przemyśl , Łańcut, y Varsovia, esta última, gracias al "training" que tenemos que hacer durante una semana, y sin duda, ha sido una de las mejores semanas aquí en Polonia. He conocido la ciudad y sobretodo, he conocido personas que han venido a hacer un voluntariado a Polonia provenientes de cualquier rincón del mundo. Personas únicas de las cuales te llevas contigo, de hecho, en menos de un mes estaré en Cracovia con una gran parte de estos amigos que hemos hecho en el "training" junto con algunos amigos de Rzeszów.

Espero no haberos aburrido demasiado con mi post, pero espero que para el próximo este lleno de más experiencias, viajes y amigos.

Un abrazo desde Polonia.

<< volver

Te interesa

Octubre 2019- Isabel Langa desde Austria

Buenas de nuevo!

Este segundo mes de voluntariado ha sido muy intenso en todos los aspectos. Por una parte, he aprovechado cada fin de semana para viajar o recibir visitas...

Mi primer mes en Constanza- Sara Sierra desde Rumanía

El día cinco de octubre, tras una semana llena de planes pre-viaje, llegué al aeropuerto de Santander para coger un avión dirección Bucarest. Rumanía no era un país del que tuviese mucha información (que tampoco es que tenga mucha más ahora que estoy aquí...), pero lo que todo el mundo me decía era: "Ay, es un país precioso, ya lo verás". Así que con esas palabras en la cabeza llegué a Bucarest.

La pequeña Eskola- Alba Villa desde Finlandia

Holaa a todas y todos!! Ya estoy aquí otra vez para hablaros un poquito del pequeñito pueblito de Eskola y mi segundo mes de voluntariado. Tal vez os estéis preguntando por qué esta entrada va con algo de retraso...

 

ENLACES