USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Bruselas y amigas queridas - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

10/6/2019 - 16/6/2019


Ya eran casi las doce y media de la noche, ni siquiera me sentía cansado. Tenía el mismo sentimiento como siempre antes de irme de vacaciones: el pánico. ‘'La cartera, el pasaporte, el móvil... Que me falta o no falta nada??''. Siempre lo mismo. Aunque es cierto que puedes sobrevivir si sólo tienes ropa, las cosas de higiene, dinero, el pasaporte y el móvil. Aún así siempre soy una ruina nerviosa. Me salí de la casa, y cuando caminé deprisa hacía la estación con los auriculares en mis orejas, me sentía más emocionado por el viaje que nunca. Llegué al autobús y la aventura empezó.

Foto   Foto

El autobús llegó a Bilbao a las 5:15 y me sentía que iba a morir de sueño. Al principio pensé en pasar tiempo en Bilbao, pero hacía tanto frío y nada estaba abierto así que sólo fui al aeropuerto e intenté dormir un poco (tenía que esperar 8 horas por el avión). A las 6 más o menos estaba en Bruselas y directamente fui a cenar con mis amigas. Qué feliz estaba verlas. Después vimos a Lois y su novia y dimos un paseo por la ciudad.

Foto   Foto

El jueves paseamos por la ciudad, sacamos fotos y tal. El tiempo fue muy malo y a menudo nos encontramos corriendo a un sitio bajo mi paraguas (que yo era el único que lo trajé...). Probamos los gofres de Bruselas y me enamoré a primera mordida! Pues nada, fuimos a descansar al hostal y decidimos ir a una ciudad muy bonita por un día. El viernes entonces tomamos el tren hacía Brugge, y este día fue maravilloso! cuando volvimos por la tarde estabamos cansadísimos y sólo fuimos a probar las patatas fritas y os juro, son riquísimas. 

Foto   Foto

Empecé a  tener un sentimiento de necesitar un poco de tiempo a solas el sábado. No estuve seguro porque, pero cuando tienes que estar 24/7 con personas sin tus propios momentos (además de ir al baño) puede ser agotado. Personalmente necesito mucho contacto con la gente, pero necesito a veces mi propio espacio. Mis amigas se fueron a un museo, dije que no iba y me fui caminando y después a un café. Era para estar un poco solo, para escribir mis pensamientos y solamente...  ser. Después nos encontramos y me sentía ya mucho mejor y podría ser yo otra vez.

Foto   Foto

Bruselas no era tan especial al final. Me gustó mucho sí, pero me sentía como si no fuera un turista. Disfruté el viaje un montón, porque estaba con mis amigas y me reí a carcajadas con ellas todo el tiempo. El domingo teníamos que levantarnos a las 4:30 para llegar al aeropuerto. Me sentía triste pero sobre todo muy feliz. Soy tan afortunado de tener amigas como ellas, y por suerte voy a verlas pronto. Volé a Barcelona y pasé el día allí hasta las 8, que era cuando tenía que tomar mi autobús a Gijón. Tengo que decir, que era bastante extremo tomar un autobús de 12 horas y la verdad es que no dormí casi nada. Pero no me importó porque era feliz. En el autobús me sentía el chico más afortunado del mundo, y era feliz que todo el viaje salió perfectamente.

<< volver

Te interesa

Octubre 2019- Isabel Langa desde Austria

Buenas de nuevo!

Este segundo mes de voluntariado ha sido muy intenso en todos los aspectos. Por una parte, he aprovechado cada fin de semana para viajar o recibir visitas...

Mi primer mes en Constanza- Sara Sierra desde Rumanía

El día cinco de octubre, tras una semana llena de planes pre-viaje, llegué al aeropuerto de Santander para coger un avión dirección Bucarest. Rumanía no era un país del que tuviese mucha información (que tampoco es que tenga mucha más ahora que estoy aquí...), pero lo que todo el mundo me decía era: "Ay, es un país precioso, ya lo verás". Así que con esas palabras en la cabeza llegué a Bucarest.

La pequeña Eskola- Alba Villa desde Finlandia

Holaa a todas y todos!! Ya estoy aquí otra vez para hablaros un poquito del pequeñito pueblito de Eskola y mi segundo mes de voluntariado. Tal vez os estéis preguntando por qué esta entrada va con algo de retraso...

 

ENLACES