USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Todo sobre ruedas - Irene Fernández Garcia - Voluntariado en Eslovaquia

Foto 

Abril ha sido un mes maravilloso, con mucho trajín y  mucha vuelta que es lo que ami me gusta. Empezamos con una visita a nuestros compañeros de Jelsava que también trabajan con la comunidad romaní, aunque en unas circunstancias un poco diferentes empezando por que su pueblo es muy pequeñito y la mayor parte de la comunidad vive en él y no en un "poblado"aislado como aquí en Mikulas. Paco e Ismery son los dos voluntarios del proyecto y ayudan en un centro de tiempo libre al que los muchachos pueden ir después del colegio.  Nosotros (las caritas de la foto) estabamos allí porque se iba acelebrar algo así como un día multicultural y debíamos preparar juegos y presentaciones sobre nuestros paíes. Luego resultó ser algo un poco diferente porque había niños de todas las edades y lo de las presentaciones pues no era viable, entonces solo jugamos. Y la verdad es que fue una experiencia preciosa, no sé si fue la nebulosa fascinación que los primeros encuentros producen en los niños o la presencia de los voluntarios locales y el pedagogo pero todo fluyó estupendamente, todos nos divertimos, no tuvimos que reventarnos la garganta a chillos ni reprimir las ganas de matar a nadie, además hacía buen día y tenían un jardín más idílico que nuestra pista cementada de baloncesto  llena de cristales. Ante nuestra maravillosa impresión ahora estamos intentando organizar un intercabio entre los voluntarios de allí y de aquí para pasar un periodo más largo en el otro proyecto.

 

Foto   Foto



A la mañana siguiente mi compi turco Ergun y yo nos encaminamos a recorrer los 500 kilómetros que nos separaban de Varsovia. Nuestro objetivo: el concierto de Goran Bregovice. Un viaje muy intenso, muchos kilómetros y poco tiempo, pero valió más que la pena. La capital polaca nos recibió animadamente con un sol que ahora echo de menos (dos puñeteros grados aquí, 6 de mayo). Varsovia conservó muy poco de su centro histórico tras la Segunda Guerra Mundial con lo que gran parte de ella es una reconstrucción (lo que no quiere decir que no sea bonito), pero para mí su autenticidad y atractivo estaban junto al Vístula, ambientadísimo, en los parques (me hice enemiga de un cuervo), en los murales pintados, en las muchas salas de teatro y tiendas de arte, en la leyenda de su sirena protectora o quizá en el hecho de que no escuchaba español a cada tres metros como me pasaba en Cracovia. Respecto al concierto podría escribir otra entrada de blog entera, Goran está mayor pero sigue siendo increíble y Kayah, la artista polaca con la que colaboraba, fue un impresionante descubrimiento. La vuelta a casa la hicimos parcialmente en autostop, nos llevó algunas horas pero finalmente Wojtech (para mi es nombre de tamagochi pero en Polonia hay tropecientos), un chico muy sonriente con el que nos comunicamos esencialmente con sonrisas (porque otra cosa no podíamos decir) nos llevó en su camión la mitad del camino.

 

Foto

 

Después de tres días en casa, en Mikulas, tuve que adelantar mis vacaciones de Semana Santa porque mis padres se adentraban a recorrer este mundo que es la Europa central y nos íbamos a periplear por Rumanía, Hungría y Eslovaquia. Rumanía supera con creces la prejuiciosa y predeterminada fama que en España muchos adjudican a sus habitantes, es un país increíble, recomiendo a todo el mundo visitarlo y eso que parece que me quedé sin ver sus grandes atracciones (el castillo de Drácula y Bucarest) pero Maramures y algunos pueblos del norte de Transilvania fueron prueba suficiente de cómo se conserva allí una autenticidad que se echa de menos en la mayoría de destinos europeos. Con mi familia estuve 10 días en carretera parando cada noche en un sitio diferente, una de ellas en Mikulas. Mi hermana vino conmigo a la guardería una mañana, su colección de piercing faciales fue todo una revelación para los niños, aún me preguntan a veces por ella.

Foto   Foto

Foto   Foto 

 

Y nada, la vuelta a la cruda realidad ha sido bienvenida, necesitamos asentarnos y organizar todo lo que se nos viene encima en mayo. Ya os contaré.    

 

<< volver

Te interesa

No tengas miedo del futuro - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

La última vez que escribí un blog fue ya hace 3 semanas y siento como si fuera solo hace unos días, no os tomo el pelo. La verdad es que este mes de julio ha pasado rapidísimo y en realidad tampoco podía encontrar el tiempo para calmarme y escribir lo que ha pasado. Pido erdón porque va a ser difícil resumir este mes entero en un blog. Así que, esta es la última entrada de mi voluntariado.

Despedida - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Esta va a ser mi última entrada al blog. Ya son 9 meses en los que voy detallando cómo ha sido mi experiencia en España y en concreto como se ha desarrollado mi vida de voluntario en el Conseyu de Mocedá de Xixón. Espero que algunas de las informaciones que he dejado en estas hojas electrónicas puedan ser útiles a los voluntarios futuros.

Mini-vacaciones por Alemania - Judith Alvarez Garcia - Voluntariado en Alemania

Hällo! ☺ ¿Cómo está siendo vuestro verano? El mío se me está pasando volando! Aunque mi Kindergarten no cierra por el verano pude pedir unos días y organizar un pequeño viaje por Alemania.

ENLACES