USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mi querida, Barcelona - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

25-3-2019 - 31.3.2019

Foto   Foto

"Y ahí veo el mundo, cómo todo está hecho tan perfectamente hermoso. Como las olas forman una melodía relajante y la arena crea una sensación de cosquilleo en los pies. Cómo las aves de diferentes colores cantan diferentes armonías y los árboles y plantas florecen para el próximo verano. Y ahí me siento, sintiendo que por ese momento, el mundo entero es mío ".

Foto   Foto 

La semana empezó con un día de trabajo. Era un lunes muy ocupado, porque tenía que ir a dos clases de baile y poner mis cosas en mi mochila y todo eso. El martes era el día del viaje, me levanté bastante temprano y cogí mi autobús a Santander - el viaje podía empezar! En Santander tenía mucho tiempo, 5-6 horas quizás. Realmente caminé mucho y pude ver casi todo de la ciudad. Por la tarde cogí el avión. Me senté y una chica mexicana empezó a hablar conmigo, hablamos durante toda el vuelo de nuestras culturas y países. Me encantan los encuentros espontáneos con la gente cómo esos, porque cada vez aprendo algo nuevo. Después de llegar conocí también a su amiga, nos separamos y me fui finalmente a ver mi amiga. 

 Foto   Foto

Que alegría el momento cuando nos vimos. Sentí como si no hiciera meses cuando la vi la última vez. Fuimos al hostal, hablamos tanto, nos echamos a reír y sentí como todo era como había sido siempre. Hicimos muchas cosas y vimos muchos lugares, pero por encima de todo caminamos hasta que nuestros pies dolion. No queríamos gastar mucho dinero, y por eso no pagamos por entrar en los sitios. Fuimos a Picasso museum, porque cuesta muy poco. Por la mañana el viernes mi amiga marchó y me dejó solo. Estuve triste, tenía un sentimiento vacío cuando se fue en el autobús, pero al mismo tiempo estaba agradecido por todo lo que pasó. Por el día sólo fui al hostal a desayunar y después fui al centro de ciudad. Caminé por el parque, me senté, disfruté del sol y del momento al máximo. No hice nada especial en este día, pero no me importa porque no tenía ganas de hacer muchas cosas. En general me gusta sólo caminar por la ciudad y ya había visto muchos sitios en Barcelona.

Foto   Foto 

El sábado no podía creer lo cansado que estaba. Dormí en el hostal hasta tarde y caminé cerca de la estación dónde iba a tomar mi tren al aeropuerto. Cuando me subí al tren, tenía el pensamiento: ‘'Quizás voy a volver'' y miré cuando la ciudad desapareció en la distancia. La noche de sábado me quedé con un anfitrión de couchsurfing en Santander que era un chico mexicano. Él era muy amable y tiene 3 compañeros de cuarto de mexico también. Compartimos experiencias y  cosas de nuestras culturas y la comida, fuimos al acuario de Santander e incluso teníamos caramelos de nuestros países para compartir. Fue una semana llena de gente nueva y ahora tengo una experiencia más amplia, pero uno de los mejores sentimientos al viajar es cuando vuelves a casa en un autobús/tren/coche y sabes que has tenido un buen viaje.

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES