USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Sin embargo, se mueve - Cristian Mirto - Voluntariado en España

05.02 - 11.02

Hay semanas donde pasan un mogollón de cosas, y otras donde no hay mucho que contar. Me parece natural que sea así. Esta semana fue del segundo tipo. Sin embargo, queridos leyentes, intentaré deleitaros con mi resumen.

En el curso de italiano propuse resolver un crucigrama. Aunque fuese un crucigrama ideado para niños, no fue sencillo para los participantes encontrar las soluciones. De hecho, los niños en cuestión se suponían italianos, no extranjeros. Sin embargo, con alguna pequeña ayuda de mi parte, conseguimos rellenar todos los huecos del esquema. Acabado el juego, intenté fomentar una conversación sobre la monarquía. El tema resultó poco interesante; de hecho, casi nadie tenía mucho que decir. Quizás la razón del mutismo no haya sido también que lo de la monarquía en España es un argumento aparentemente delicado y controvertido. Para salvar la situación, me puse en la pizarra traduciendo las partes del cuerpo humano desde el español al italiano, y conseguí llegar al fin de la reunión sin mayores problemas.

Por otro lado, el grupo de conversación de inglés del jueves fue como la seda. Hablamos de las relaciones entre personas: amistades, relaciones amorosas, y así sucesivamente. Un argumento en el cual todos tienen que decir algo y compartir experiencias. Nos dimos cuenta demasiado tarde que, para conversar del amor y similares, la semana siguiente habría sido más oportuna, llegando el día de San Valentín. En ese encuentro, como ocurre casi siempre en inglés, teníamos alrededor de 15 de participantes. Es un número bastante alto de hablantes, así que decidimos repartirles en dos subgrupos. Yo me añadí a uno de ellos y me gustó escuchar las historias y las opiniones que fueron compartiendo.

foto 

En este periodo no tengo muchas ganas de ponerme a estudiar español. Por eso, reconozco que mi nivel en las últimas semanas no subió mucho. Tendré que dedicar más esfuerzos. De la misma manera que hay semanas llenas de hechos y semanas casi vacías, también hay periodos más productivos y periodos que lo son menos. Sin embargo, como es importante para mi llegar hablar un español fluido, intentaré luchar la pereza que me invade. 

Si fuera por los gijoneses, no debería estudiar español, sino cocina italiana. De hecho, algunos me piden que cocine los platos típicos de Italia. Me gustaría hacerlo, si solo fuera capaz. Nunca fui cocinero y, para mi mismo, hago justo lo mínimo necesario para sobrevivir. Bueno, un día aprenderé. En la vida nunca se termina de aprender cosas nuevas. Desafortunadamente, si faltan las ganas, se acaba como yo: un italiano que no puede cocinar casi nada.

<< volver

Te interesa

Octubre 2019- Isabel Langa desde Austria

Buenas de nuevo!

Este segundo mes de voluntariado ha sido muy intenso en todos los aspectos. Por una parte, he aprovechado cada fin de semana para viajar o recibir visitas...

Mi primer mes en Constanza- Sara Sierra desde Rumanía

El día cinco de octubre, tras una semana llena de planes pre-viaje, llegué al aeropuerto de Santander para coger un avión dirección Bucarest. Rumanía no era un país del que tuviese mucha información (que tampoco es que tenga mucha más ahora que estoy aquí...), pero lo que todo el mundo me decía era: "Ay, es un país precioso, ya lo verás". Así que con esas palabras en la cabeza llegué a Bucarest.

La pequeña Eskola- Alba Villa desde Finlandia

Holaa a todas y todos!! Ya estoy aquí otra vez para hablaros un poquito del pequeñito pueblito de Eskola y mi segundo mes de voluntariado. Tal vez os estéis preguntando por qué esta entrada va con algo de retraso...

 

ENLACES