USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Comienzo del año - Laura Casaiz - Voluntariado en Rep. Checa

Ahoj a todos! El comienzo de año checo no ha sido especialemente movido, porque es enero e hizo un frío tremendo. La parte buena, es que estaba todo cubierto de nieve, así que los voluntarios de Náchod aprovechamos la ocasión para ir a esquiar a un puerto de esquí en la frontera con Polonia.

 Foto   Foto

 

Últimamente estoy trabajando más a fondo, ya que finalmente me dejan llevar a cabo talleres con los niños donde yo soy la coordinadora de la actividad. Explicar a los niños checos de 8 años como se hace un atrapasueños o como se hacen marionetas, sin el vocabulario preciso y sin apenas verbos, no es la mejor opción del mundo, pero la sensación de bienestar al finalizar y saber que todo ha salido bien gracias a tu esfuerzo es incomparable. 

Entre workshop y workshop, hicimos eventos como Klondike, donde los pequeñajos tamizaban arena en busca de oro al más puro estilo americano del siglo XIX. A nosotros nos tocó vestirnos con ropa de época, que más que look americano nos daba aspecto de Europa del este. Power rangers del este, mas bien.

Foto 

Y como fue un mes muy tranquilo y frío, nos metimos en casa y nos pusimos a decorar el piso.

Foto   Foto 

Y también pintamos telas para colgar por la casa!

Foto   Foto

Me despido con paisjes nevados de nuevo, ya que estamos en febrero y las temperaturas empiezan a subir, por lo que en dos semanas no quedará ni rastro de estas escenas.

 Foto   Foto

<< volver

Te interesa

Segundo blog - Patricia y Angel desde Croacia

¡Hola de nuevo!

Este mes ha estado cargado de trabajo y nuevas experiencias. El frío ha llegado, parece que para quedarse, y con él, los mercadillos navideños, los árboles, las luces, los fritules (un dulce típico croata) y el chocolate caliente. Esto hace que los tres grados bajo cero que hace normalmente se lleven un poco mejor. 

 

Noviembre 2019 - Isabel Langa desde Austria

Este mes me he retrasado con el post y no tengo excusa. Hay un dicho austríaco muy extraño que dice que todos tenemos un Schweinhund (literalmente, un perro-cerdo) dentro. Cuando nos da pereza algo y procrastinamos, se debe a que el perro-cerdo está despierto. Esta gente es algo extraña, con un sentido del humor algo retorcido  (pero no carecen de él, como marca el estereotipo. Son alemanes pero con más educación, están muy orgullosos de su Wiener Manieren: siempre puntuales y con un "gracias" en la punta de la lengua).  

Segundo mes en Constanza - Sara Sierra en Rumanía

 

¡Hola de nuevo!

Ha pasado más de un mes desde la última entrada (reconozco que se me pasó totalmente), y este ha sido un mes muy completo.

 

ENLACES