USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Una semana por la Vía de la Plata - Luis OR - SVE en España

¡Hola a todos!

En esta entrada os voy a contar mis impresiones de viaje después de ir recorriendo durante 9 días la vía de la plata, nombrada así desde la dominación romana en la península. Aproveché el puente de noviembre para coger 3 días libres y así tener 9 días de viaje seguidos para explorar partes de España que eran aún desconocidas. Os voy  a compilar algunas impresiones totalmente subjetivas sobre las ciudades recorridas.

La primera etapa de este trayecto era la ciudad castellana de Zamora, situada a orillas del río Duero y cerca de la frontera de Portugal. A pesar del frío que ya estaba invadiendo todo el país, me gustó mucho la estancia por las preciosas iglesias románicas, la increíble catedral y las pequeñas calles peatonales del centro de la ciudad. Encontré un sitio muy bonito para cenar algunas tapitas "elaboradas", algo que está muy de moda en España y que consiste en proponer tapas originales con una presentación "gastronómica" y con un precio todavía abordable.

Después de una horita de autobús, llegué a la ciudad más conocida del viaje: Salamanca. Me junté con mi querida Pavlina  y lo pasamos genial a pesar del frío intenso (-2 grados por la noche). Salamanca es una ciudad muy monumental y seguramente que le gusta mucho a los visitantes pero personalmente prefiero las ciudades más chicas. Es una representación en toda regla de la riqueza de los reyes de España y de la iglesia católica de los siglos XV y XVI.

Decidimos ver Plasencia en pocas horas y fue una decisión acertada. Situada en el norte de la provincia de Extremadura, es una ciudad pequeña que tiene pocas cosas que valorar para el visitante. Destacaría la catedral, curiosa mezcla entre dos edificios, y las orillas del río en la ciudad baja que es un lugar perfecto para una caminata al atardecer.

Llegamos ahora al punto más destacado de la odisea: Cáceres. Decidimos quedar dos noches en un Airbnb muy bonito para luchar contra las intensas lluvias que iban a caer en toda la zona. Cáceres es una ciudad encantadora, qué conservó todo su casco antiguo medieval y a pesar de la lluvia y del ambiente muy tranquilo, la hemos disfrutando muchísimo. Sin duda una de las ciudades más bonitas del país. Un tesoro escondido a medias y que aprovecha su aislamiento para no ser una zona invadida del turismo de masas. Y encima de todo esto, hemos probado productos extremeños (quesos, embutidos...) muy ricos. ¡Una pasada!

      

De la ciudad medieval pasamos a la ciudad romana: Mérida, capital de la provincia. Si es cierto que tiene un conjunto de ruinas romanas impresionante (teatro, circo, 2 acueductos, puente...), la ciudad no ofrece mucho más y con un par de horas tuvimos tiempo suficiente para visitarla.

  

Luego vino la mayor sorpresa del viaje: Zafra. Para nosotros era una ciudad de paso en nuestro camino hacía "mi" pueblo, que iba a marcar el final del viaje. La vuelta del sol y de temperaturas más dulces nos ayudó a pasar una tarde muy bonita en sus pequeñas calles y en sus dos placetas muy bien conservada. Cabe destacar qué es una de la pocas ciudades del interior de España que está creciendo, y ahora entendemos porqué.

Y acabamos con la última provincia : Andalucía, dónde quedamos 3 días en el pueblo de Peñarroya para pasarlo bien con nuestros amigos, comer, andar, comer, disfrutar de la naturaleza, comer y volver a casa, a Asturias, después de una semana maravillosa por las carreteras de este país que cada día me enamora más : España.

<< volver

Te interesa

Pamplona - Cristian Mirto - Voluntariado en España

En esta entrada de mi blog os quiero hablar sobre mi viaje a Pamplona que decidí visitar durante las célebres fiestas de San Fermín. Esto es uno de los eventos de lo más conocidos a nivel mundial que se tiene en España. De hecho, por la fiesta de San Fermín son muchos los extranjeros, incluso procedentes de fuera de Europa, que viajan a Pamplona para disfrutar de la atmósfera de fiesta y diversión que se vive en la capital de Navarra. 

Próxima parada: Universidad - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Este lunes no trabajé porque el día anterior (domingo) fui con la gente del conseyu a recoger vidrio a la playa durante de la fiesta de San Juan. Realmente dormí muy poco y primero fui al trabajo (pero llegue tarde...) y me costó mantenerme con los ojos abiertos por el cansancio.

Baila como nadie te vea - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Estamos casi en el fin de junio, y esta semana por fin se celebró el festival de baile el domingo día de San Juan. Estuve muy cansado durante toda la semana, porque pasé mucho tiempo en la escuela preparándome para el domingo.
ENLACES