USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Barcelona: Ciudad de ladrones y lágrimas-Layla Wood-SVE en España

04.06.2018 - 10.06.18

¡Qué semana! Quiero decir: ¡Qué semana de mierda!

Toda la semana tuve muchísimas ganas de ir a Barcelona, cada día mí emoción crecía más. Había buscado los lugares que quería ver y la comida que quería probar. Me encanta viajar, pero no me gusta el viaje, prefiero el destino. Me encanta estar en lugares. Eso es una cosa que he aprendido de mí misma. Antes me gustaba viajar también pero ahora es otra cosa, yo puedo decidir a dónde voy y qué haré, además nunca he visitado ciudades como en España, cada ciudad es tan diferente...

Estuve preparando todo perfectamente, pero nada me preparó para lo que me pasó en Barcelona. 

Fui el viernes por la tarde y llegué el sábado por la mañana. El viaje fue bien y era muy feliz porque por fin había llegado y el tiempo estaba bueno. Desafortunadamente no pude ir a mi Aibnb porque nadie estuvo en casa, por eso dejé mi mochila en la estación de autobuses (en una taquilla por supuesto) y salí explorar la ciudad. Me encantó Barcelona. ¡Qué ciudad! Es la ciudad más grande que he viste aquí en España. Yo prefiero las ciudades grandes porque soy de Berlín y estoy acostumbrar a estar en ellas. 

   

Tenía mi mapa y hasta la tarde vi muchas cosas. Para comer fui a la Boqueria, un mercado muy famoso. Un error muy grande. Un error porque allí un ladrón me robó el monedero. ¡Mi monedero con todos mis documentos!, mi pasaporte, mi identificación alemana, mi NIE, mi tarjeta de banco y también mi billete de autobús a Gijón. Intenté seguir el ladrón pero era demasiado rápido y desapareció. Estaba histérica. Tenía mucho miedo y no sabía que tenía que hacer, afortunadamente una familia me ayudó muchísimo. Llamaron la policía y le explicaron que me pasó y esperaron conmigo. La mujer que hablaba inglés  me reconfortó. No sé qué me habría pasado sin esta familia. 

En la policía hice una denuncia. En realidad quería volver a Gijón inmediatamente pero no pude. Tuve que quedarme en Barcelona hasta el lunes (como era mi plan) porque tuve que ir al consulado de Alemania para obtener una identificación de emergencia. No tenía muchas ganas pero eso es la vida. Después de la policía fui a mi Airbnb. Mis anfitriones eran muy amables y me ayudaron también con un poco dinero. Claro, no tenía nada más. 

El mismo día por la tarde fue por la ciudad otra vez aunque el día comenzó de forma horrible, estuve en Barcelona y tuve que aprovechar esta oportunidad. ¡Lloré muchísimo! 

El domingo fue mucho mejor. Todavía estaba triste pero hice muchas cosas buenas. Vi más cosas de la ciudad y también visite el Parque Güell. Este fue mi lugar preferido de la ciudad. Pasé mucho tiempo allí. Desafortunadamente no pude entrar en la plaza de la naturaleza porque cuesta bastante y no tenía mucho dinero. Tuve que ahorrarlo. Me divertí mucho pero siempre me acordaba del robo y entonces me ponía triste. !Triste y muy enfadada! ¡Que hijos de putas! Podría haber sido las vacaciones perfectas pero noooooooo, no es posible. Los ladrones me robaron mis documentos para que mis vacaciones fueran más complicadas y no me divirtiera. Pues, buen trabajo ladrones...

Como siempre caminé. Eso tiene algunas razones: La primera es que soy una agarrada y no quiero gastar mi dinero en tomar el metro. La segunda es que no tuve dinero... por culpa del robo, pero la razón más importante es que andando podría ver toda la ciudad. Y eso hice. Vi muchísimas cosas porque siempre caminé de un lugar al otro. 

Después del Parque Güell fui a la Plaza de Catalunya y después a la Plaza de España. De las dos plazas prefiero la Plaza de Catalunya. Es un poco más pequeña y más bonita. Para mí la Plaza de España es demasiado ruidosa y el tráfico ruina la vista. También visité la Font Mágica. Desafortunadamente fue por el día y por eso no vi la Font en acción. Cuando estuve allí algo increíble pasó, empezó a llover. En Barcelona. En Junio. No es una broma. Mi mala suerte. Siempre llueve cuando viajo. Una maldición. En serio. 

Pero no llovió mucho y después cogí el metro al centro de la ciudad. Ya sé, no tenía mucho dinero pero la Plaza de España es muy lejos del centro y ya era tarde. En el centro visité Santa María del Mar y después volví a casa. Si soy honesta, no conozco la diferencia entre la catedral y santa María del Mar. Me lo parecen muy similares... 

 

Fue un día muy largo y con el calor y, lo más importante, el robo, no pude pensar con claridad... jeje pienso que usaré esta excusa muchas veces en el futuro próximo.

<< volver

Te interesa

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

Los primeros meses - Paula Bernal - Voluntariado en Holanda

Me llamo Paula y actualmente estoy llevando a cabo mi proyecto en los Paises Bajos, en la ciudad de Den Bosch. Mis razones y motivaciones para embarcarme en este proyecto de voluntariado europeo son variadas, pero principalmente se deben a un deseo de experimentar nuevas culturas.
ENLACES