USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Demasiada Tranquilidad-Layla Wood-SVE en España

07.05.2018 - 13.05.2018

Después de la semana pasada todo era aburrido. No puedo comparar esta semana con la otra. 

Cada día fui al Conseyu e hice mis tareas. 

Gracias a mis preparativos tenía todo para mi clase de alemán y pude relajarme. Las clases están bastante bien pero prefiero las clases de inglés. Estas clases son mucho más grandes y la gente es más habladora. Es bastante duro en las clases de alemán porque siempre la pregunta gente cosas y repuesta con una frase y nada más. Es frustrante. Espero que cuando nos conozcamos mejor la gente hablará más.

Tuve dos aventuras pequeñas esta semana. La primera fue una cita en una peluquería. En realidad quise ir de compras de ropa nueva peo no era un día bueno para eso. No encontré cosas que me gustaran. Por eso estaba triste. Entonces en vez de comprar ropa fui en una peluquería. Mi pelo es muy corto pero lo tengo rizado y por eso necesito una cita asiduamente por lo demás me parece como Krusty el payaso. Y eso no está bien.

Fue una aventura porque no conozco el vocabulario de peluquerías y la comunicación entre la peluquera y yo era un poco difícil. Pero por fin nos entendimos. Tenía un poco de miedo porque en Alemania siempre tenía la misma peluquera y sabe cómo tiene que cortarme el pelo rizado. Al final estoy contenta. Las mujeres eran muy amables y creo que voy a volver para mí próxima cita. 

Otra aventura fue viernes. Loïs y yo fuimos a Oviedo para un evento. El evento fue sobre estancias en Europa con la ayuda de Erasmusplus (EVS etc.). Tuvimos que hablar de nuestras experiencias como voluntarios en otro país. Nuestros objetivos, nuestra motivación, dudas y dificultades. Era como una entrevista. Al principio Loïs habló más que yo porque así es más fácil pero después hablé también. Tenía mucho de miedo porque estábamos en un escenario delante de muchas personas. No me siento cómoda frente muchas personas cuando hablo alemán o inglés y entonces eso fue como una pesadilla. Además siempre tengo vergüenza cuando hablo español. No es lógico pero así es. Poco a poco me siento más cómoda con el idioma. 

 

Me gustó este evento y la gente era amable. Como siempre aquí en España. Creo que no he conocido a una persona mala aquí. Pero hasta diciembre tengo mucho tiempo para eso. 

Desafortunadamente hubo un tiempo de mierda para el fin de semana. No pude hacer nada. Estaba frio y la lluvia era incalculable. Muy típico de Asturias. Poco a poco estaré más acostumbra a esto. Es injusto porque en Alemania el tiempo es mucho mejor y siempre cuando llama mi hermana me dice "Uff, ¡tengo mucho calor!" ¡Cállate, hermana! No me interesa :'( 

Una ventaja de este tiempo fue que pude ver Netflix sin culpa. Por fin tuve tiempo para ver mi serie favorita del mundo: La Casa de Papel. Pero ahora estoy acabado con ella y tengo que esperar un año para la nueva temporada. No puedo, es imposible. Fue fantástico y estoy muy triste que no hay más capítulos. Hay solo una solución: Voy a ver la seria otra vez. No hay otras posibilidades para ayudarme. Por la tarde Loïs volvió a casa con unos amigos suyos. Van a quedar en nuestro piso hasta el próximo fin de semana. Una semana con tres hombres. ¿Cómo voy a sobrevivir eso? Creo no irá mal porque los chicos son simpáticos. 

<< volver

Te interesa

Celebrando mi cumpleaños- Judith Alvarez en Alemania

 Hallo!

Abandonar el verano siempre cuesta un poco, pero desde pequeña siempre hubo dos cosas que me motivaron para volver a la rutina: una volver a ver a mis compañeros de clase y otra mi cumpleaños!

Llegada a Eskola (septiembre)- Alba Villa desde Finlandia

Sinceramente llevo muchos días dándoles vueltas a esta primera entrada, no tengo muy claro qué contar ni cómo resumir este mes, así que creo que simplemente voy a empezar a escribir y veremos que sale de ahí.

Together in Diversity-Intercambio juvenil en Bulgaria (Karlovo)

Septiembre vino cargado de novedades y una de ellas consistió en que parte del Grupo de Salud e Igualdad participó en un Intercambio Juvenil en Karlovo, Bulgaria. En esta actividad participarón entidades de otros países como Rumania, Croacia, Portugal y la propia Bulgaría.

ENLACES