USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Primavera en Asturias - Luis OR - SVE en España

¡Hola! Esta semana por fin salió el sol durante un par de días, así que empecé algunas actividades más propias del verano.  Para empezar, mi amigo David me enseñó algo muy típico de los Gijoneses: tomar sidra con pipas en la famosa Cuesta del Cholo, en Cimavilla. El sitio es precioso con las vistas al puerto y la puesta del sol. Nos quedamos un rato hasta que empecé a pasar frío. Todavía no es verano tampoco. Me encantan ese tipo de tradiciones tan sencillas como juntarse y tomar algo. Eso es muy español y lo echaré de menos en el momento de marcharme. 

                                                         

El martes, asistí a una formación de conducción vial con algunos jóvenes y una formadora que provenía de una auto-escuela de la ciudad. Duró un par de horas y fue muy interesante. No era solo un curso teórico más bien una  reflexión sobre los riesgos de conducir en general y sobre todo en el tema de los consumos de alcohol y la utilización del móvil. Para sensibilizar en este último tema, hemos podido probar una simulación con gafas de visión virtual qué reproducía la conducta peligrosa de un chico por culpa del móvil. Y el recorrido acaba con un accidente así que da mucho de qué pensar. Era muy divertido y creo que ayudara a los jóvenes en el futuro (por qué todavía no tenían el carné).                                                      

Al día siguiente me decidí a dar un paseo por la playa para aprovechar el buen tiempo. Qué gran sorpresa ver el oleaje y que el agua llegaba hasta el paseo marítimo, la playa desapareció y no podía caminar por ella con mis zapatos. Pasé un rato por allí admirando las olas y disfrutando del sol. Para mí es especial vivir en una ciudad costera e intento aprovecharlo cuando puedo.

          

Acabé la semana con una visita improvisada de otra parte de Gijón, el Cerro de Santa Catalina. Cerrando la bahía por un lado, siempre estuvo un sitio importante estratégicamente y hay restos archeologicos como un bunker más reciente de la dictadura. Hoy en día la vista está completamente  cerrada por el impresionante y cada vez más grande Puerto del Musél. Nos quedamos un rato viendo la actividad de esté porque el cielo no estaba bastante despejado para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.                                       

Y como tengo que hacer un poco de deporte también, el sábado fui a jugar en un torneo de fútbol con los Erasmus de Gijón en Oviedo. No conocía a mucha gente (ni siquiera a mucha gente de mi equipo) pero lo pasé de maravilla y al final ganamos el torneo! La mejor manera de acabar la semana. Ahora me toca viajar durante el puente de mayo, os contaré eso la próxima semana J

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES