USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Dos meses-Cristina Castro - SVE en Malta

Febrero empezó lleno de color, luces y música. Los Carnavales malteses no dejan indiferente a nadie con sus enormes carrozas, que además de tener luces y música, ¡se mueven!. Las personas que componen ´las charangas´ portan trajes espectaculares mientras hacen un tradicional pasacalles por el centro de la capital, Valletta, el día 'grande´ de las fiestas, lunes, aunque la festividad tiene una durabilidad total de quince días, donde los encuentros carnavaleros se suceden en un pueblo tras otro a lo largo y ancho de toda la isla. El primer fin de semana de Carnavales la fiesta estrella es en Gozo, la otra pequeña isla situada al norte que también forma parte del país. Hacia allí nos dirigimos todo el grupo de voluntarios que realizamos el programa en Inspire (nuestra asociación). El transporte público en Malta, además de temerario, se hace muy largo y pesado ya que se utilizan rutas enrevesadas, por lo que dos horas y media en un par de autobuses, media hora de espera para el ferry y media hora de trayecto marítimo después, conseguimos sumergirnos en los famosos carnavales. Muchos bailes, mucha gente de muchas nacionalidades, mucha originalidad en disfraces, y muchas carcajadas (sobretodo las que llegaron a la hora de desandar todo el recorrido para volver a casa). No faltaron tampoco en dichas semanas los frixuelos, creps para los amigos, ya que para mis compañeras y compañeros franceses, irlandeses y griegas, se les complica lo del bable.

Entre tanto, siguen llegando voluntarios, y otros terminando. Cuando nos hemos querido dar cuenta y sin quererlo, somos seis españoles: dos catalanes, dos asturianos, y dos valencianos, así que directamente desde la organización ya nos llaman con cariño 'el spanish team´.

Y par terminar con el mes de febrero, nos tocó colaborar en la Marathon anual. Nuestra mision: proveer a los corredores con pequeñas botellitas de bebida energética de uno de los patrocinadores, para que mantuvieran la hidratación. Un gran trabajo en equipo.

Entramos en marzo, donde a titulo personal, seguí con gran entusiasmo la histórica huelga feminista española, y acudiendo a la concentración maltesa por los derechos de la mujer, de suma importancia ya que la fuerte influencia religiosa del país se ve, por desgracia, reflejada en leyes tales como la prohibición del aborto en todos los supuestos. Queda mucho trabajo por hacer a nivel nacional, europeo e internacional, por lo que seguimos trabajando y aportando sin descanso en cualquier lugar.

Tocaba también este mes la realización de un encuentro de nuevos voluntarios sujetos al programa que colaboran en diversas organizaciones para compartir experiencias, impresiones y darnos soporte mutuo. Fue una gran experiencia que tuvimos la suerte de vivir en uno de los hoteles de la zona centro de la isla, con bonitas vistas y amigable hospedaje. Hicimos nuevas amistades con las que seguir compartiendo nuevos planes a lo largo de este año.

En definitiva, que el tiempo sigue transcurriendo más rápido de lo que nos gustaría, y seguimos viviendo la experiencia con mucha ilusión.

Celebrando carnaval con los usarios del centro dentro del programa de personas con diversidad funcional no autónomas 

Training en Silema con el resto de nuevos voluntarios de otro programas 

 

Cinco de los seis españoles que trabajamos en Inspire 

 

Una de las pancartas en maltés de ka manifestación por los derechos de la muner del 8 de octubre 

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES