USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mi primer mes en Lodz-Mateo Quevedo-SVE en Polonia

Hola, buenos días, o como se diría en polaco: "Dzień dobry". Me llamo Mateo Quevedo Montes y soy un gijonés de 25 años que desde hace un mes está cumpliendo uno de sus sueños: formar parte  del  proyecto  Erasmus,  en este  caso concreto  en  Łódź,  Polonia.  Espero  que  este  sea  la primera  página  de  una  serie  de  entradas  acerca  de  mis  aventuras  y  desventuras  por  tierras polacas.  Sin más dilación procedo a comentaros un poco como han sido mis primeros 30 días aquí.Quisiera  empezar  hablando  de  mi  proyecto:  mí  cometido  aquí  consiste  en  colaborar  como profesor en un colegio primario, con alumnos que van desde los adorables 6 años de edad y sus continuos abrazos; hasta los más rebeldes de 13 que no callan ni debajo del agua. Como os podéis imaginar, es  una completa locura: voy de aula en aula, ayudando a los profesores de inglés, participando en diversos juegos y manualidades, e incluso llevando a cabo mis propias lecciones de español. A pesar de que apenas tengo manera de comunicarme con la mayoría de mis  alumnos,  es  un  trabajo  absolutamente  genial  y  da  gusto  levantarse  cada  mañana  para recorrer los 45 minutos en tranvía que me separan del colegio.

 

 

En segundo lugar, quisiera hablar de Łódź, la ciudad en la que me encuentro. Cuando se habla de Polonia, lo  normal es mencionar únicamente a Varsovia y Cracovia (mismamente, yo ignoraba la existencia de  Łódź  hasta que me interese por este proyecto); sin embargo, esta ciudad es la tercera en importancia y población y posee una atmosfera muy atractiva. La influencia de las universidades insufla de vida sus calles, especialmente Piotrkowska, su avenida principal, repleta de tiendas, bares y rincones secretos por descubrir. Lamentablemente, al poco de mi llegada el frio centroeuropeo hizo acto de presencia, lo cual  unido al cambio horario nos deja muy pocas horas de luz para aprovechar debidamente el día. No obstante, Łódź  sigue ofreciendo todo un abanico de actividades por realizar y estoy seguro de que con la llegada de la primavera sus enormes parques y bosques supondrán una oferta irresistible para pasear y realizar picnics.

 

 

Por ultimo, pero no menos importante, quisiera hablar de mis compañeros de voluntariado. Esos que hacen de la experiencia Erasmus algo totalmente único e irrepetible, formando un ambiente  multicultural  plagado  de  diversas  lenguas,  costumbres  y  nacionalidades;  tan diferentes como sorprendentes. Por un lado, mis 3 compañeros de piso (una chica turca, un italiano y otra española), con los cuales uno nunca se aburre: desde formar un tándem para mostrar canciones patrias tan clásicas como "La Mayonesa" o disfrutar de la cocina italiana más apasionada. Por otro, el resto de voluntarios aquí en Łódź  provenientes de todas las partes de Europa y que siempre están disponibles para conocer la ciudad, tomar una cerveza o, porque no, salir de fiesta por las numerosas discotecas polacas.

     

 En fin, este podría ser un brevísimo resumen de mi primer mes como voluntario en Łódź. Espero haberos convencido de que, si alguna vez tenéis la oportunidad de uniros a un proyecto EVS; no lo dudéis y os lancéis a una experiencia inolvidable. Hasta la próxima entrada. 

<< volver

Te interesa

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

Pueblos marítimos - Cristian Mirto - Voluntariado en España

En este periodo, después de volver a Gijón desde el viaje a Barcelona, retomé mi rutina de vida. Los cursos de inglés y italiano siguen yendo como la seda. Además, en mi tiempo libre tuve la oportunidad de explorar los alrededores de Gijón y descubrir nuevos lugares en las cercanías.

Julian Gonzalez - Abril - Voluntariado en Austria

Este mes ha sido un mes de locos por Viena. El tiempo es prueba de ello, hace dos semanas iba a trabajar en manga corta temiendo quemarme al sol y estos últimos 3 días, no ha dejado de llover.
ENLACES