USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Roma, la ciudad del arte - Patricia Hernandez - SVE en Italia

Hola a todos, me llamo Patricia y ahora mismo estoy realizando un SVE en Roma, ciudad del arte.

El porqué decidí embarcarme en este proyecto fue porque, a veces, cuando uno se estanca en un mismo lugar que no le gusta termina buscando un cambio. Cuando supe de este proyecto, había cosas que no me terminaban de convencer, pero al final, decidí dar el paso.

En cuanto supe que me habían escogido, mi cuerpo se convirtió en un cúmulo de sensaciones, especialmente, cuando trataba de saber en qué consistía realmente el proyecto, apenas daban información, por más que preguntaba las respuestas no eran claras, por lo que, la sensación de miedo, angustia incluso de rabia se incrementaban según iban pasando los días.

Ya una vez en la Casa Familia de Itaca, al ser pasadas las 21:00 solo conocimos a los educadores que estaban de guardia, siendo una de ellas mi tutora, Concetta, que para ser sincera he tenido una suerte enorme al tenerla como tutora. La verdad es que todos fueron muy amables, incluso nos habían preparado la cena.

En los días sucesivos fui conociendo al resto de los educadores con los cuales bromeas de vez en cuando echándote unas risas, uno no hace más que pedirte que hagas una paella, otro te llama la bimba, por dormir abrazada a tu almohada como una niña pequeña. Lo importante es que consiguen sacarte una sonrisa cuando más lo necesitas.

Las semanas han ido pasando y la adaptación a un nuevo entorno, una nueva cultura, tratar con personas que no conoces de nada y que son completamente diferente a ti nunca es fácil, pero, poco a poco, uno se va adaptando, es cierto, que a veces, se hace cuesta arriba, pero otras veces, se hace más ameno, lo importante, es disfrutar del momento.

Con respecto a la relación con los chicos, la verdad que me ha sorprendido, si empleas las herramientas adecuadas se pueden conseguir grandes cosas, no sólo, empiezas a ver como crecen como persona, sino que además, empiezas a empatizar con ellos lo cual te provoca alegría, orgullo... Pero no siempre es fácil.

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES