USUARIOS
 MENU
europa

Europa

España a través de los ojos de una griega-Cristina Athanasopoulou-SVE en España

Hoy querría abordar las diferencias y las semejanzas ente España y Grecia. ¿ Somos diferentes? Sí...pero ¿hasta qué punto? Vamos a meter en el microscopio (palabra griega=plb gr) estas dos culturas impactantes.

Antes de empezar el intento del análisis(plb gr) de las cosmovisiones, sería prudente mencionar que por azar vi por Internet una playa en Asturias que se llama playa de la Griega. La verdad es que no fui allí durante el verano porque la descubrí muy tarde pero sería un placer visitarla salvo que voy a poder gozar de la playa en el sentido normal.

 

A lo largo de los siglos, estas dos culturas han afectado la una a la otra en nivel lingüístico, nutricional-alimentador, mental, y cultural. Es evidente que el griego influyo en el español entre otros idiomas y de hecho oficialmente hay 17.000 palabras que tienen su origen en el griego. La mayoría de estas, son entrelazadas con las ciencias, algo muy lógico (palabra griega) mientras  Grecia fue la madre de las ciencias médicas, las matemáticas (plb gr), la filosofía(plb gr) y del teatro(plb gr).  Hay una canción ´´Mi último tango en Atenas´´, que está escrita en español y utiliza únicamente palabras griegas excepto el coro. Escuchadlo...es muy interesante!

En cuanto a la comida...jaja!! Mejor dejaba que hablara mi peso...estoy de broma. No quiero quejarme pero sé que si había nacido en otro país sería más delgada. La comida tanto en España como en Grecia es el DIOS. Todavía más si vives en Asturias...Quizás se trata de un síndrome (plb gr) de carencia de comida que emana de las guerras que ambos los países tuvieron que enfrentar a lo largo de los siglos. ¿Quién sabe? Comemos muchísimo...nos gusta! Es como un pasatiempo. ¿Qué sueles hacer en tu tiempo libre? Comer es una respuesta muy  probable!!

Además, respecto a la mentalidad en mi opinión tenemos  muchas similitudes. Disfrutamos de la vida! Nos gusta salir, reír a carcajadas, beber, entablar amistades, enamorarse...Y compartimos casi los mismos problemas sobre las deudas y el sector laboral en general...jaja. El mediterráneo es un tesoro del que podemos disfrutar y por eso hay un coste...el resto a la imaginación.

 Sin embargo, hay cosas que no pasan en Grecia y deberían integrarse en nuestra cultura. Por desgracia, en Grecia los conductores no paran nunca. En serio, si eres europeo y vas a visitar Grecia ten en cuenta que los coches pueden atropellarte. En Grecia no esperamos los semáforos y siempre la velocidad está por encima del límite. Es un círculo vicioso. Entonces, al pisar por las calles en Grecia tened cuidado.

Aparte de esto, una diferencia muy notable, que para mí es un choque, es el hecho que los españoles que tienen una edad (para decirlo con discreción) salen y se divierten ede la misma manera que los jóvenes. Por ejemplo, mis padres nunca podrían salir por un bar en Grecia. Los bares son solamente para los jóvenes y los más viejos en Grecia suelen salir por lugares más tranquilos donde se escucha música griega o jazz. La única excepción son la mpouzoukia. Aquí en España, no hay estos estereotipos. En cualquier lugar puedes encontrar tanto jóvenes como mayores. No sé si esta acostumbre coincide con la cultura griega pero es algo diferente y quizás un día pasará lo mismo en Grecia.

 

Más o menos, estas son mis apuntes sobre las cosmovisiones ente España y Grecia...Con el paso del tiempo descubriré más por supuesto...

Que tengáis un buen finde...

Cristina     

<< volver

Te interesa

Septiembre 2020 - Luzia Carrero desde Alemania

Nuestro objetivo de este mes era por fin visitar Praga. Ya teníamos todos los billetes y el alojamiento reservado y cosa de 5 días antes se decretó zona de riesgo, así que...

Mes de septiembre en los Países Bajos- Alexandra Vilana desde Holanda

Septiembre ha sido un mes de vuelta a la rutina en 's-Hertogenbosch: las escuelas han vuelto a la normalidad, las nuevas voluntarias han llegado y nosotras hemos retomado nuestros horarios aquí, tras haber pasado el agosto con la familia.

Julio, un punto y final (casi)-Isabel Langa desde Austria

Desde el momento en el que decidí quedarme un año más en Viena, las despedidas se volvieron surrealistas. Mi cerebro no terminaba de computar que volvía a España tan solo de vacaciones...

ENLACES