USUARIOS
 MENU
europa

Europa

La primera semana  - Agne Dainauskaite - Prácticas Erasmus+

Hay que admitir que la primera semana de mi vuelta al Conseyu fue bastante dura, la verdad. No es la primera ni la segunda vez para mí que estoy aquí pero siempre me cuesta un poco adaptarme a la vida española. Esta vez, como ya he terminado mis estudios, todas mis preocupaciones giran en torno a qué es lo que quiero hacer con mi vida. Y la verdad es que no tengo ni idea, así que la semana pasada estuve un poco triste. Pero aun así he hecho varias cositas que iluminaron mis días.

Los primeros días de mi llegada fueron bastante soleados y calurosos, así que aproveché para ir a la playa y tomar un poquito del sol. Sé que es casi imposible para mÍ estar bronceada por lo pálida que estoy pero al menos lo intenté, jaja. Aunque todavía no me atreví a bañarme, ¡el agua me parece helada! Sin embargo, espero poder hacerlo algún día este verano, solo necesito que haga mucho, mucho calor (que no es muy probable en Asturias).

En el Conseyu todo bien, sólo tuve que recordar algunas cositas pero en general nada cambió, por eso parece que siempre he estado aquí. Una cosa que ahora es diferente es que ya somos 5 voluntarios: tenemos dos voluntarias nuevas que van a reemplazar a Sarah y Hauke. ¡Pero por ahora somos un equipo grande y todos nos llevamos muy bien!

El primer día de la llegada de las nuevas voluntarias los miembros del equipo del Conseyu fueron a comer todos juntos y después paseamos un poco por la ciudad. Por la noche nos reunimos otra vez para ir a tomar algo y conocernos un poco mejor.

  

El viernes mi novio, un par de amigos suyos y yo nos fuimos al Metrópoli, una feria de películas y libros famosos. Me han dicho que la feria cada año es peor, y la verdad es que no me gustó mucho, sobre todo porque no soy una fan de esas películas, pero también es verdad que había menos cosas de lo que me imaginé.

El finde lo pasé en Candás, el pueblo donde vive mi novio. Sentía la necesidad de relajarme un poco y lo hice, el sábado nos fuimos al cine a ver Gru 3, que como esperaba no fue mejor que la primera parte, pero los minions siempre molan mucho. El domingo fue un día aun más tranquilo, durante la primera parte del día paseamos un poco por el pueblo y comimos los helados más ricos del mundo y por la tarde me fui a Gijón.

 

Hoy es el lunes, el primer día de la semana; el cielo está nublado, llueve cada poco y parece que estamos en otoño.  El tiempo siempre afecta a mi humor, pero espero que con la llegada del sol me sienta mejor y que al final se resuelvan todas mis dudas.

Hasta la próxima semana,

Agne

<< volver

Te interesa

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

Pueblos marítimos - Cristian Mirto - Voluntariado en España

En este periodo, después de volver a Gijón desde el viaje a Barcelona, retomé mi rutina de vida. Los cursos de inglés y italiano siguen yendo como la seda. Además, en mi tiempo libre tuve la oportunidad de explorar los alrededores de Gijón y descubrir nuevos lugares en las cercanías.

Julian Gonzalez - Abril - Voluntariado en Austria

Este mes ha sido un mes de locos por Viena. El tiempo es prueba de ello, hace dos semanas iba a trabajar en manga corta temiendo quemarme al sol y estos últimos 3 días, no ha dejado de llover.
ENLACES